lunes, 18 de octubre de 2010

Patapám

Hoy es uno de esos días que cuando suena el despertador no te lo puedes creer. Te da la sensación de que te acabas de acostar, de que no has tenido fin de semana y no concibes que empiece la (puta) semana otra vez.

El café mañanero no me ha servido de nada, ni el antiojeras, ni el decir "voy a ponerme mona, que así el día pasa más ameno" (cosas de mujeres); voy zombi perdida, y tengo cara de no haber dormido en toda la noche.


Zombi o no zombi, hay que ir a trabajar. He bajado a la calle con el bolso, la mochila con el portátil dentro (tengo que hacer un panfleto para la tienda ¬¬), el termo y una carpeta (la entrada de hoy iba a ser sobre lo que contiene la carpeta, pero casi que lo dejo para otra ocasión). Parecía que iba al cole, con tanta cosa. Caminaba y escuchaba como dos señoras delante mío comentaban que "esta mañana hacía mucho frío, más que ahora", y yo pensaba en que "joder, ¿a qué hora se levantan las marujas? Para mí esta mañana es ahora...". Mientras tenía estos pensamientos tan profundos y trascendentales, he sentido como mi pie derecho resbalaba y toda yo caía a cámara lenta sobre mi lado izquierdo. Mientras caía, pensaba "controoola, controoola... No, no puedes, te vas a caer". Y me he caído al suelo, ahí, en plena calle comercial, un lunes, a las diez de la mañana. Comentar también que llevo desde el sábado con una contractura en el cuello, gracias. (Tranquilos, no me he hecho daño, he caído sobre la mochila, el termo, la carpeta y el bolso).

Un chico en bici y una señora se me han acercado al instante preguntándome si estaba bien, mientras yo decía en voz alta, ignorándolos: "¿¿pero con qué me he resbalado??". Y entonces he visto un trozo de fruta medio aplastada a un metro de mí, aún tumbada en la acera, pasando de la señora que me recogía la carpeta y el termo e intentaba ayudar a levantarme. La fruta es sana, dicen. Los cojones, la fruta mata.

"Tendrías que mirarte la tensión, hija", me dice la señora. "Ah, no, mujer, si ha sido un resbalón...". "Es que hay que irse mirando la tensión...". "No, no, señora, me he resbalado con una fruta, y yendo tan cargada pues me he ido al suelo". "Aaah, vale... Si es que las mujeres siempre vamos cargadas". Yo siempre voy cargada, sí, pero hoy más.


Voy a aprovechar para actualizar la columna de las torpezas de la derecha, que hacía tiempo que no me caía. (Aprovecharé también para añadir a la columna que el otro día se me cayó un cepillo de dientes al water).

En fin, que ha empezado la semana. Feliz lunes.

23 comentarios:

Irene dijo...

Menudo Lunes!!

Un consejo, tomatelo con calma, no desesperes... y piensa que mañana ya es Martes y la semana ya estará empezada.

Una buena noticia:

Queda un día menos para el próximo Sábado!

Espero que al menos en el curro te vaya mejor

Juanjo dijo...

Los lunes son asi de jodidos....y empezarlos con una caida no ayuda mucho,la verdad
Espero que no te hayas hecho mucha pupa
Besos

JuanRa Diablo dijo...

¿No será que es que no duermes bien porque sueñas con gatos tuertos? (:S No, no me pegues! :P)

Pero al menos no conozco a nadie que haga de sus torpezas un memorandum con todo el orgullo. Dí que sí, eso es que estás bien viva, que las muertas no se caen! (vaya parida)

En fin, Pecosa para que veas que la fruta ni es postre ni es sana ni es ná. Yo opino como tú.

Y de todas formas... ¡¡Feliz hostiazo!! XDD

Lázaro dijo...

los lunes son un poco duros,cuesta enchegar la máquina..
cuidado otra vez con las frutas asesinas..
cuidadin,feliz semana

La exorsister dijo...

Yo solo puedo pensar en una cosa... ¿qué le pasó al portatil con la caída?

Arald dijo...

Por eso mi religión no me permite comer fruta ni verduras =)

Elena Lechuga dijo...

Por lo menos no te has cargado el portátil y has podido hacer ese panfleto que tanto deseabas ;)

Sese dijo...

En estos casos funciona el reírse de sí mismo para aliviar la sensación de ridículo. Y consuélate, podía haber llovido y estar la calzada mojada y haberte mojado toda tú. Quien no se consuela...

Saludos (y no olvides mirarte la tensión)

Mica dijo...

Mi niña, si es que estás como "plofeta" y eso sumado a que es lunes, pues te remata. Por lo menos has amortiguado el golpe y no ha sido nada serio. Esto va a ser que empieza el invierno y te estás poniendo morriñosa. A lo mejor un "chute" de dulces te vendría bien. Un besote y ten cuidado.

ulises dijo...

El cepillo de dientes me imagino que lo tiraste.
¿Has dicho que llevabas el portatil?¿Se salvó?
Esta hostia no es típica tuya. No es tu torpeza lo que ha hecho que te caigas. Ha sido el cabronazo o la cabronaza que ha tirado la fruta.

nexus. dijo...

Ja, ja, ja...me vas a perdonar Pecosica pero es que trato de imaginarte rodando por el suelo y...ja,. ja, ja...porque la gente somos tan CABRONES y nos descojonamos de quién tiene un traspiés?...en fin, no passa res, todos nos caemos alguna vez (algunos mas que otros), Mr. Bean lo hacía constantemente, ja, ja, ja...
por cierto, las marujas NO SE ACUESTAN, están ahí siempre, le arreglan el cuello de la camisa al que "pone la calle" de madrugada...
Quién sabe, quizás algún día, dentro de muchos años, tu acabes convertida en Maruja, esa es una posibilidad que como mujer siempre tienes y ENTONCES TAMBIÉN TU MADRUGARÁS!!...
Un abrazo de conSUELO para ti Pecosica amiga.
Salud y República!!
Nexus.

vittt dijo...

la gravedad, pecs, que está enamorada de ti. será te haces de querer...

El Zorrocloco dijo...

Por lo menos la doña no empezó a preguntarte una y otra vez si te habías caído, que eso sí que jode XDDD

Ains... Vigílate la tensión! =P

peibol dijo...

Los lunes no deberían existir, como los días uno de enero. XD

Kiko dijo...

Pecosa, esas cosas pasan. A las palomas les da por hacer sus necesidades sobre mi de vez en cuando.
Son cosas de la vida, al menos, has sobrevivido.

Speedygirl dijo...

Yo también prohibiría los lunes... ¡por ley!

Loco dijo...

Por favor, estamos a miércoles y queremos saber que más cosas te han pasado. ¡Esto es un sin vivir chica!

Pecosa dijo...

Loco, al final tuvieron que hospitalizarme del hostión, por eso no había contestado antes, ¡jajajaj! No hombre, no, si yo creo que ya soy a prueba de bombas, después de tantas hostias y torpezas. Tengo una resistencia al dolor acojonante.


Irene, esta semana ha sido extraña, no sé si por efecto de la caída. Ni lenta ni rápida, ni productiva ni malgastada... Yo creo que me ha quedado el coco tocado.


Juanjo, la verdad es que no me hice ni un rasguño, caí de puta madre (algo bueno tiene que tener ser torpe, al final uno ya hasta cae bien, como los profesionales de los doblajes de las escenas de acción).


JuanRa, pues no soñé con gatos tuertos, no. Pero una vez sí que soñé con la niña del Exorcista y aún me acuerdo del sueño, qué chungo.

¡La fruta no es postre! Y es la leche de peligrosa, con la de baldosas levantadas que hay por las aceras de Barcelona nunca me ha pasado nada y va y me tenía que pasar con un cacho de pera, o lo que carajo fuera.


Lázaro, es que ese lunes precisamente estaba que no estaba. Luego me preguntan porqué siempre ando mirando al suelo.


Exorsister, pues el portátil sigue vivo, también es a prueba de bombas, me parece. Tiene casi cinco años, la pantalla está medio que se suelta, pero sigue rulando. Somos duros de pelar.


Arald, ¡pues muy mal! ¡Si comes por la boca no hay peligro de resbalón! ¡A comer fruta, hombre!


Elena Lechuga (qué nombre más gracioso), pues no es porque lo diga yo, pero el panfleto (no lo deseaba, me tocó sin más) me quedó de puta madre. ¡Gracias, Gimp!


Sese, es verdad, también podría haberme caído sobre una caca de perro y no fue el caso. Ciertamente, siempre puede ser peor.

Mica, pues mira que yo creo que algo de razón tienes, porque a mí el invierno me deja medio atolondrada. No soy mucho de dulces, pero un atracón de chuches de vez en cuando no está mal ^^.


Ulises, el cepillo se fue directo a la basura, claro (de todas formas ya me tocaba cambiarlo).
El portátil se salvó, sí. Y tienes toda la razón, Ulises, como siempre tan coherente: ¡la hostia no fue mía! Para que vea todo el mundo lo peligroso que es tirar cosas al suelo. ¡Hay que usar las papeleras, señores!

Pecosa dijo...

Nexus, puedes reírte con toda la tranquilidad del mundo, querido amigo. Yo también lo haría, aunque en esa ocasión ni me salió la risa, sólo pensaba "¿cómo lo he hecho?", ¡jajajaj!

Yo creo que algún día seré maruja (de hecho, no se lo digas a nadie, pero a veces lo soy, un poquito...).

De conSUELO, dice el cabrón ;)


Vittt, no dejas de maravillarme. Sólo tú podías convertir algo tan tosco en semejante cumplido.


Zorro, eso sí que jode. "¿Te has caído?", "No, quería besar el suelo como el Papa, señora". Es como el "¿Te has cortado el pelo?", "No, es una peluca". ¿Por qué nos gusta tanto preguntar evidencias?

Para tensión la que tengo en el cuello, que no se me va ni harta de ibuprofenos.


Peibol, los lunes son un asco, pero ¿¿los unos de enero?? Ya me dirás qué tienes contra ellos, ¡a mí me encantan! Por eso de estrenar año y que una (al menos yo) se queda todo el día perreando en casa, después de la cogorcilla de Fin de Año.


¡Benditos los ojos, Kiko! Madre mía, ¡cuánto tiempo! Encantada de tenerte de nuevo por aquí ^^

A mí eso de las cagadas de paloma hace tiempo que no me pasa, pero el otro día, por ejemplo, me tiraron agua encima desde una ventana de una universidad. Fue fantástico.


Speedygirl, ¡propongámoslo!

Música dijo...

hoy es domingo, el final de una semana que empezó con tropezón gordo, espero que el termine esté siendo algo más vertical.
¿te has caído? jajaja, eso es muy de Córdoba, hay un dicho en mi tierra: "tienes cosas de cordobés, q preguntas lo que ves"

Pecosa dijo...

Música, ha sido más vertical, sí. Y hoy es lunes y no me he caído, pero me han pasado muchas cosas; así que casi mejor lo de la caída, chica, qué quieres que te diga.

Jajajaj, muy bueno el dicho, los dichos nunca son porqué sí ;)

Shigella dijo...

Jajajaja! Me he reído mucho con tu caída, más que nada porque soy de las tuyas, de las que protagonizan escenas propias de Mr. Bean de vez en cuando. Qué le vamos ha hacer! Así tenemos más cosas que contar.

Un beso

Shigella dijo...

Ostias!! qué cagada!! quita esa h!!!! vaya presentación, dios mío....