lunes, 30 de marzo de 2009

Mmmmieeeeeerda película

Estuvimos casi todo el domingo perreando, así que decidimos ir al cine por la noche. Nos gustan las pelis de superhéroes y, mientras llega la nueva de X-MEN (la de Lobezno, con el Jiug Jacman, que está como un queso), fuimos a ver "Watchmen".

Pues menudo bodrio. Casi tres horas (cuando vi que era la una cuando salimos me morí, ¡3 HORAS!) de argumento que ni se entiende, ni sigue un hilo, ni resulta interesante ni nada de nada. Casi 3 horas de escenas pastelonas entre superhéroes, viajes a otros planetas sin ningún sentido ("vamos a Marte a tener una conversación" le dice el radioactivo a la tía buena". ¿A Marte a hablar de qué? Yo pensaba que era la excusa para liársela, pero no). A eso se le suman escenas demasiado "tarantineras" en cuanto a sangre y violencia y una escena de sexo demasiado atrevida y larga; ambas excesivas para el tipo de película que era, en mi opinión. El tío radioactivo va casi toda la peli en pelota picada, que al principio una pues le encuentra la gracia, pero al final ya cansa ver al tío con el tema colgando arriba y abajo. Y los demás le hablan como si nada.

De verdad, una mierda. Como una catedral de grande. Hacía tiempo que no se me hacía tan pesada una peli. No pensaba que fuera un peliculón, pero es que fue exagerado. Siete euros y tres horas de tiempo para ver un churro.

Y encima el cambio horario y este tiempo feo de narices.

Hoy no toméis vino ni pilléis ningún racimo de los de por aquí, que estoy de mala uva.

sábado, 28 de marzo de 2009

Para los curiosos...

Como llueve y hace frío y eso, me he tirado toda la tarde en plan perro en casa chafardeando etimologías de palabras, para pasar el rato. He dado con algunas que me han resultado más que curiosas. Os copio aquí lo que he encontrado:
  • Bigote: Cuando el reinado de España pasó a manos de Carlos I de España, V de Alemania, la península se llenó de soldados alemanes procedentes del Sacro Imperio Romano Germánico los cuales tenían la costumbre de saludar llevándose el dedo a la zona comprendida entre el labio superior y la nariz y gritar “Bei Gott!” (¡Viva Dios!), lo cual fue interpretado por los españoles como el nombre de los pelos que nacen en esa zona del cuerpo
Jaaaaaaaajajajaj! Somos unos personajes, desde luego...)

  • Ojalá: Como muchas otras palabras del Castellano, proviene del árabe. En concreto proviene de la expresión árabe “wa sa allah” que podría traducirse como “Que Alá lo quiera”. Se dice que La Iglesia se opuso al uso de esta palabra durante varios siglos por recurrir a las voluntades de un Dios que no era cristiano.
  • Priapismo: (Enfermedad que consiste en la erección involuntaria del pene sin motivación sexual alguna). La palabra que la designa proviene de Príapo, dios de la fecundidad grecorromano. Príapo era feo pero tenía un pene de enorme tamaño. De ahí el término de la enfermedad.
Luego ya he rizado el rizo, y me he emocionado con esto de las etimologías, es una caña. Así que he buscado expresiones comunes del país para ver de dónde salían. Éstos son algunos ejemplos:

  • Eres más chulo que un ocho: En Madrid, en la época del comienzo del transporte público, el único tranvía que iba a la pradera de San Isidro era el tranvía nº 8. Cuando eran las fiestas de san Isidro, ese trayecto se llenaba de chulapos y chulapas.
  • A buenas horas mangas verdes: (Dícese de todo lo que llega a destiempo, cuando ha pasado la oportunidad y resulta inútil su auxilio.) Alude a que en tiempos de los cuadrilleros (cuadrilla= de 4 hombres) de la Santa Hermandad (Siglo XVI) como casi nunca llegaban a tiempo para capturar a los bandidos, los delitos quedaban impunes. Los cuadrilleros vestían un uniforme de mangas verdes y coleto ( gorro a modo de casco). Como se ve, ya de antiguo viene la creencia de que los guardianes del orden suelen acudir tarde o a destiempo al lugar donde son necesarios.
  • No hay tu tía: La expresión originaria era no hay tutía. El hablante actual normalmente no ha oído en su vida esa palabra. El DRAE nos dice que tutía es atutía, con lo que nos deja como estábamos. Si perseveramos y buscamos atutía, nos enteraremos de que es óxido de zinc y de que se fabricaba un ungüento con él. Ahora todo encaja:

tutía = ungüento = remedio
o sea
no hay tutía = no hay remedio

  • Estar en pelotas: La expresión originaria era en pelota (de pelo, con el sufijo aumentativo -ota). La idea era que estar desnudo era andar por ahí con los pelillos al aire. La expresión equivalente existe también en otras lenguas románicas. Por ejemplo, en francés ‘estar desnudo’ es être à poil (literalmente ‘estar en pelo’). Como la gente es muy mal pensada y eso del pelo y la pelota no quedaba muy claro, se interpretó que la pelota era eso: una pelota, una bola… Y como por motivos anatómicos no podía ser una, sino que tenían que ser dos, por ahí vino el plural pelotas.
  • Poner los cuernos: En los países nórdicos de la antigüedad, los gobernadores de las comarcas podían seleccionar a las mujeres con las que deseaban intimar. Cuando esto ocurría, la puerta de la casa donde se encontraba el gobernador con la mujer elegida, era adornada con los cuernos del alce. Si la mujer estaba casada, su marido mostraba felizmente a sus vecinos el adorno, orgulloso por la visita del gobernador a su humilde morada. Y así surgió la popular expresión: "Te han puesto los cuernos" o "Eres un cornudo". Solo que hoy en día genera de todo, menos deseo de jactarse.
  • Hechar un polvo: La moderna acepción sexual de polvo tiene su origen en una interpretación libre del capítulo 3 del Génesis, que dice lo siguiente: “Con el sudor de tu frente comerás pan, hasta que tornes al suelo, pues de él fuiste tomado, ya que eres polvo y tornarás al polvo”. El saber popular hizo el resto: si los humanos procedemos del coito, entonces la frase “del polvo vienes” tiene el mismo significado que “del coito vienes”.
Un vicio esto de las etimologías, para los que somos chafarderos...

jueves, 26 de marzo de 2009

Viernes noche (Segunda parte)

Y eso que aún no ha llegado.

"¿Porqué no salimos?" "¿Porqué no nos vamos de fiesta?" "¿Bla bla bla bla bla bla?"

A comérselo con patatas.

Sucedió anteayer. Una sólo intentaba hacerse la reina de la cocina (¡¿a quién intentaba engañar?!). En un momento de estrés culinario, realizo un movimiento brusco de cambio de dirección. Consecuencia: torcedura de tobillo. Así que vendaje al canto y Calmatel por un tubo.

Huelo a futbolista. Yo no queria oler a futbolista, quería ir a bailar.

Gafe. Pero gafe gafe. No queda otra que dejar el bailoteo para otro día (que será dentro de unos meses, conociéndonos). Ahora, los cocktails caen fijo, que no me estoy medicando, oiga. Ración doble, para quitarme el disgusto.

martes, 24 de marzo de 2009

Asco

Es lo de siempre, lo de todos los años. Pero, precisamente porque es lo de siempre y la cosa no cambia, da tanto asco.

No voy a transcribir nada aquí de lo que ya todos hemos visto, oído y leído. Es repugnante.

Sobran las palabras. Y dan ganas de darle a más de uno en la cara, para no mancharles la piel. Como hacen con ellas.

Viernes noche

Cuando una queda con su amiga para salir de fiesta, después de tanto tiempo que ninguna de las dos recuerda cuando fue, sucede que:

- Quedan en casa de una de ellas para maquillarse juntas mientras toman un vino, como hacían antiguamente.
- Cuando piensan en dónde ir a bailar, al no estar al corriente de las últimas novedades en juerga nocturna, recurren a la discoteca a la que fueron la última vez, que es la que tienen más fresca.
- Cuando surge la pregunta: "qué te vas a poner?", la respuesta es: "pues tendré que rescatar alguna cosa que tenga por ahí de los tiempos mozos, porque hace la tira que no me compro ropa para salir de noche".
- Una se da cuenta de que apenas tiene zapatos de tacón. Y, si los tuviera, es consciente de que ni mucho menos los toleraría toda la noche.
- Una sabe que tratándose de un día que ha trabajado, a las cuatro de la madrugada estará KO a no ser que se pille una buena cogorza.

Ahora, eso sí: pretende estar divina. Si una cosa tiene el salir muy de vez en cuando, es que cuando se sale, SE SALE.

sábado, 21 de marzo de 2009

Y con esto, ya remato

Llenándome los pulmones

Un ratito con un bebé al que cada día quiero más.

Un simple "sabes que te quiero, ¿no?" en un mail de una amiga que hace tiempo que no veo.

Dos posts que he leído en un par de blogs que hablan de amor.

Una nota de Ratman que me he encontrado sobre la mesa.





En cuestión de horas en una sola tarde, me llueven varias descargas de amor; aunque suene cursi decirlo así. Sin duda, hasta me he emocionado.

viernes, 20 de marzo de 2009

Adivina adivinanza...

Internet cada vez me sorprende más.

Hoy en el trabajo, mientras buscaba una página para escuchar música online, he dado con una de lo más curiosa. ¿A quién no le ha pasado eso de tararear una canción y no saber cuál es, o quién la canta, o cómo se titula? Bueno, se acabaron las dudas. Sólo se necesita esta dirección web

http://www.midomi.com/index.php?action=main.midomi_iphone&from=landing

y un micrófono conectado al ordenador. Hay que clickar en la parte superior de la página (dónde dice "click and sing or hum", habilitar el micro y cantar o tararear cuando esté grabando durante un mínimo de diez segundos. Una vez clickado stop, la web busca la canción a la que corresponde nuestra versión.
He puesto a prueba este invento cantando la de "Can't help falling in love" de Elvis en versión Chiquito de la Calzada. Decía así (ponedle la música del estribillo):

CAAAANDEEEEMOOOOOR
JANDENAAAAAAAUEEEER PEEEEEICH
DE JAAAAANDEEEEEENAAAAAAAR
JANDER DE PEEEEEEICH DEEEEE JAAAARL

Esta página es la hostia: la ha encontrado. A la primera. ¡PLAS PLAS PLAS PLAS!


Y hablando de páginas adivinadoras, está ésta:

http://es.akinator.com/

Se trata de un adivino online. Tienes que pensar en un personaje famoso, real o ficticio. El genio te va haciendo preguntas a las que debes contestar, e intenta adivinar en quién estás pensando. A mí me ha acertado: Quentin Tarantino, Madonna, Jose María Aznar y Valentino Rossi. Y ha fallado en Eduardo Noriega (me ha contestado Vincent Cassel) y Jaime Cantizano (me ha contestado Pablo Motos). Con lo cual, comprobamos que si el personaje no es demasiado popular, falla. Pero es curioso el invento, aún y así...


Desde luego, lo que no se haya inventado ya...


Ya empezamos

Vale, en pocas horas empieza oficialmente la primavera.

Vale.

Y empieza a hacer calorcito y eso. No, si está muy bien. Yo era de las que lo llamaba a gritos, y me puse como loca ayer cuando salí a la calle sin abrigo.

Que sí, que vale. Que todo eso está muy bien.



Ahora mismo estaba recostada en la cama con el portátil encima y me ha parecido oír el zumbido de un mosquito en mi oído derecho. "No puede ser", se me ha escapado en voz alta, con la mandíbula apretada. Vaya que si era: miro al techo, buscándolo, y ahí estaba el hijo de su madre. Los detesto. No digo que se extingan (cosa que sí agradecería de las cucarachas, por ejemplo), ni siquiera me importa que me piquen. Pero que no me zumben en el oído. Me pone enferma.

Tal y como lo he visto, he pensado en levantarme, pillar un cojín y lanzárselo hasta acabar con él. Para mi sorpresa, se ha dirigido lentamente hacia mí, no he tenido ni que sacarme el ordenata de encima. ¡Plas! Te llamabas. Ha caído muerto sobre el edredón.

¿Es necesario que, recién estrenada la primavera, ya estemos dando por saco? Pues ea, queda inaugurada la primavera, coño.

martes, 17 de marzo de 2009

Me encanta





Me encanta tener cabezal, mesitas de noche y cama a juego, y me encanta que la cama tenga cajones.















Me encanta el rinconcito con la butaquita que restauré.









Me encanta el híbrido de consola y bureau que me hace de tocador, porque además fue el primer mueblecito auxiliar que diseñé para el escaparate de la tienda, y ahora lo tengo en casa ^^




Estoy contenta...

lunes, 16 de marzo de 2009

Duda existencial

Si una mortal se lo monta con un vampiro sin tomar medidas anticonceptivas, ¿existe riesgo de embarazo?

...

En teoría no, porque el vampiro esta muerto, ¿no?

...

^^'

jueves, 12 de marzo de 2009

Injusticia biológica

Las mujeres, con la edad, nos deterioramos más. Los hombres, con la edad, se vuelven más interesantes. Las canas les sientan de vicio, las entradas (incluso algunas calvicies) pueden llegar a resultar de lo más atractivas. Hasta la barriga cervecera tiene su qué. Ya no te digo las arruguitas de los ojos, de lo más entrañable.

Bueno, todo eso en la mujer es feo. Una mujer barrigona, fea. Ya ni te digo de las arrugas: las de alrededor de la boca, feas feas. Y una mujer calva ya ni te cuento, fea a matar. Las canas aún tira que te va, pero cuando ya están más que latentes y el cabello toma un color grisáceo. Al principio, que van saliendo aisladamente, son una caca. Tampoco nos beneficia el efecto de la gravedad en nuestros pechos y trasero.

¿Porqué la naturaleza es tan cruel con nosotras? Voy a decir lo de siempre, pero que es cierto: cada mes sufrimos como bellacas, parimos, tenemos menos fuerza física, alteraciones hormonales constantemente... Y encima se nos pasa el arroz antes y envejecemos peor que los hombres.

Hombres: ¡¿CÓMO NO QUERÉIS QUE ESTEMOS LOCAS?! Somos diosas terrenales, y así nos trata la vida.

Muy feo. Muy muy feo.

miércoles, 11 de marzo de 2009

¡Ya te extrañaba, Doc!



Ayyyyy, ¿se puede ser más majoooo?

¿A que cojo y me voy?

No sé si habrá sido por algo que pueda haber soñado esta noche, o porqué no haya podido ir a la clase de flamenco de los lunes por estar la profesora enferma. No lo sé. El caso es que me he levantado con unas ganas locas de pillar un avión. Así, tal cual. Y al rato, me he puesto a mover las manos (en plan ole ole y eso) y he pensado: "Hostia, que me tengo que ir para el Sur". Y así se lo he hecho saber a mi hermana:

PECOSA: - Tía, tengo una repentina y loca necesitad de pillarme ahora mismo un avión e irme a Andalucía, a tomarme un vinito y unas tapas y a ver flamenco.

HERMANA: - ¡Ja! A mí también me gustaría, ¿no te jode?

PECOSA: - Que nooooo, que no es que me gustaría, o que me apetezca. Es que es NECESIDAD. No sé, me he levantado que me iría ahora mismo. No me había pasado nunca...



Y es cierto. No me había pasado nunca. Me ha podido pasar de darme uno de mis ataques de impaciencia y no poder evitar ponerme a buscar como una loca lugares para ir de vacaciones, o rutas, u ofertas de vuelos. Pero esto de sentir que necesitaba irme a algún lugar para empaparme de él (como dice mi madre, que cuando me fui a Jerez me dijo: "¡Niña, empápate del Sur!". De lo más folclórica, la expresión) nunca. Y es que aún tengo que conocer Córdoba, la ciudad de dónde es mi familia y la sangre que me corre por las venas (¡¡ooooooooleeeeeeeeeeee!!).

Pues eso, oye. Frustrada que está una, porqué en el curro que estoy.

Como consuelo, ayer vi en un cartel del metro que Ojos de Brujo había sacado nuevo disco (¡¡miiiiiiiramiramiramiraaaaaaaa!!). Que necesito arte por la vena ya, hombre.

lunes, 9 de marzo de 2009

Entre el 25 y el 55% de los hombres occidentales reconocen haber sido infieles a su pareja al menos una vez.

Con este subtitular presentan en la web de "Redes" el reportaje de ayer, que trataba sobre la monogamia. Justamente, desde hacía unos meses le daba vueltas respecto a este tema. Me había surgido en varias conversaciones.

Me ha venido de perlas este reportaje, porqué si bien no me ha confirmado mucho más de lo que ya sabía o deducía, me ha mostrado datos y curiosidades al respecto; además de concretar más sobre las explicaciones biológicas y psicológicas del ser humano en cuanto a la monogamia.

Como introducción, nos cuentan que todo y que la infidelidad siempre se ha asociado más a los hombres (y los machos en general), tanto a los machos como a las hembras les gusta la variedad sexual. Recientemente incluso han investigado el ADN de algunas especies de animales, y han comprobado que en muchos casos la paternidad de las crías no corresponde a la "supuesta pareja" de la madre...

Muy curioso, en definitiva, este reportaje.

Me gusta la conclusión que plantean: la monogamia no es natural, aunque sí posible. Y el hecho de que no sea natural no implica que sea malo. Implica sólo que uno tenga que luchar contra su biología.

A veces cuesta más y otras menos... ;)



Está claro que ambas opciones son válidas, aunque estén mejor o peor vistas.

Recordando...

Me encanta ver fotos de tiempos pasados. Disfruto recordando.



El sábado se me presenta mi madre con una bolsa llena de paquetitos envueltos con papel de periódico. Eran fotos de los álbumes que guardaba ella. Nos las da porqué se le están estropeando de la humedad. "¿¿Todo esto son fotos??", pregunté cuando me enseñó la bolsa. "Sí, hija, sí...", me contestó mi madre.

Así que desde el sábado, cada noche es una sorpresa en casa. Después de cenar abrimos uno de los paquetitos a ver qué fotos contiene. Las vemos y luego nos las repartimos entre mi hermana y yo.

Hasta ahora han salido fotos de cuando mi padre jugaba en el equipo de fútbol, del viaje a Londres de mi hermana, de las comilonas familiares que nos pegábamos, de sesiones de fotos que nos hacíamos mi hermana y yo cuando nos aburríamos, de cuando íbamos al parque de atracciones del Tibidabo (que por aquél entonces era el no va más)... Y sólo hemos abierto dos paquetitos. Quedan como unos quince más.

Parece mentira la de cosas que llegamos a hacer a lo largo de la vida. Es hermoso conservar fotografías de muchos de esos momentos.

jueves, 5 de marzo de 2009

Hoy he soñado que patinaba. Por asfalto, por tierra, cuesta arriba, cuesta abajo. Torpemente e inestable, porqué yo no sé patinar. Pero patinaba y no me caía.


Quiero pensar que, todo y el patinazo que estamos sufriendo en el curro, no nos vamos a caer...



Quiero seguir haciendo más de estos...





martes, 3 de marzo de 2009

"Voy a tomarme la pastillita para la tensión"

Hoy he recibido esto en el correo:


video


Y yo creía que mi abuela tenía marcha...

Chitón, coño

Ya no sé qué cara poner a la gente para que se den cuenta de cuándo no me interesa lo que me están contando.

COMPAÑERA DE TRABAJO: - Pues el otro día le hice de cenar al R**** una cola de rape deliciosa. Bueno, yo no la comí, se la comió toda él y yo me hice otra cosa (?), pero quedó muy rica...
PECOSA: - Ahm...
COMPAÑERA DE TRABAJO: - ... y unos pimientos del piquillo rellenos de bacalao que le encantan...
PECOSA: - Sim...
COMPAÑERA DE TRABAJO: - Ay, ya verás el R**** cuando vea como está el salón: lleno de ropa por planchar, porqué hoy a mediodía he empezado y no me ha dado tiempo, porqué el tío ya no tiene camisas y claro, me toca planchárselas a mí...
PECOSA (con voz sosa y desinteresada): -Pues que se las planche él...
COMPAÑERA DE TRABAJO: - No, pero prefiero plancharlas yo, porqué a él no le sale bien.
PECOSA: - Ahm...
COMPAÑERA: - Suerte que tengo lavavajillas, por eso; porque esto y lo otro...

Y a partir de ahí mi mente sólo escucha "blablablabla" y mi cara es totalmente inexpresiva. Dejo de lado los "ahá...", los "ya...", los "sí..." y no digo absolutamente nada. Dejo la mirada perdida y asiento. Luego ni eso. Y luego directamente me pongo a hacer otra cosa. Y ni con esas. Casca que te casca. Y maruja hasta la médula, que a mi se me hacen de un pesado las marujas...

Mi hermana con menos se da cuenta de que no tengo ganas de hablar, o de escucharla, o que no tengo el día. Y se calla. La gente normal se calla si no ve interés en el interlocutor. Yo me callo si hablo para una pared.

Ésta es tonta, directamente. "Uy, ¡yo bebo mucha agua!". ¡¿No la vas a beber, con lo que cascas?!

Por favor, POR-FAVOR, que venga trabajo ya.

Vecinos

Yo he escuchado a mis vecinos de arriba pelearse, arrastrar sillas, gritar goles, cantar ópera, estornudar, cocinar, bostezar...

No me quiero ni imaginar la de cosas que habrán escuchado ellos de este piso.

lunes, 2 de marzo de 2009

Oleada decorativa

Con esto de ir escasa de pasta, una pasa más horas en casa y le dedica más tiempo. En dos semanas me traen dormitorio nuevo ( ¡ñij! ^_^), así que he decidido meter mano al piso y adecentarlo un poco, y de paso, entretenerme haciendo chapucillas de las mías.

Cada tanto, me dan neuras de redecoración. Al principio de mudarme, cambié el salón como unas cinco o seis veces, a medida que se adecentaba el mobiliario y dejaba de usar palés como sofá... Mi padre colaboró pintando, cosa que ayudó bastante. Entre Ratman y yo pintamos el despacho y sus muebles. Aunque yo me papeé el salón, y ya que lo pintaba, de paso, lijé los muebles de melamina negra de hace 20 años y los pinté al estilo "mal pintao", intentando imitar un decapé, pero a lo cutre. La verdad es que dan bastante el pego.

Bien, pues como digo, la llegada a mi hogar del dormitorio nuevo (N-U-E-V-O, ni regalado, ni de segunda mano, ni recogido de la calle ni que ya estuviera en el piso. Nuevo) ha hecho que me invada una vez más la inspiración y me proponga una nueva oleada de renovación decorativa.

Entre mis planes de mejora están:

- Pintar la estantería fea del pasillo, una cómoda, y las puertas y ventanas del piso
- Cambiar enchufes
- Que la bombilla de mi habitación sea una lámpara
- Cambiar la decoración-que-intenta-hacer-ver-que-no-es-del-chino-pero-sí-que-lo-es de mi salón por otra con más estilo.
- Pasarle cera a todo el parqué del piso.

Y el redoble es paraaaaaaa...

TRRRRRRRRRRR...

¡CAMBIAR LOS ARMARIOS DE LA COCINA! ¡¡¡Tachááááán!!!

Vale, son muchas cosas. Pero ya llevo tiempo planificando (aunque a día de hoy sólo he pintado la estantería fea del pasillo...) pero una vez tenga el dormitorio, llegará el momento.

Como se suele decir en las pelis: "Todo va a cambiar. Estoy segura". (Entonces es cuando el marido enloquece del todo y se carga a la familia entera, pero ella cree que todo va a cambiar)

(Qué triste que la felicidad de una ahora mismo radique en pintar las puertas de su casa...)

domingo, 1 de marzo de 2009

Quitapenas

Conversación telefónica:

MADRE: - Hola, niña, ¿qué tal?
PECOSA: - Pues bien, como siempre... ¿Y tú?
MADRE: - Pues mira, entretenida esta semana. Ayer fui a la pelu y me hice unas mechas -mi madre nunca va a la peluquería, se tiñe y corta el pelo ella en casa de toda la vida- y me he comprado un sofá nuevo con chaise longue.


Es lo que tienen los desengaños amorosos.