domingo, 29 de noviembre de 2009

Ahora ya no puedo decir que nunca me ha pasado

Esta mañana, tras levantarme, tomarme el café y quedarme haciendo tontadas hasta última hora; me he vestido deprisa y corriendo (y con la luz apagada, otra vez. ¿¿Porqué coño no enciendo las luces?? Ya, es de rata, si ya lo sé) porque hacía tarde.

Hemos ido hasta la estación a buscar a mi madre...

Hemos ido hasta la pizzería...

Hemos comido...

Salimos de la pizzería y, mientras esperamos en un semáforo, me dice el novio de mi hermana: "oye, que las botas..."

Me las miro. "¡Hostia...!"

...

Hemos tenido que subir a casa. Y le he pedido a mi hermana que me hiciera una foto.


viernes, 27 de noviembre de 2009

¡Venga! ¡Operación renove!

Pues nada, que como cada vez vamos acomulando más y tal, y a lo mejor en enero ya no estamos; pues que me voy a cubrir las espaldas y hacerme unos mueblecillos y eso.

Aquí los bocetos:





Pues hala, que ver un duro no veré, pero me va a quedar el piso de lo más apañao.

El 14 de diciembre me lo traen todo. Para las Fiestas. Feliz Navidad, Pecosa.

martes, 24 de noviembre de 2009

Conversación mañanera mientras tomamos el café

HERMANA: - ¿Te acuerdas del [nombre propio] del cole?
PECOSA: - ... Pues no...
HERMANA: - ¿No te acuerdas que hubo un niño del cole que intentó bajar las escaleras con el culo en la barandilla y se cayó?
PECOSA: - ... ... Hostia... sí... ¡Sí, sí que me acuerdo...! Uff, se lió la de San Quintín aquél día... Se cayó por el hueco de la escalera hasta abajo, ¿no? Joder, no me acordaba... Qué fuerte fue...
HERMANA: -Sí, es que ayer hablando con el [nombre propio del nuevo novio de mi hermana, también alumno de nuestro colegio, al que ha conocido mediante el Facebook] salió el tema de este chico. Yo ya ni me acordaba.
PECOSA: - Lo que es la mente... Lo tenía totalmente olvidado. Además le quedaron secuelas, ¿no?
HERMANA: - Sí... A ver, seguía yendo al cole, pero claro: cayó de cabeza. No sé bien qué le debió pasar, pero quedó como con un punto de deficiencia... Muy mínimo, pero sí...
PECOSA: - Jo, qué fuerte... Ni me acordaba ya...

Breve silencio.

HERMANA: - ¿A que no sabes a qué se dedica ahora?
PECOSA: - ...
HERMANA: - Es actor porno.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Las cosas de trabajar en la esquina

¿¿NO QUEDA CLARO EN EL CARTEL DE LA ENTRADA QUE ESTO ES UNA TIENDA DE MUEBLES??


1. Entra una señora x:

- Hola, quería una caja de nosequeína con nosequeol.
- Eeeem... Es que esto no es la farmacia -digo mirando alrededor, como diciendo "¿o es que no lo ves?"-. La farmacia está al lado.
- Pero la cruz de la farmacia esta aquí -cazurra, la señora.
- (¬¬) Ya, pero esto no es la farmacia. Esto es una tienda de muebles.
- Ah... -dice mientras se gira y sale lentamente de la tienda, estudiándosela con la mirada. Ni dice adiós ni nada.

La gente es la hostia (y las señoras, más).


2. Entra una chica x:

- Hola, quería informarme sobre precios - dice mientras se sienta.
- Muy bien, ¿qué necesitas?
- Pues me interesaba estudiar inglés, y...
- Ya... No, es que aquí no es...
- ¿Esto no es la academia de idiomas?
- No, la academia de idiomas es la puerta de al lado...
- Ay, perdona,¡ jajaj!

Las chicas al menos se ríen y disculpan, pero anda que no jode a día de hoy que la poca ente que pueda entrar a pedir precios a la tienda, no quiera precios de muebles, sinó de cursos de idiomas.


Tanto el caso 1 como el caso 2, casi cada día.



¿¿NO QUEDA CLARO EN EL CARTEL DE LA ENTRADA QUE ESTO ES NO ES UN PUNTO DE INFORMACIÓN??

- "¿Dónde está la farmacia?" (Sí, la misma a la que hacía referencia antes)

- "Perdona, ¿sabéis dónde hay una comisaría de policía?"

- "¿Sabéis dónde puedo encontrar algún sitio para depilarme?"

- "Estoy buscando el número 164 de esta calle y no lo encuentro, ¿sabéis dónde está?" (Con este número no sé qué coño pasa pero no lo encuentra nadie. Yo creo que es algún local ilegal o clandestino).

- "¿El consulado dominicano está por aquí?"

- "¿Sabéis de alguna cafetería agradable y que hagan el café bueno?"

- "Me han mandado al Molí Vell a comprar pan. ¿Sabéis dónde está?"

- "Hay una Sirena por aquí cerca, ¿no?"

- "¿Hay algún sitio por aquí que hagan fotos de carné? Es que he llevado unas para renovarme el DNI y me han dicho que tiene que ser con el fondo blanco, así que me las tengo que repetir" (Ya cuando te cuentan su vida es la hostia).

... Entre otras.


No, si comprar no comprarán, pero dar por culo lo dan un rato.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Lecciones de vida

"¡Bien, por fin una buena noticia!"

...

"Vaya por Dios, ya estamos de bajón otra vez".




***



Viernes noche sola en casa: "¡Guay! ¡Esta noche estoy sola!"

...

Sábado noche sola en casa: "Jo, ¿otra vez sola...?"



***



"Joder, a ver si me aceptan algún presupuesto guapo...".
"Joder, a ver si me aceptan algún presupuesto guapo..."


...

"¡Me han aceptado un presupuesto guapo!"

...
Al cabo de una hora: "Joder, acaba de llamar la del presupuesto guapo para decir que al final no se lo hace".



***



"Venga, que me voy a hacer una foto de los dientes".

Me la hago con el móvil pero no la puedo pasar al ordenador.
Así que, hasta que no tenga la Olympus arreglada, no hay foto.



***



"Venga va, voy a hacerme una pizza sin caerme con la tapa del horno".

Hago la pizza y, antes de llegar a la mesa, se me cae la pizza al suelo. Boca abajo.



***



Esta semana mi vida ha estado llena de lecciones morales y leyes de Murphy.

jueves, 12 de noviembre de 2009

¡¡LIBERACIÓÓÓN!!

Después de dos años y medio de mordeduras.

Después de dos años y medio de heridas.

Después de dos años y medio de molestias.

Después de dos años y medio de no poder dar besos apretados (cuando le das un beso a otra persona apretándole la cara fuerte, ¡mmmmmmmuá!).

Después de dos años y medio sin comer chicles.



Después de dos años y medio sin poder usar la boca de forma normal y corriente...

... ¡¡¡POR FIN ME HAN QUITADO LA ORTODONCIA!!! ¡¡¡BIEEEEEEEEEEN!!!


¡¡Ooooooh!! ¡Qué gustazo pasarse la lengua por los dientes y que estén taaan suaves!

¡Qué gustazo comer sin que se meta la comida entre los brackets!

¡Qué gustazo comer chicles! ¡Y dar besos apretados!

¡¡¡OOOOOOH!!! ¡¡¡QUÉ GUSTAZO TODO!!!

martes, 10 de noviembre de 2009

Ahora a sacarle foto a todo, ya verás...

Cuando era pequeña, era la única de mi casa que sabía como funcionaba el vídeo, o cómo se grababa una cinta de cassette a una virgen. O cómo se sincronizaba un mando de estos universales para nuestro modelo de televisión.

Bueno, ya no es el caso. La lumbreras de la tecnología ha pasado a ser una auténtica patata para todo lo que tenga que ver con la electrónica. Hay demasiadas cosas, y todo va demasiado rápido. A la que se pierde un poco el hilo, uno ya no se entera.Y si, además de de estar pez total, se pasa de esto

a esto otro

pues el show ya es tremendo...



Ratman fue el otro día a cambiar los puntos por un móvil nuevo porque el mío se escuchaba fatal (normal, con las hostias que se ha llevado en cinco años demasiado me ha durado), y me apareció con el modelo de la fotografía de arriba.

PECOSA: -¿¿ESO ES MI NUEVO MÓVIL??
RATMAN : - Sí, es una gama sencilla, pero está bueno...
PECOSA: - ¿¿Sencilla??

Había que verme la cara de idiota toqueteando la pantalla, flipando y diciéndole a Ratman "¡¡PARECE UN ORDENADOR!!" y Ratman mirándome con cara de "pobrecita..."


Al día siguiente, me lo llevo al curro:

COMPAÑERA: -¡Halaaa! ¡Qué caña!
PECOSA: -¡¿Has visto que nivel?!
COMPAÑERA: - ¡Ya te digo! Es digital, ¿no?
PECOSA: - ¿Cuando dices "digital" quieres decir "táctil"?
COMPAÑERA: - Sí.
PECOSA: - (¬¬') Sí, lo es.



Y como estoy entusiasmada con el hecho de tener un móvil que haga fotos y vídeos en los que se distinga a las personas, y tener cable USB para pasarlo todo al ordenata, pues voy a colgar algunas cosas interesantes (o, más bien, que una cree interesantes cuando tiene juguetito nuevo):



Los nuevos contenedores de la ciudad (¡qué majos y qué redonditos!)




Dos Barbies gigantes diciendo: "¡Hola, Barcelona!"



video

Mi paseo desde la parada del metro hasta el curro (la gente me miraba mientras filmaba esto...)




Y había grabado a mi compañera cantando Serrat, pero las grabaciones de voz no me deja colgarlas.



viernes, 6 de noviembre de 2009

Y eso que no llevo ni medio vasito de vino

No sabéis lo que me está doliendo escribir esto.

Me acabo de pegar, literalmente, un hostión tremendo. Pero de los de verdad.

Hoy estoy sola en casa. Estaba cenando. Quería ir a la cocina a buscar algo. Mi cocina es muy pequeña y he entrado sin encender la luz. Al entrar he tropezado con la tapa del horno, que la había dejado abierta (me he hecho una pizza) y he caído encima de la tapa y hacia adelante, directa al fregadero. El módulo del horno con los fogones (que es independiente) se ha venido hacia mí, se me ha caído la cafetera encima con el consecuente baño de café, se ha caído la tapa del módulo por ahí... Un escándalo brutal, y lo que aún no sé es cómo no me he dejado la cabeza, los dientes o lo que sea en el fregadero. El súper-caidón-estruendoso ha durado como cinco o seis segundos, que se me han hecho eternos y recuerdo a cámara lenta. Hacía tiempo que no me temblaba el cuerpo después de una caída como me ha teblado hoy.

De la hostia que me he dado no recuerdo qué coño iba a buscar a la cocina. El diagnóstico final simplemente consiste en cortes y magulladuras, tener que ducharme y cambiarme la ropa y limpiar la cocina de café.

De ahí lo de que me duele escribir este post. Cada vez que muevo un dedo para apretar una tecla veo las estrellas.

lunes, 2 de noviembre de 2009

No hay suficientes manicomios en el mundo...

Cosas que vemos o nos pasan cuando salimos a la puerta de la tienda a echar el cigarrito:

- La señora del arroz. Ésta es habitual del barrio. Es una mujer de unos cincuenta y tantos que se pasea con una bolsa de plástico llena de arroz. Cuando pasa por al lado de un container de basura o una papelera, coge un puñado y, rápida y disimuladamente, lo lanza bajo de la papelera en cuestión. Además habla sola.

- El señor que mea en la calle. Tuvimos el privilegio de observar como un señor de unos setenta años aparcaba el coche en el chaflán, bajaba de él, se bajaba los pantalones y meaba. Tan tranquilo. Ahí. Delante de nosotras. Se subió los pantalones, se montó de nuevo al coche y se fue. Todo esto en plena esquina de dos calles con más tráfico que el que hay en la Zona Franca.

- El pintor educado. Un chico de unos treinta años, vestido de pintor, cruza el semáforo y se dirige hacia mí con la mano extendida y la mirada perdida. Cuando lo tengo delante me dice: "¿Me das la mano?", a lo que respondo desconcertada "No..." mientras me meto en la tienda.


¿¿Es que no hay gente normal??

domingo, 1 de noviembre de 2009

Mia por una noche


(Tras algunas semanas de exposición de la foto original, me he editado un poco el careto. Me ha dado por ahí, mira)