jueves, 27 de noviembre de 2008

Qué aguante...

Un estudio (me río yo de las estadísticas... pero, en fin, era una notícia bloggeable...) ha dicho que una mujer puede tener hasta sesenta orgasmos seguidos.

Preguntas que me vienen a la cabeza:

- Sesenta son muchos, ¿no?
- ¿En qué se basan para sacar esta estadística? ¿Qué mujer ha conseguido tal proeza?
- En caso de existir esa mujer, ¿cuánto rato estuvo dale que te pego? ¿Y sin comer, ni beber, ni dormir? ¿O hacía como los ciclistas, que les van dando botellines de agua y barritas energéticas mientras ellos siguen sin parar?
- A lo que se me ocurre: dicha mujer, ¿sigue viva? ¿O después de la sexagésima vez se quedó en el sitio?
- Si dicha mujer sigue viva, ¿no acabó escocía con tanto trajín?
- Y lo más importante: ¿cuántos hombres le hicieron falta para la odisea? Porqué no creo que fuera uno solo...







(- Si fue uno solo, ¿quién es? ¿Dónde vive? ¿Cómo puedo contactar con él?

14 comentarios:

Tessi dijo...

jajajajajjaja, que entrada más buena!!!!!
Lo que me estoy riendo, por favor!!!
Me he quedao a cuadros con la noticia, jajajajajjaj

Kiko dijo...

No he sido yo.

Pecosa dijo...

¡Jajajajajajaj! Kiko, menos mal que no has dicho lo contrario. En ese caso, se te habría colapsado la Serie B con mensajes cachondos de mujeres calentonas... Hombre, pensándolo bien, quizás tendrías que haberlo hecho ;)

Tessi: la verdad es que es de lo más gracioso. Yo quizás lo veo exagerado, no sé... Yo no lo consideraría muy fiable. ¡Un saludo!

Pi dijo...

Yo creo que el único Varón capaz de conseguir eso se llama Finger, o es de mentiras.

Danielovich dijo...

Creo que a esa mujer le entrará la risa floja cuando le digan que un piloto de F1 debe aguantar unas 180 pulsaciones por minuto durante hora y pico. "Qué poco aguante", declararía a continuación.

Pecosa dijo...

Pi: pues sí, chica... Ahora, con un tubo de spray para los calambres al lado, por si las moscas...

Danielovich: no te extrañe... Esa mujer debe ganar todas las triathlones fijo. Un corazón de acero, debe tener.

Anónimo dijo...

Bueno: ya tú sabes todo lo necesario como para que no comente nada yo, no es así?

Besos

Gonza

Pecosa dijo...

Ay, Gonza Gonza... A ver si va a ser a ti, picarón, a quien le lleguen proposiciones indecentes de más de una de las que lean tu comentario... Lástima que salgas como Anónimo

Anónimo dijo...

je, te parece?
Fue sólo una cuestión de suerte, joder! no se ha repetido. Aunque nunca se sabe no?

besos

Gonza

oxalus dijo...

Espero que Ratman (aunque de sobras, y sin conocerte demasiado, sé que no necesitas 60 corridas de golpe) siga tu blog.

...
...
...

Aunque a nosotros, con corrernos una vez nos vale, oiga ...

¡Que no somos el Rafa Nadal, joder!

¡¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja!!

Pecosa dijo...

Ratman no lo sigue. Este blog es míííooo, sólo mííío... Sólo lo conoce mi mejor amiga. ¿Por qué lo decías?

No te equivocas, no necesito 60, te lo aseguro. No sea que forcemos la máquina y la dejemos KO. Eso sí sería una putada.

oxalus dijo...

Perdón ... quería decir que espero que NO siga tu blog.

¡Pobrecito, se deprimiría! ¡Ja, ja!

vittt dijo...

pero sesenta orgasmos seguidos de qué? visión nocturna, una epifanía, agujetas? el estudio me parece incompleto, necesito datos.

Pecosa dijo...

Me parece que seguidos de una operación quirúrgica para reconstruirlo todo, porque la mujer debe quedar hecha mierda.