martes, 30 de diciembre de 2008

A cascarla con el 2008

Pues sí, qué queréis que os diga.

No ha sido un año malo. Pero ha dado por culito lo suyo. Y entre que los pares ya de por sí no me gustan (y eso que el 8 es mi número favorito) y este año ha sido bisiesto (dicen que los bisiestos suelen ser años raros)... Pues eso, que a otra cosa, mariposa. Faltan algo más de 24 horas para que el 2008 se vaya al traste de una vez y recibamos con ilusión (como todos los años, qué ingenuos) el 2009.

Total, para seguir igual. O peor, dadas las circunstancias. Pero la gente está tranquila y contenta porqué muchos comercios han adelantado las rebajas. Y hoy el centro estaba a reventar. Aquí no pasa nada. ¬¬

Ahora: 2008 ha sido el año de los blogs. Hace siete meses creé éste por aburrimiento, y a lo largo del año, ha sido una de mis grandes compañías; y, ligado a él, todos vosotros. (Ahora llega el momento pastelón de rigor de balance y agradecimientos, como toca en fin de año). Panito, que fue mi primer lector y comentarista. Kiko, que también fue de los primeros. Faraway, Twat Boy y alguno más con quienes con el tiempo dejamos de leernos, pero que también estuvieron ahí al principio. Luego en julio se sumó Chuikov, que la primera vez que me comentó algo me puso un link de un zumbado total. Un personaje. Y en agosto se añadió Oxalus, que el primer comentario que me hizo fue que quería fotos de la madurita explosiva. Otro personaje.
Por reacción en cadena mediante Chuikov, se sumaron Pi y Música, dos pedazo de mujeres. Y Danielovich, que es de los más recientes. Sois todos unos cracks.
También están los que han pasado alguna que otra vez, aunque no tan habitualmente, o que han dejado un único comentario, o simplemente leído y quedado calladit@, que también l@s hay. Y esos anónimos (o no tanto), que también se emparran de vez en cuando. Y los porculeros también son bienvenidos, que siempre dan vidilla.

En fin, queridos y queridas, en el 2009 seguiremos por aquí haciendo el burro para, al menos, reírnos un rato, que ya va bien. Y el que quiera, que se suba a la Parra conmigo, que le sirvo una copita de tinto y a correr.

¡FELIZ SACADA Y METIDA DE AÑO!

...

Digo, ¡FELIZ SALIDA Y ENTRADA DE AÑO! (No sé en qué estaría pensando...)

lunes, 29 de diciembre de 2008

Siempre hay excepciones

No es mi prototipo de hombre, ni mucho menos. Pero, qué queréis que os diga:




¡Qué hombre...! ¡ÑAM!


(¿Se nota que estoy de vacaciones y si quiero puedo tirarme la tarde entera viendo vídeos de este machote en el Youtube?)

miércoles, 24 de diciembre de 2008

¡¡¡¡TODOS CON LA PANDERETA!!!!

Qué decir que no hayáis escuchado ya ochenta veces durante estos días... Que si Buenas Fiestas, que si Feliz Navidad... Pues eso, no voy a ser yo la que os lo diga de nuevo.

El caso es que ya están aquí las Navidades. Inauguramos, como cada año, con la Nochebuena (ande, ande, ande...). Y, aunque este año se ha pronunciado más la palabra "crisis" que la palabra "cerveza", más de uno ya ha empeñado el diente de oro para comprar tropecientos regalos a los familiares y gustosos y refinados manjares para saciar a los mismos. Porqué somos así de brutos: no tenemos un duro, pero en Navidad todos soltamos la mosca. This is Spain.

Y oye, que queréis que os diga: no seré yo la que se resista a la fiesta navideña. Todo lo que implique fiesta, bienvenido sea. Y ya que están, pues Navidad por la vena, tú. Así que, por mi parte, pienso comer hasta que me salga el quinto plato de la cena de Nochebuena (el rustido de la abuela) por las orejas y beberme un par de medianas antes de cenar, algún Martini para el aperitivo, vino a punta pala para la cena y cava (¡catalán!) para los postres. Con un par, como el toro de Osborne. Porqué las cosas o se hacen bien o no se hacen.

Así que os recomiendo lo mismo: comer como gorrinos, beber como unos descosidos y echarse alguna carcajada con la familia cuando ya ronde la risa floja que suele provocar el alcohol, que hasta la abuela se arranca a cantar eso de "yo me remendaba, yo me remendé, yo me eché un remiendo yo me lo quitéééééé" con la copita de anís en la mano. Y jugar a la Wii con los primitos con el pedal, que es más divertido. Y a liarla, hombre, que es lo que toca.

¡A disfrutar! ¡Un besazo a todos!

lunes, 22 de diciembre de 2008

Preocupante

No soy especialmente navideña. Cada año menos. Pero, vaya, eso es normal en mí.

A mi amiga le encantan las Navidades. Pero hoy, al hablar con ella...:

AMIGA NAVIDEÑA: -...pues eso, que en el trabajo me tienen amargada. Se le quitan a una las ganas de todo. Y encima no adornan las oficinas ni nada, y en mi casa tampoco hemos adornado. Qué depresión... En fin, ¿comemos juntas el día de San Esteban, nos emborrachamos y pasamos de todo el mundo? Será nuestra comida ANTI-NAVIDEÑA.
PECOSA: -¡¡¡O_O!!!

De piedra me he quedado. Anti-Navideña. Mi amiga. Y eso que era de las que le encantaba que a primeros de Noviembre ya adornaran las calles de la ciudad... Fan, fan, oye.

Otra víctima de la crisis, que nos hace mierda. Angelico...

Quiero...

...Quiero que llegue el miércoles... Y que sean las siete de la tarde...

...Quiero llevar un vestido de cuadros escoceses en Nochebuena.... Pero no lo llevaré... Porqué no lo tengo...

...Quiero relajarme estos días... Siempre pretendo hacer mil cosas en las vacaciones. Éstas, las quiero tranquilas, las quiero disfrutar...

...Quiero que termine el 2008, pero que no termine tan rápido...

...Quiero que el 2009 me dé, aunque sólo sea, una buena noticia... Una bien gorda...

...Quiero renovar algo... No sé aún qué... Pero quiero algo nuevo...



... Por cierto: ¿a alguien le ha tocado algo en el Sorteo de Navidad de hoy? Porqué si es así, también quiero un poco de eso.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Crónica de un San Lorenzo-Boca

Liga de fútbol argentina. Tras el triple empate de San Lorenzo, Boca y Tigre en lo más alto de la tabla clasificatoria; se disputa una final triangular entre los tres equipos.

San Lorenzo ganó hace unos días su correspondiente partido con Tigre. Sábado noche (o sea, ayer). EL PARTIDO: San Lorenzo-Boca. Padre e hijo.

¡PIIIIIP! Empieza el partido.
17' 1T: primera ocasión de gol para San Lorenzo [EN LA CABEZA DE PECOSA: "¡Uyyyyyy! ¡Venga, venga, que se viene un gol!"]
48' 1T: gol de Boca O-1 [EN LA CABEZA DE PECOSA: "Mira la cara que se le ha puesto a Ratman ya. Anímalo, anímalo, que no decaiga o lo llevas claro"]
60' 2T: gol de San Lorenzo 1-1 [EN LA CABEZA DE PECOSA: "¡Eso, coño! ¡Alegría, alegría!"]
76' 2T: gol de Boca 1-2 [EN LA CABEZA DE PECOSA: "mierda, joder. Ya está de capa caída otra vez..."]
79' 2T: expulsión de un jugador de San Lorenzo (se quedan con 10) [EN LA CABEZA DE PECOSA: "Ufff... Míralo... Está de mala hostia cagándose en la madre de todos... La cosa va mal..."]
86' 2T: expulsión de otro jugador de San Lorenzo (se quedan con 9) [EN LA CABEZA DE PECOSA: "Lo que faltaba... Ahora sí que tiene cara de pocas ganas de cachondeo, éste..."]
90' 2T: gol de Boca 1-3 [EN LA CABEZA DE PECOSA: "Listo. Ya está. Esta noche me quedo sin sexo".

...mierda fútbol...

viernes, 19 de diciembre de 2008

¿A alguien más le pasa...

...que imagina la voz del que postea mientras lee dicho post?

Pros y contras de un resfriado jodido

Llevo desde el miércoles con un catarro del mil. Todo y el aplatanamiento que llevo encima, he sacado algunas conclusiones respecto a cómo me influyen los virus.

PROS:
- Tengo la excusa perfecta para alimentarme única y exclusivamente de las cosas ricas que se recomiendan para los resfriados: sopas, zumos, miel... Las que me gustan, claro. Esos inventos asquerosos de cebolla hervida con limón y no sé qué más, va a ser que no.
- No tengo que aguantar a la gente que viene a la tienda. Como no paro de estornudar, son mis compañeras las que atienden.
- No necesito tomarme tilas ni valerianas antes de irme a dormir. Con trenta y ocho grados y medio de fiebre es más que suficiente.
- La fiebre me hace ahorrar energía: no es necesario conectar el calefactor de la habitación.
- A las diez de la noche ya estoy en el sobre, por lo que duermo un montón de horas y recupero sueño atrasado.
- Ratman se siente con el deber como macho de venir a cuidarme y hacerme zumos de naranja recién exprimidos.
- Me salto la clase de pilates.

CONTRAS:
- Tengo la parte inferior de la nariz y el labio superior al rojo vivo.
- Todas las comidas y bebidas me saben prácticamente igual.
- La fiebre me hace aún más despistada y torpe de lo que ya soy normalmente. Con lo cual, para cada cosa que hago doy mil vueltas y, en cada vuelta de esas mil que doy, me tropiezo o golpeo con algo; por lo que, a parte de las molestias del resfriado, acabo llena de cortes, rasguños y cardenales.
- La fiebre también acentúa mi lado borde y me vuelvo de lo más antisocial. Ayer llamó mi madre a mi hermana. "Ni se te ocurra pasármela". No quiero saber nada de nadie.
- Y bueno, todas las contras de cualquier resfriado potente: despertarse cada dos por tres por estornudos, o por moqueo, o por deshidratación, o sudando...; flojera de cuerpo, apatía, empanamiento general...

Desde luego, qué lástima... Y a cuatro pasos de las vacaciones. Porqué sí, gente, aprovecho la ocasión para informaros que la que esbribe, por primera vez desde que es laboralmente activa, disfrutará de vacaciones navideñas. Hasta después de Reyes, como en el cole. Porqué yo lo valgo. ¡Achís!

sábado, 13 de diciembre de 2008

Queridos merengues:

Es por todos sabido que hoy se juega el partido más esperado de la liga. El derby por excelencia. El más mediático. Ay, sí. Se juega el Barça-Madrid.

A todos los merengues desplazados a la hermosa Ciudad Condal os doy la bienvenida. Barcelona os acoge, os hospeda, os da de comer y beber. Os ha regalado un día de temperatura agradable y sol radiante para que paseéis por la ciudad, os hagáis fotos y os empapéis del ambiente navideño que ya impregna cada una de sus calles. Espero que lo hayáis disfrutado. Tomaos una cervecita, que aún tenéis tiempo hasta que empiece el partido. O dos. Y saboread unas tapitas acompañadas (¡qué diablos!) de pan con tomate, que está delicioso.

Disfrutad, queridos amigos merengues, de ésta, la capital catalana.

Disfrutad.

Porqué esta noche vais a sufrir como nunca.



A los demás, los que desde casa veréis el partido rodeados de familia y/o amigos, podéis empezar ya a tomar un wisky o similar. El sufrimiento será menos estando entonado y sedado. Con un poco de suerte, si os tomáis uno más de la cuenta, caeréis en los brazos de Morfeo y os ahorraréis el disgusto de la derrota en Can Barça.



Un besito.

Pecosa.

viernes, 12 de diciembre de 2008

¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!

¡¡¡NECESITO UNA CERVEZAAAAAAAAAAAAAA!!!



Cluocgshhhhhh...

Glupglupglupglup...

¡Mmmmmmmmmmmooooooooooooooooooh...!

Chateo, luego filosofo

Los que usamos el Messenger sabemos que, junto a tu nombre o nick, podemos poner una frase o comentario. Y hay gente que aprovecha la oportunidad para filosofar sobre la vida.

Ejemplos:

- Existen dos maneras de ser feliz en esta vida: una es hacerse la idiota, la otra serlo.
- Siente el pensamiento, piensa el sentimiento
- Y esque me da igual, a mi ya nada, nada me importa... todo tiene su fin
- Si coges el dinero al final acabas vendiéndote
- ¿Por qué cada vez que trato de volar caigo con las alas cortadas?
- Sueña con tus sueños y algún día dormirán a tu lado


Pero, a ver: ¿qué es toda esta filosofía barata?



Que no se que es peor: si esto o las típicas frases de amor como esta: "No hay quien me haga olvidar tu sonrisa, y sigo amándote hoy mas que ayer, soñando con volverte a ver...". ¡¿QUÉ ES ESTA CURSILADA?!

Gente, que estamos hablando del Messenger, por favor.

El mundo no es como en las palículas yankis

Parece algo muy obvio, pero es que hay cosas que aparecen en multitud de películas y series americanas que parece que sean un fiel reflejo de la realidad. Y no es el caso.

Están los típicos ejemplos del niño que habla como los adultos, o el súper machote de turno que nunca se queda sin munición en las películas de acción... Ese tipo de cosas que todos ya sabemos. Pero, poco a poco, me he ido fijando en otras; detalles más pequeños pero igual de inverosímiles.

Ejemplos:

-Dios: "estará con Dios viéndonos a todos desde el cielo", o "estamos vivos, y tenemos que agradecérselo a Dios"... Frases que yo no le he escuchado ni a mis padres, y eso que son creyentes. Como lo de bendecir la mesa antes de las comidas...
-Asambleas de clase de instituto: cuando los adolescentes tienen que ponerse de acuerdo en algo importante o trascendental, no usan el sistema de "mano alzada", práctico y sencillo. Se pone uno (el primero, el que tiene un par) y dice: "Yo voy", y el siguiente lanzao, se pone también en pie y dice "Y yo", y se levanta otro: "Yo también". Y así sucesivamente hasta que acaban la gran mayoría de pie, y se miran los unos a los otros con los ojos en tensión, a lo "la unión hace la fuerza". ¡Mentira! ¡No pasa jamás, eso!
-Tema teléfono: aquí hay un par de aspectos. Primero: el típico teléfono en la habitación del adolescente. ¡Ja! ¿Cuántos de vosotros habéis tenido teléfono en la habitación a los 15 años de edad? Y segundo: cuando terminan la conversación, nunca dicen "adiós", o "hasta luego". No se despiden. Simplemente, acaban de hablar y cuelgan. -"Tengo ganas de verte, te hecho de menos", -"Y yo". PLAC. Y cuelgan. No lo entiendo.
-Pagos: ya sea pagar en una cafetería, un taxi, el cine... Siempre llevan el importe exacto.
-Interfono: omiten directamente el uso de este práctico aparato. Las visitas atraviesan misteriosamente el portal de abajo, ya que llaman directamente a la puerta del piso o apartamento.
-Agua: no usan garrafas de agua, ni botellas de litro y medio. Tienen la nevera plagada de prácticos botellines de agua individuales.
-Seguridad: cuando van a subirse al coche siempre está abierto. Cosa que nos indica que EEUU es un país de lo más seguro y con un bajo índice de delincuencia, ya que rara vez esto coches que quedan abiertos son robados.


Y habrá mil más que seguro que alguno de vosotros ya tendrá en mente... Tomándole prestadas las palabras a mi querido Obélix: ¡ESTAN LOCOS ESTOS YANKIS!

miércoles, 10 de diciembre de 2008

No hay manera

Yo le pongo voluntad. De vez en cuando me pongo algún reto a ver si hay suerte.

Hoy he intentado hacer risotto de parmesano para comer.





Ahora mismo estoy comiéndome las sobras de la cena de ayer.

domingo, 7 de diciembre de 2008

En la cama con Ratman

Viernes noche de la semana pasada. Pecosa sentada en la cama, portátil enfrente, buscando una peli para ver.

RATMAN: -A ver, que falta... Ah, voy a por el cojín y la manta.

Se dirije al salón. Vuelve y me tira una almohada sin funda y la manta de punto del sofá.

RATMAN: -Tomá...

Durante dos segundos, pienso: "joder, qué triste dormir con esto...", pero no digo nada y sigo mirando pelis. A los dos minutos, riéndose:

RATMAN: -La verdad, ahora miraba mi cama... ¡Tiene cero onda! ¡Jajajaj!
PECOSA: -¡Jajajaj! Sí, yo justo pensaba lo mismo cuando me has traído el cojín y la manta del salón...
RATMAN: -¡Jajajajaj! ¡Claaaaaaaro, boluuuuudo! ¡No podés darle a tu mujer el cojín matado y la manta del sofá! ¡Jajajajaj!
PECOSA: -¡Jajajaja! ¡Pues no! A parte, has venido y me lo has tirado como cualquier cosa; y me he girado y he visto la almohada esa, sin funda ni nada. Y he pensado: "¿Eso es para mí?"
RATMAN: ¡Jaaaaaaajajajajjaja!
PECOSA: -Y encima me das la manta del sofá, ¡la del sofá! para que me tape... ¡jajajajaj! De vergüenza...
RATMAN: -¡Jajajajajajaj! ¡¡¡Un asco!!! ¡Jajajajaj!
PECOSA: - ¡Jajajajaj! ¡Sí! Y luego vienes a mi casa y tienes las sáááábanas, el nóóóórdico y el edredón enciiiiima... Un montón de capas que crean un calorcito debajo, como un microambiente, que se está de lujo... Y puedes dormir en bolas tranquilamente, ¡y eso que no tengo calefacción! Pero puedes dormir en bolas tranquilamente, porqué frío no pasas; y estás de lo más confortable. Qué una cosa es cómodo, y la otra confortable. Tu cama es cómoda, porqué lo es, pero hay una línea que separa la comodidad de la confortabilidad... Y tu cama esa línea no la atraviesa ni de coña.
RATMAN: -¡Jaaaaaaajajajaja!
PECOSA: - Claaaaaaro, tío... Luego vengo aquí a tu casa y me encuentro con tu cama que está con las sábanas que te compré en el chino hace dos años para salir del apuro...
RATMAN: -¡JAJAJAJAJAJ!
PECOSA: -...el cojín de mierda que tienes para tus siestas en el sofá, sin funda...
RATMAN: -¡JAAAJAJAJAJAJA!
PECOSA: - ...tú tapado con el nórdico TAMAÑO INDIVIDUAL más barato que tenían en Ikea...
RATMAN: -¡JAAAAAAAAJAJAJAJAJAJ!
PECOSA: -... y yo, con tu chandal de la selección argentina para no pasar frío y tapada con la manta de punto que te tejió MI madre, que si no fuera por MI madre, ¡no sé con qué coño me estaría tapando yo ahora!
RATMAN: - ¡¡¡JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!
PECOSA: -¡¡¡¡JAJAJAJAJAAAAAAAJAJAJAJAJAJ!!!

(... Estuvimos un buen rato descojonándonos, sin poder ni mirarnos a la cara de la risa...)

PECOSA (recuperando la respiración): -...ufff...basta...ay... hemos hecho abdominales con la risa para todo el mes...
RATMAN: -Boluda, hacía tiempo que no me reía tanto con vos...
PECOSA: -Ay, sí... A todo esto, Ratman: gástate cien euros y viste un poco la cama, chico... No puedes ser más cutre...
RATMAN: -Obvio, amor, esto es una negrada... Quedate tranquila, lo voy a hacer...

(Nota de la Blogger: hay que decir que esa noche fumamos un poquito con los amigos, cosa que posiblemente debió ayudar al ataque de risa... ¡pero qué ataque...!)

Viernes noche (anteayer).

RATMAN (en la puerta del dormitorio, mirando orgulloso hacia el interior): -¿Viste, amor?
PECOSA (dirigiéndose hacia allí, esperanzada): -Ah, ¿¿ya has hecho la cama más confortable??
RATMAN: -Y bueno, de a poquito. ¡Ya le puse una funda al cojín!
PECOSA: -...

¡Han vuelto!

Algunos recordareis el fantástico verano que me dieron las cucarachas en el trabajo...

Por suerte, entre la fumigación que hicieron y que ya no hace calor, es raro que salga alguna... Aunque siempre hay alguna. Y salir, siguen saliendo.

El caso es que hoy he soñado con ellas. Con cucarachas. Había decenas. Y eran enormes. Medían como unos quince centímetros de largo (¡ASCOOOO!) y salían de todas partes: del interior de los cajones, de bajo los armarios, trepaban por las paredes, por nuestras mesas de trabajo, volaban de un lado al otro... Y nosotras con las escobas ¡PLAS! ¡PLUM!.

Ecs.


Sueño, por otra parte, que interpreto de las siguientes maneras:

Interpretación A (la fácil): tenemos una comunidad gigante de cucarachas gigantes bajo nuestra tienda de las que sufriremos una invasión en breve.

Interpretación B (metafórica): últimamente, me asquea el trabajo; lo que me lleva a la interpretación C.

Interpretación C (conclusiva): necesito unas vacaciones.

Interpretación D (ciencia-ficción, pero -porqué no- posible): mi compañera de trabajo se está transformando en una de ellas. De hecho, últimamente tiene una cara más desagradable de lo habitual.

martes, 2 de diciembre de 2008

Alegría pal cuerpo

Con permiso del Critter, y haciendo referencia al post que ha escrito hoy, sí: en España nos gusta empinar el codo.

Es un tema que hemos hablado con Ratman muchas veces. Él sabe lo que hay: nos conocimos en una fiesta, pasadas las 4 de la mañana, y yo y mis amigas llevábamos toda la noche con barra libre... Así que él ya sabía dónde se metía. Angelico...

Mi familia es andaluza. Ojo: ni digo que todos los andaluces sean unos borrachos, ni digo que sólo se beba en Andalucía. Digo que allí, por lo general, gusta.

A lo que iba. Que mi familia, andaluza o no, ha sido siempre de beber. No hasta el punto del alcoholismo, pero que no han faltado licorcitos ni vinitos ni cervecitas nunca. Recuerdo cuando nos juntábamos mis tíos, mis padres, mis primos; o en las Navidades, cumpleaños y esas cosas... Yo ya desde pequeña, le pedía a mi padre o a mi madre si me dejaban probar el cava que tomaban durante el postre. "Bueno, pero sólo mójate los labios, ¿eh?", me decían.

En casa, mis padres siempre cenaban o comían con vino que compraban a granel. O con cervecita en verano. Y después de cenar, por la noche, se tomaban un chupito de wisky, mientras veíamos la tele. Como a veces decía mi padre: "el agua pa' los peces", ¡jajajajaj!

Yo no tengo como hábito beber alcohol habitualmente. En verano, quizás caiga entre semana alguna cervecita en casa, al llegar de trabajar. O el típico tapeo en la terraza de turno con una cañita. En invierno, me entra mejor el vino, pero sólo en cenas o eventos familiares. Rara vez me abro una botella para mí un día entre semana (aunque a veces se ha dado el caso). Sagrado: los carajillos de Bailey's entran de muerte en invierno.

Eso sí: las vacaciones son otra cosa. Yo me levanto, me tomo mi café con el cruasán y todo eso. Ahora: a las doce toca el vermutillo: dígase Martini blanco, dígase cañita de cerveza, pero me gusta tomarme algo antes de comer, que para eso son vacaciones. Comiendo, un vinito blanco bien fresquito, o cervecilla; a media tarde es posible que caiga una clarita con unas olivillas; para cenar, pues lo mismo: vino, cerveza... Según lo que se cene. Que sí, que las vacaciones son otra cosa. Ahí una se embala más, pero una vez al año ( ¬¬ o dos) no hace daño.

Volviendo a cuando hablo de esto con Ratman; a veces que hemos salido y me han subido los colores, me mira y dice (como si mepresentara a su madre): "Mamá, ésta es mi mujer...". Dice que el día que me conozcan, van a creer que tengo un problema con el alcohol. Y yo le digo: "Venga, hombre, que no es siempre... Sólo en fiestas, cenas, vacaciones, reuniones familiares...". "Eso es lo que me da miedo: que cuando vayamos a Argentina, se van a dar todas esas situaciones...", dice sofocado. Pero se ríe, pobrecito, porqué, como le digo yo: "Mira, guapo, que no me conociste en la biblioteca, precisamente".

El pobre alucinó una vez que fuimos a un pueblecillo un fin de semana, y vio que los abuelos ya estaban a las 8 de la mañana con el chorizo y el vino. ¡Raca! Lingotazo. "Joder...", dijo Ratman al ver al viejo servirse más vino. "Ah, es que en los pueblos es así...", le dije yo.


Todos los excesos son malos, pero... ¡Ay...! ¡Que no falte nunca un vasito de vino o de cerveza!

lunes, 1 de diciembre de 2008

Porqueses

En el metro

¿Porqué renuevan las escaleras mecánicas de las paradas que ya tienen escaleras mecánicas en lugar de usar ese dinero para habilitar accesos en las paradas que no los tienen?

¿Porqué los carteles que anuncian eventos en la pared de las escaleras mecánicas, tratan de eventos que finalizaban el 14 o 15 de septiembre?

¿Porqué la gente tira mierda en la vía del metro cuando el andén está plagado de papeleras?


En el tren de Cercanías

¿Porqué los billetes son cada vez más caros, siendo los trenes de algunas líneas cada vez más penosos?

¿Porqué obligan a llevar al perro con bozal o en jaulitas en el tren cuando hay seres humanos que dan más por saco que un perro durante el viaje, y a estos se les deja a sus anchas?

¿Porqué no limpian los filtros del aire acondicionado para evitar así que se moje el suelo y los asientos? (Nadie paga para vivir una reconstrucción de Titanic vesión Renfe).

¿Porqué todo el mundo se entretiene en meter papelitos y plastiquitos entre las ranuras de ventilación que hay bajo el cristal de la ventana?


En la vida cotidiana

¿Porqué los chicles de sabores fuertes no duran más de 2 minutos?

¿Porqué, si con la edad perdemos pelo, cada vez me tengo que depilar más a menudo?

¿Porqué no inventan algo para que cada vez que salgo de casa en invierno no me dé el mismo cosquilleo incómodo de todos los días en la nariz a causa del frío?

¿Porqué la gente, cuando te ve con el abrigo y el bolso en la puerta del local cerrando luces y a punto de poner el candado en la puerta, se acerca y pregunta "estáis cerrando, ¿no?"?

¿Porqué, desde que Leticia Ortiz es princesa, es requisito imprescindible en una presentadora de informativos ser un clon de ella? ¿Da más audiencia?

¿Porqué en los programas de bricolaje de la tele dan por hecho que todos tenemos en casa un taller como mi piso de grande, con todas las herramientas y blackandeckers habidos y por haber?


La vida es una incógnita...

¡¿De qué vamos?!

A ver: ¿qué parte del concepto "la nómina se ingresa a los trabajadores a final de mes" no entienden mis jefes?

Sexo, comida y DVD's de vídeo

No os dejéis llevar por el título. No es tanto como parece.

Sinopsis del fin de semana: el sábado trabajé todo el día. Así que poco más. Mi hermana quedó. Ratman quedó. Otro sábado noche en casa. No problem. Me hice mi sábado noche en un plis plas: shawarma, sofá, manta, portátil en las rodillas, televisión con el MUTE activado, vídeos en Youtube, latita de cerveza, Radiohead de fondo... Hasta las 4 de la mañana. Y eso que venía cansada.

Me desperté cuando llegó Ratman, me volví a dormir. Tuve algún sueño calenturiento que me despertó ídem a eso de las 12 de la mañana, pero todo pensamiento de empezar activamente el domingo se esfumó en cuestión de minutos: me quedé dormida otra vez. Cuando volví a abrir los ojos eran las cuatro de la tarde. No recuerdo la última vez que me levanté a esa hora. Y sin salir de fiesta. Brutal.

Me sentó de perlas, qué queréis que os diga. Me levanté nueva. Ratman no tanto, es lo que tienen los gintonics (gintonics, sí. Ahora le ha dado por ahí). Nos hicimos un café con leche, como si fueran las doce del mediodía; y nos dio hambre. Mi hermana aceptó nuestra propuesta de ir a la sandwichería a comer algo. Nadie tenía ganas de cocinar y todos teníamos hambre. Llenamos panzas y volvimos a casa. Hubo sesión de tarde, por supuesto (después de 12 horas de sueño, una tiene acomulación de energía).

Entre una cosa y la otra, las diez de la noche.

PECOSA: -¿Vemos algo para pasar el rato?
HERMANA: -Buenovengavá
RATMAN: - Ponete la tersera de Shouj
HERMANA: - O_o ¿Cuál?
RATMAN: - Shouj... Shuouj...
PECOSA: - Saw
RATMAN: -Ésa. Dale, ponela...

Total, que nos vimos Saw III, que ahora nos ha dado por chuparnos la saga, y luego a la cama a ver episodios de Padre de Familia y echarnos unas risas. Para mí, ya han superado a Los Simpsons hace tiempo. Unos cracks.

Obviamente, no me dormí hasta las mil, pero bueno, hoy ya no me siento como si me hubieran dado una paliza. ¡Domingos así son taaaaaan necesarios...!

jueves, 27 de noviembre de 2008

Feliz cumple, yaya

Acabamos de llamar a mi abuela para felicitarla. Apenas hemos pronunciado dos palabras.

Mi hermana la ha llamado y ha puesto el altavoz para que "hablemos" las dos con ella:

HERMANA (cantando): -¡Cumpleaaaaaaaños feliiiiiiiiiiiz, cumpleaaaaaaaaaaños feliiiiiiiiiz...!
YAYA (cantándose a ella misma):- ¡...Te deseeeeeeeamooooooo todooooooooo cumpleañooooooooo felíííííííí! ¡Bieeeeeeeen! ¡Grasia, grasia!
HERMANA: - ¿Y qué, cuántos son ya?
YAYA: - A vé, ¿cuánto' me esha?
HERMANA: - Mmmm... 81
YAYA: - ¡Que diseeee! 80, 80, ¡que ya son sufisiente, chiquilla! Porqué mira, que a mi eso de cumplí lo ochenta me resurta ya de un raro que aunque yo me vargo y subo y baho y musha' ya quisieran estar como yo hija pero mira que ya con ochenta y quién me lo iba a desí pero bueno mira he comprado un pahtel máh que ná pa' lo niño y eso porqué a mi me daba iguá pero lo he comprao pa ello'... - todo esto, sin respirar
HERMANA (interrumpiéndola): - Ah, bueno bueno, pues nada... Oye, ¿cómo ha ido por Córdoba? - y yo pensando "para qué habrá preguntado..."
YAYA: - Pue bien, bien, fui a la boda de la Pepa y me regalaron musha' cosa' y me dieron un borso que era roho pero un roho que a mi no me iba bien con el trahe y entonse le dihe que era mu bonito pero que no lo iba a llevá a la boda pero sí me puse un foulá que me dieron mu fino con lo' fleco y eso jijijji pue eso y fui a vé a la Manolita, a mi prima Carmen y bueno a la familia de tu abuelo y eso y bueno me salió un flemón que ya me ha bahao un poco pero que me fui a la boda con el flemón pero bueno mu bien al solesito pero que ya hase frehco pero bien y eso y bien...

Mi hermana y yo ya nos estábamos descojonando. Pero descojonando, no había quién la parara.

YAYA: -Bueno, ea, pásame con tu hermana, ehtá ahí, ¿no?
PECOSA: - Bueno, yaya, que sepas que lo he escuchado todo por el altavoz, así que puedes ahorrar saliva, si quieres...
YAYA: - Ah, bueno, pue' si ya lo ha' e'cushao no te lo repito pué...
PECOSA: -Bueno, a todo esto, felicidades, ¿eh? ¿81, no?
YAYA: - ¡Otra vé! ¡Ochenta, niña, ochenta! ¡Que ya tengo bahtante!
PECOSA: -¡Jajajajaj! Hombre, yaya... No es por nada, pero a esta edad ya como que da igual uno más o uno menos...


Más lengua que años, tiene mi abuela.

Qué aguante...

Un estudio (me río yo de las estadísticas... pero, en fin, era una notícia bloggeable...) ha dicho que una mujer puede tener hasta sesenta orgasmos seguidos.

Preguntas que me vienen a la cabeza:

- Sesenta son muchos, ¿no?
- ¿En qué se basan para sacar esta estadística? ¿Qué mujer ha conseguido tal proeza?
- En caso de existir esa mujer, ¿cuánto rato estuvo dale que te pego? ¿Y sin comer, ni beber, ni dormir? ¿O hacía como los ciclistas, que les van dando botellines de agua y barritas energéticas mientras ellos siguen sin parar?
- A lo que se me ocurre: dicha mujer, ¿sigue viva? ¿O después de la sexagésima vez se quedó en el sitio?
- Si dicha mujer sigue viva, ¿no acabó escocía con tanto trajín?
- Y lo más importante: ¿cuántos hombres le hicieron falta para la odisea? Porqué no creo que fuera uno solo...







(- Si fue uno solo, ¿quién es? ¿Dónde vive? ¿Cómo puedo contactar con él?

En vela

Supongo que como todos, odio dar vueltas en la cama. Siempre fui persona de tardar en dormirse de media a una hora, tranquilamente. Desde pequeña. Y hasta hace dos o tres años fue así. A partir de entonces, no entiendo bien porqué, la cosa cambió. Soy nocturna, siempre lo he dicho, y no suelo ponerme a dormir hasta bien pasada la medianoche. Eso sí en diez, quince minutos estoy roque.

Es por eso que a la que doy dos vueltas de más en la cama me pongo de los nervios. Y más de los nervios me pongo si ya vengo nerviosa. Y nerviosa lo soy un rato. Así que vamos mal.

Hace una hora se me cerraban los ojos. Apago la luz, los cierro. Me viene a la cabeza la conversación de esta mañana en el trabajo con la encargada y el contable en el local. Me viene a la cabeza el chiste que me hace el contable y la cara de mi encargada de arisca. Que el chiste tenía su gracia, pero conmigo no está para muchos cachondeos, ella. Pero yo me río, qué narices.
Me viene a la cabeza la compañera, cargada de virus y de historias caseras y familiares que no tengo ni pizca de ganas de escuchar. Le sobra verborrea. Le faltan (como siempre) ganas de trabajar. Le sobran las medallas a la Trabajadora del Año que se cuelga ella misma, a falta de abuela. Le falta alegría.
Me vienen a la cabeza mil cosas que le soltaría a mi jefe. Cosas que me tienen hasta las narices. Pero como el hombre va a la suya, pa' que.
Me viene a la cabeza que tengo que acabar de pintar unas paredes del local.
Me viene a la cabeza que la mesa que ha diseñado mi encargada y que han traído hoy para exponer es una mierda y esta hecha con el culo, como las demás cosas que hay suyas en la tienda a excepción de un par.

Joder. Y hace dos semanas era yo la que le decía a una compañera que tenía que dejar de lado el trabajo cuando estuviera en casa. Ja. Jaja.


Que pase ya esta semana. Mi consuelo es que a partir del lunes me llegan refuerzos. Una chica de lo más maja que se suma a la tienda.

Me estoy tomando una infusión. Al loro: tila, azahar, melisa y hierba luisa. Cóctel molotov. Del Mercadona, pero cóctel molotov.

A ver si me duermo ya, leches.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Muerte a Kitty

Que una persona sienta aprecio por esta simpática (¬¬) y conocida gatita me parece muy bien. Pero, como pasa con todo, los extremos son malos. Y, en este caso, malísimos.

Entiendo que una niñita quiera el bolsito de la Kitty, las horquillitas de la Kitty, las pulseritas y anillitos de la Kitty, el necesercito de la Kitty... Pero me parece un poco enfermizo que una persona que pase de los 20 años (y considero que estoy dando ya demasiado margen) sea fan número uno de un personajillo tan infantil y, a mi parecer, repipi. Pueeeeeeedo llegar a entender, poniéndome muuuuuuy comprensiva, que a una le haga gracia un monederito, o un neceser... Algún artículo del estilo. Lo puedo llegar a entender.

Lo que no entiendo, por más que lo intento, es que una persona sea tan enferma de la gatita esta. Y hablo con conocimiento de causa. Detallo: tiene 24 años. Lleva pulseras de plástico con la cara de la gata, anillos de plástico con la cara de la gata, monederito de la gata, ropa de la gata (camisetas, chandal, etcetcetcetc...)... Y además se compra pegatinitas de la gata de las narices que coloca a todo lo que tiene al alcance: a cajitas, a la carpeta de la universidad (UNIVERSIDAD), a libretitas, a papeles que cuelga en la nevera...

Por favor. A ver, por favor. Un poquito de seriedad. Que una cosa es que la juventud de hoy en día esté más infantilizada que la de antes. Pero otra cosa ya es esto.

Y hablo con la chica en cuestión por el Messenger, y en lugar de su foto, tiene la de la Kitty.

Y le compran una gatita (de verdad, no de peluche). Y le pone nombre, claro. Y le pone Kitty.

Me está saliendo urticaria. Que alguien haga algo, por favor.


martes, 25 de noviembre de 2008

Antónimos

Si un hombre al que le encantan las mujeres es un mujeriego, ¿cómo se le llama a la mujer que persigue a los hombres?

Nooooooooo, golfa no.

A ver, más escueto. ¿Cuál es el antónimo de mujeriego? ¿¿¿HOMBRERIEGA???

lunes, 24 de noviembre de 2008

No soy choni

Tengo nombre de choni. De quinqui. De garrula.

Ya hace algunas semanas que me está rondando el tema porqué, desde hace un tiempo, no paro de escuchar lo mismo.

Y acabo de leer un post de Danielovich, y al linkear en la definición de cani, no me ha sorprendido ver mi nombre entre los considerados "nombres cani".

Yo no lo entiendo: de pequeña, mi nombre era básicamente anglosajón, lo tenían algunas actrices conocidas y respetadas. O eso, o era nombre de fulana.

Ahora, resulta que es nombre de quinqui. Y lo es porqué desde hace algun tiempo entre los quinquis se ha puesto de moda bautizar a los críos con nombres extranjeros y/o exóticos. Y cómo ahora el mundo nen está lleno de Yasmins, Jennifers, Alexandras, Jessicas, Jonatans, Jeremis... Pues eso, una mujer (en el caso que me concierne) poseedora de este nombre pasa a ser, por etiquetación, una quinqui.

Pues, desde aquí, le digo al mundo que no soy una choni. Malhablada en ocasiones si queréis, con mala leche a veces. Sí. Pero no choni. Que una, si quiere, es muy fina.

A ver que pasa, hombre.

viernes, 21 de noviembre de 2008

A los hombres que lean este post 2

¿¿CÓMO PUEDE SER QUE NO OS MOLESTE ESO COLGANDO AHÍ??

video

(...al loro con el vídeo...)

¡¡¿¿OTRA VEZ??!!

HERMANA: -Mañana al final trabajo, qué palo... Siempre que tienes tú el sábado de fiesta para estar en casa, yo no puedo estar por el tema que sea. No coincidimos nunca...
PECOSA: -Tranquila, tampoco te creas... Como no tengo un duro, me quedaré en cas limpiando, haciendo bricolaje, depilándome... De maruja y eso...
HERMANA: -Ah, ahora que lo nombras... Entonces, ¿me toca la comida y el...? ... O_O! ¡JAAAAAAAAAAAJAJAJA!
PECOSA: - ¡No me lo puedo creer! ¡¡¿¿OTRA VEZ??!!

lunes, 17 de noviembre de 2008

Mi casa: vida y milagros (Episodio 3)

Hoy: LA ESTANTERÍA FEA DEL PASILLO


Y es que tengo una estantería en el pasillo tremendamente fea. El pasillo ya hace poca gracia, ya que es el típico pasillo laaaaaaaaargo y estrecho y con forma de codo (sí, más de una vez, en plena noche, he tenido que levantarme de la cama para ir al baño y no he podido evitar correr. El escenario hace a una pensar que al girar el codo del pasillo, habrá algun psicópata, monstruo o algo por el estilo. Es así, tenga uno la edad que tenga).



El caso es que, al ser la estantería a medida, supone un jaleo tremendo sacarla. Así que decidí poner cosas que no me dieran miedo, para hacer el paso por allí más llevadero. Triste pero cierto. Lo sé.



Poco a poco fui colocando algunas cosas, primero sin orden, tal y como venía. Pero poco a poco, se fueron creando diveros puntos de interés, por así decirlo (interés mío, que otro pensará -como ya ha pasado con mi hermana, por ejemplo- que lo que hay en esa estantería le importa un pimiento). Con lo cual, el resultado es el siguiente:



  • Sección "cine y series": fotos varias, como la ardillita prehistórica de Ice Age, fotogramas de pelis de Tarantino, un póster-caricatura de "El Jueves" de Lost...

  • Sección "mis hobbies": un par de trofeos de pesca de cuando era pequeña, y los dimplomas de los trimestres de flamenco

  • Sección "deportes": en esta hay dos subgrupos: mi sección, consistente en minreliquias de motos de Valentino Rossi, collages de fotos y pegatinas suyas, unas fotos que me regalaron mis primitos en las que sale junto a un Ferrari, etc; y la sección de Ratman (que se sumó a la decoración de la estantería fea del pasillo tenebroso) colocando fotos de Messi, Maradona, Caniggia, entraditas de fútbol y el balón de Argentina que le compré en el Decathlón.




Jeje... Así no tengo tanto miedo... ^-^'




sábado, 15 de noviembre de 2008

Si lo hubiera querido hacer a propósito, no le hubiera salido

HERMANA: - Qué me toca limpiar esta semana, ¿la comida y el cocenor?
PECOSA: - ¿¿O_O?? ¡¡Jaaaaaaaajajajajja!!

jueves, 13 de noviembre de 2008

Si uno quiere ahorrar, ahorra

Ayer por la noche, me desmaquillaba los ojos con uno de esos discos desmaquillantes (novedad en mi vida, dado que hasta ahora había usado algodón o, en su defecto, papel de wáter); y pensaba en lo rata que soy. Luego digo de Ratman, pobrecito...

Todo viene porque en lugar de usar un disco desmaquillante para cada ojo, uso el mismo por las dos caras: una cara por ojo. También es verdad que no suelo maquillarme excesivamente, por lo que pringo poco el disquito de potingue desmaquillante (por eso, y por que hay que ahorrar en desmaquillante, claro...).

Entonces me vinieron a la mente las raterías que hago siempre, como si de cosas normales se tratara. A saber:

  • Pañuelos de papel. ¿Por qué los hacen con tantas capas? Yo, realmente, no los necesito tan tupidos, así que separo las capas y de un pañuelo, hago dos. Que hay que ahorrar en kleenex, hombre...
  • Cinta adhesiva (celo, vamos). Cuando tengo que usarlo para colgar algun cartelito en la tienda, procuro cortarlo en trocitos que no superen los 2cm. de largo. Total, pegar, pega igual si mide 2 que si mide 4, así que procuro ser escueta, así el celo dura más. Que hay que ahorrar en celo, hombre...
  • Tacos/blocs de notas. En lugar de usar (como el resto de compañeras) un bloc o taco de notas, uso las páginas de una agenda de sobremesa (de esas que pasas una hoja por día) del 2006 que encontré sin estrenar en uno de los cajones. ¿Cómo iba a tirarla, sin estrenar? Que hay que ahorrar en blocs de notas, hombre...
  • Pilas. Ahora caso todo va con baterías recargables; pero recuerdo cuando usaba walkman y despertador analógico (¡qué tiempos!), que cuando las pilas no tenían suficiente potencia para hacer que el walkman funcionara, las pasaba al despertador, que no precisaba tanta, y así las acababa de gastar. Que había que ahorrar en pilas, hombre...
  • Hilo de coser. Soy de ésas que, cuando se cose algo, apura hasta el máximo la longitud del hilo, de manera que, cuando tengo que hacer el nudo porqué ya se me termina, casi nunca me llega, se me desenhebra la aguja y termino por deshacer algunos puntos para que el hilo "crezca" un poco, vuelvo a enhebrar la aguja y, entonces sí, coso el nudo. Una perdida de tiempo, sí. Pero es que hay que ahorrar en mercería...
Y paro, porqué más de uno dejará de hablarme, por rarita. Porqué todo esto no son "cosas que una hace en tiempos de crisis", son cosas que una lleva haciendo toda la vida. Lo de los kleenex, por ejemplo, lo aprendí de mi madre. Y entre lo que se aprende y que una es catalana y es de la Virgen del Puño, pues pasan estas cosas.

Menos mal que estoy con un hombre que me entiende, o eso quiero pensar... O si no me entiende, como mínimo me aguanta. Otro ya me hubiera dado puerta.

Luz

¡¡¡Tirurirurí, tirurirurí!!
"Oye, ¿has llamada fulanito?
¡Ding dong!
"Ay, que tengo que mandar aquél fax..."
¡¡Tirurirurí, tirurirurí!!
"Hoy encima pasa el jefe por la tienda, ¿no?"
"Ostras, que hay que preparar el pedido aquél..."
¡Ding, dong!
"Que me han dicho que te han dicho que le han dicho..."


13:30h. CERRADO

Tras unos días de nubes y lluvia, hoy el sol está de lo más brillante. Pero no tiene ese brillo que ciega, que molesta a la vista. Es un brillo dorado, que hace que todo lo que tocan los rayos de sol tome un aire luminoso. Me pongo a escuchar Portishead mientras camino. ¡Ay...! (Suspiro)¡Barcelona está resplandeciente...!
Nota de la bloguista: ahora, como he dicho que hace un día precioso, esta tarde lloverá. De hecho, ya se ha nublado.

martes, 11 de noviembre de 2008

El día en el que me vendí a cambio de dinero

Hoy me encontraba en casa de unos clientes revisando un armario cuyas puertas correderas se atascaban. Llaman al timbre:

Clienta: - Debe ser el chico de las puertas de las habitaciones -la clienta estaba de obras-. Ahora mismo vengo.
Pecosa: - Tranquila, yo sigo con lo mío.

Oigo de fondo que van hablando, mientras miran una por una las puertas de las habitaciones que ya están cambiadas. Llegan al dormitorio, donde me encuentro yo:

Señor de las puertas: - Hola, qué tal...
Pecosa: - Hola, buenas tardes
Clienta (dirigiéndose al señor de las puertas): - Si es que, para colmo de todo el jaleo que tengo en casa, se me estropea el armario y la chica me lo está mirando... En fin -volviendo a mirar la puerta de la habitación-, sí, están quedando muy bien las puertas, son muy bonitas.
Señor de las puertas (con aire campechano): - ¡La chica de los armarios sí que es maja! ¡A ver si me la voy a llevar!
Pecosa (siguiendo el cachondeo y el tono campechano): -¡Jajaja! ¡Sí, hombre! ¡Aquí si no es previo pago, nada!
Señor de las puertas: - ...
Clienta: - ...
Pecosa: - O_OU


Podría haber dicho algo en plan "la chica no está a la venta" o "eso tendrá que hablarlo con mi jefe", cosas que se dicen siempre, vaya. Pero no. En lugar de eso; mi cerebro, lejos de escoger la frase adecuada y graciosa de turno del archivo de "Frases Graciosas de Turno", escogió la primera que encontró. Asi, al azar. Y mi boca, otra que va a su rollo y dice lo que cerebro le manda, pues suelta esa barbaridad.

Sí. He quedado como una fulana.

sábado, 8 de noviembre de 2008

¡Maculai Culquin!

Mi hermana ha quedado esta noche, Ratman ha salido con un amigo y yo me he quedado sola en casa. He cenado sopita, me he embutido en el pijama y los calcetines de dedos y me he tumbado en el sofá con la mantita. Hago zapping a ver si hay algo... ¡Solo en casa! Me la sé de memoria, y la dan año sí año también, soy consciente; pero hace tiempo que no la veo. Además la pillo justo cuando empieza la movida con los ladrones. ¡JIJ! ^^

viernes, 7 de noviembre de 2008

Los sueños (por suerte) sueños son...

No sé si habrá sido por el hecho de haber visto ayer el vídeo del blog de Chuikov, o por estar rodeada de preñadas, parturientas y bebés varios; pero esta noche he soñado que estaba embarazada de gemelos. A falta de uno, dos. Y le decía a Ratman: "tranquilo, te doy libertad para que te involucres en el grado que quieras, sin problemas". E iba yo con una incipiente barriga al médico, en plan soy-de-lo-más-feliz-siendo-madre-soltera, y me iba al súper a comprar...

...

Ah, y también he soñado que me intentaban robar en el metro.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Marque A, B, C o D

Buscando información sobre la ciclotimia, he dado con unos tests psicológicos y, como me aburría, he hecho alguno. Con ellos he descubierto que:

  • Puede ser que tenga un trastorno bipolar del tipo II (y me recomiendan un psicólogo)
  • No soy una persona que se preocupe excesivamente de las cosas
  • Tengo una emocionalidad dura, práctica y desapasionada; que posiblemente sea una máscara de cara a los demás
  • No estoy del todo satisfecha con mi vida
  • Tengo un déficit moderado de atención (y me recomiendan un psicólogo)
  • Soy una inconformista y una rebelde social, a la que no le importa ser apartada de un grupo
  • No estoy particularmente interesada en moverme hacia el futuro al ritmo al que nuestra sociedad avanza
  • Aunque en ocasiones puedo quebrantar la ley, no soy una criminal en potencia

Cosa que demuestra que de poco sirven esos tests: la mayoría de cosas, ya las sabía.

martes, 4 de noviembre de 2008

Gracias a Dios, salimos en la tele...

¿Desde cuando la iglesia se anuncia en la tele?

Acabo de ver un anuncio en plan la-iglesia-está-presente-en-mi-vida.

...

Ojo al eslógan: "hay tantos que necesitan tanto...". El anuncio es del Programa para el Sostenimiento Económico de la Iglesia.

...

Si hay tantos que necesitan tanto, ¿por qué, en lugar de sostener la iglesia y todo eso, venden los anillos y coronas de oro y pedruscones y togas de telas carísimas del Papa? ¿Por qué no inventarian todas las "humildes pertenencias" que tiene la iglesia en el Vaticano, por ejemplo, para ver si eso les da para algo?

lunes, 3 de noviembre de 2008

De mayor quiero ser Alice Gould

Y es que no es para menos. Su inteligencia, elegancia, encanto personal y, porqué no decirlo, extravagancia han hecho de ella mi personaje literario femenino favorito.

Hablo del libro Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena, que me prestaron hace poco; diciéndome que era un libro genial. No me engañaron. Es un libro alucinante.

La historia se desarrolla en un manicomio, desde el momento en que Alice Gould,señora de Almenara, ingresa en él. Ella dice ser una detective privada que está allí para investigar un crimen. Lo que dice su historial tiene poco que ver con su versión: se trata de una mujer obsesionada con asesinar mediante envenenamiento a su marido, y poseedora de una cualidad que la hace peligrosísima: su gran capacidad para mentir, y hacer creer a los demás sus mentiras dada la gran inteligencia que posee. E incluso, una vez descubierto su embuste, argumentar porqué mintió en su día y dar una explicación de lo más razonable; haciendo dudar a los demás de si era entoces o ahora cuando miente.

La compleja, y sobretodo, encantadora persona y personalidad de Alice Gould se descubre entre locos de todos los calibres: fóbicos al agua, falsos mutistas y ciegos voluntarios, niños que imitan enfermizamente todo cuanto ven, hombres que mantienen la postura en la que los dejas (como si fuera un muñeco articulable), onanistas obsesivas... Una retahíla de personajes de lo más variopinto, incluyendo en ellos el personal médico (que también los hay para todos los gustos).

Un libro que lo vuelve a uno loco (nunca mejor dicho) y dudoso de creer si Alicia es o no una demente. Además de la gran labor del autor (que se internó en un manicomio para estudiar los comportamientos de los enfermos y escribir su libro, en el que plasmó algunas de las experiencias vividas) de hacernos ver lo que pasa desde la mente de sus distintos personajes: a veces desde el pensamiento de Alice Gould, otras desde la mente del Director del centro... Cosa que aumenta nuestra confusión, impidiéndonos sacar conclusión alguna.

Me quedo con: Rómulo y la "Niña Oscilante" (dos niños que tocan el alma), el Dr. César Arellano e Ignacio Urquieta (doctor y enfermo, respectivamente; inevitable enamorarse de ellos), "el Autor de la Teoría de los Nueve Universos" (otro enfermo, de los que están más allá que acá, pero un amor); y, como ya he dicho antes, Alice Gould, "La rubia", "la Almenara", "la detective".

Hala, todos a leer.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Te quiero, te pego

Esta mañana, Ratman dormía. Yo leía en el salón, cuyo tabique colinda con el piso de al lado al que recientemente se ha mudado una pareja.

Ratman ya me había comentado que los vecinos se peleaban a menudo, y no sólo a gritos. Bien, hoy he tenido la oportunidad de comprobarlo. Golpes, insultos, gritos, niños llorando... Tras tres horas de espectáculo en vivo y en directo, la poli. En fin. Un sábado por la mañana de lo más encantador.

Lo más sorprendente es que ella, con toda la tranquilidad del mundo, sin un ápice de alteración o miedo en su voz, lo llamaba loco, o decía a la vecina cuando ésta le ha preguntado, que no pasaba nada. Lo mismo con la policía.

A mi parecer, y con lo poco que conozco de estos casos (porqué por suerte, ni los he vivido, ni los he tenido cerca), me voy a atrever a hacer una observación; siempre bajo mi conocimiento y punto de vista (puedo estar o no equivocada). La víctima de los malos tratos tiene dos opciones: denunciar o no denunciar. Dentro de las que no denuncian, yo veo dos subgrupos (que no quiere decir que no haya más):

a) la víctima que vive bajo el miedo, pero que desea denunciar
b) la víctima que asume esa forma de vida como la normal, y la acepta, encubriendo y justificando muchas veces al maltratador.

(En el segundo grupo se podría incluir al mediático caso Neira, en el que la víctima de los malos tratos de su pareja, no satisfecha con no denunciar al agresor y defenderle; se paseó, con toda su caradura y previo pago, por supuesto; por varios platós de televisión.)

Pues a eso me refiero. No digo, ni mucho menos, que la violencia esté justificada. EN NINGÚN CASO LO ESTÁ. Sólo digo que parece que haya gente que le guste vivir así, porqué ni hacen nada al respecto, ni aceptan ayuda, ni agradecen a los que les puedan salvar la vida en un momento dado.

Mientras estoy escribiendo esto, sigo oyendo discusiones al otro lado del tabique. Parece que hay gente que le encanta vivir así. Cada uno sabrá. Qué triste.

Mi casa: vida y milagros (Episodio 2)

De lo que es el piso ahora a lo que era entonces, ha llovido mucho...


Como no teníamos sofá, lo montamos con unos palés sobre el que pusimos dos colchones individuales. Quedó tipo chaise longue, pero a lo cutre. MUY a lo cutre. Luego, el chaise-longue-versión-chapuza pasó a ser sustituido por el sofá-más-barato-de-ikea. Era lo que había...


Por otro lado, la nevera que teníamos debía ser de la época de Franco como mínimo. Eso sí: funcionaba de perlas, que ya se sabe que antes las cosas se hacían para que duraran, no como ahora.

No teníamos ningún tipo de cortina, así que nuestra casa era como un Gran Hermano, cosa que nunca nos preocupó...

Las paredes del piso hacía siglos que no las pintaba nadie. Así que mi padre nos echó un cable y nos pintó las habitaciones, el pasillo, el baño. Una vez más, un solete.
Pero, claro, el comedor no se pintó porqué era un follón. Así que se quedó tal cual estaba. Imaginaos: el gotelé ese feo ennegrecido (porqué era más gris que blanco), los palés con los colchones por el suelo, una estantería que había altísima, que la tumbamos en horizontal en plan "mueblecito bajo" ( ¡¡O_O!! ) y la decoración comprada en el chino. Además, la luz del salón era fluorescente, como la de la cocina. El conjunto era penoso. Cero calidez. Cero hogar.

Por suerte, con el tiempo y un curso de interiorismo (y madurar, que hace mucho), tras la marcha de mi compañera de piso, estuve unos meses sola en el piso e hice algunos cambios... Hoy el piso parece otro.

jueves, 30 de octubre de 2008

Más defectos de fábrica

Recientemente, revisualizando mis fotos del viaje a Portugal; he descubierto que, según como, se me va un ojo a la viulé. No a lo Fernando Trueba, pero se me va. Se me desvía un poco.

...

Una tara nueva que añadir a las ochenta más que tengo repartidas por el cuerpo. Mira qué gracia.

Desde luego, vaya polvo de caca se echaron conmigo.

Pues sí que estamos buenas...

Hoy por la mañana:

Pecosa: - Buenos días...
Hermana : - Buenos días...
Pecosa: - ¿Qué tal ayer con el maromo? - mi hermana tiene nuevo ligue.
Hermana: - Bien... Ahora se va unos dos meses... Qué palo... ¡Ayer me eché a llorar...!
Pecosa: -¿Tú también? Vaya dos... ¿Por?
Hermana: - Se pasó por el local, entró y, sin decirme nada, me dio una bolsa de chuches, me guiñó un ojo y se fue. Me puse a llorar como una tonta.
Pecosa: -¡Qué majo...!
Hermana: - Sí, tía... Y a ti, ¿que te pasó?
Pecosa: - Tenía el día sensible, hacía frío, estaba sola y me eché a llorar.
Hermana: - Joder, estamos fatal...
Pecosa: - Ya te digo.

Hoy por la noche, al llegar del trabajo:

Pecosa: - Eo, ¿qué tal el día?
Hermana: -Uff... Tengo un dolor de cabeza...
Pecosa: - Pues ya somos dos... ¿Que te pasa?
Hermana: - Que se me junta todo: creo que la estoy pillando, y en el trabajo no he parado, y el R---- se va... ¿Y a ti que te pasa?
Pecosa: - Pues hasta los cojones. Llevan literalmente todo el día comiéndome la cabeza en el trabajo -las cosas no van bien y se respira tensión-: por la mañana, la encargada; a mediodía, comida con las compañeras; por la tarde, más debate con la compi de la tienda... Que presión, me ahogan, te lo juro... Ahora mismo no sirvo para nada.
Hermana: - Ni yo...
(SILENCIO DURANTE UNOS SEGUNDOS. CADA UNA, PENSANDO EN LO SUYO)
Hermana: - ... He comprado pizza.
Pecosa: - Genial, estaba pensando justo lo mismo.


A veces me sorprendo de lo que nos podemos llegar a parecer mi hermana y yo, siendo lo diferentes que somos.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Invierno

...pues sí... ya hace frío...

...pues sí... diez grados menos de ayer a hoy se notan...

... pues sí... hoy ya me he puesto el abrigo...

...

...pues sí...


...pues me vendría muy bien tenerte aquí al lado ahora, que siempre estás tan calentito...

...pero, claro, no estás.



Esto empieza a ser una mierda.



Voy a por mi bolsa de agua caliente.

martes, 28 de octubre de 2008

Mi casa: vida y milagros (Episodio 1)

Tener un hogar propio (o, en su equivalente mínimo, vivir en un piso de estudiantes) implica tener cierta independencia. Y si hablo de independencia, tengo que hablar del primer artículo propio que tuve cuando me independicé: mi televisor.


Se trata de una Panasonic Quintrix TX-21AP1F, que dicho así parece que esté hablando de un pepinazo, pero no: mi querida compañera (ha superado exitosamente todas mis mudanzas, y no se me ha estropeado ni una sola vez) tiene ya sus nueve añitos y funciona de maravilla; así que no tiene nada que envidiarle a las pantallas planas ultramodernas que andan por ahí. Como ella suele decir: "culona, pero honrada".

Y así pues, con ella y los demás bártulos (que hace cuatro años se reducían a maletas con ropa, un candelabro de pie, un DVD sin surround, una manta y mi cámara de fotos), me mudé a este piso que, por suerte, estaba semi-amueblado.

El primer mes en el piso fue... Excesivamente ajetreado. Ya de por sí, una mudanza lo es, y se une la emoción del cambio con el cansancio que supone acondicionarse. Pues, muy "emocionante" fue también la noche que subió el vecino de abajo a decirnos que le estaba cayendo agua de nuestro baño. Claro que le caía agua, como que nos había reventado una tubería. Lo cual supuso llamar al propietario de la finca, que nos mandó a un operario que nos cambió toda la instalación de agua. Pero claro, hasta entonces, gastando agua de garrafa por un tubo, que calentábamos en ollas al fuego para así poder ducharnos; y usando cazos, como antiguamente.

Bueeeeeeeno, cosas que paaaasan.... Sí, sí, ¡y una leche! En cuestión de días, reventó el calentador. Tal cual. Vuelvo a llamar a las fincas, ya un poco mosca. Por supuesto, nos pusieron un calentador nuevo. Entre tanto, como teníamos agua pero no caldera para calentarla, vueeeeeeelta a calentar el agua al fuego.

Vale: peta el agua, peta la caldera... Y como no hay dos sin tres, petó la única cosa que faltaba por petar: la luz. Un día, así de sopetón, ¡plas! se nos apaga todo. Me fijo en si han saltado los plomos, pero no: está todo para arriba. Extrañadas, vamos al pasillo de la planta y vemos que hay luz. Picamos a los vecinos, y nos dicen que tienen luz... Qué raro... Llamamos a Endesa por si hay alguna avería (¡¿sólo en nuestro piso?!). Impago. Nuestro no, claro, nos acabábamos de mudar. De los inquilinos anteriores, por lo visto, que se fueron dejando una factura pendiente. Chúpate esa. Ooooootra vez llama a las fincas, espera a que lo solucionen (a todo esto, la nevera y el congelador soltando agua a punta pala, claro)...

Os podéis imaginar como estábamos las dos después de todo eso: yo ya no sabía si hacer la maleta y desaparecer de ese piso maldito, todo y perder la fianza... Por suerte, la racha paró ahí... De momento...

Homenaje hogareño

Aprovechando que tengo un blog (que es lo más cerca que voy a estar de ser un "personaje público"), quiero rendir un homenaje al que, durante cuatro años que cumplimos juntos precisamente ayer, ha sido mi hogar.

Desde que me independicé, no he durado más de un año en ninguno de los... (uno... dos... emmm... tres...) cinco pisos en los que he vivido. Cosas de la vida. Por eso casi no me creo que lleve ya cuatro años en éste. Un piso que no es especialmente especial, pero que es especialísimo. Un piso en el que he pasado de todo, en el que me ha pasado de todo, que ha soportado mis histerias de cambio de lugar y aspecto del mobiliario durante años, hasta dar con la fórmula que he conservado hasta hoy. Y todo con estas manitas. Un piso que, pese a haber sido siempre compartido, ha sido MI CASA, por primera vez en mi vida.

Por eso, creo más que justificado y merecido un homenaje a mi casa, ya que es posible que el próximo año tenga que dejarlo...

...para emprender una nueva etapa...

Palabras que hablan por sí solas

Hace un rato hablaba con un amigo de las palabras. Le decía que hay palabras que, aunque uno no conociera el significado; podría llegar a deducirlo sólo por la palabra en sí. Es decir, que hay palabras que son ideales para designar lo que designan, ya que suenan o reflejan lo que describen. Por ejemplo:


Sensual: supongo que será por el seseo de las dos S, y la L final; que hacen que suene del o más dulce y erótico.

Fétido: ya sólo la palabra, apesta.

Hojarasca: supongo que aquí entra un poco el efecto onomatopéyico de la palabra, que recuerda a cuando uno pisa una hoja, o al ruido de éstas cuando hace viento.

Pitiminí: la I me suena a cosas pequeñas. De hecho, a un bebé siempre se le dicen cosas como "chiquitín", "cuchi cuchi", "ñiñiñiñi" y demás. Pitiminí es como liliputiense: palabras que con tantas íes dan a entender que se refieren a algo pequeño.

Anclaje: en este caso, a mi me pasa que la J, con su forma de gancho, me hace pensar en algo que sirve para engarzar, o unir, o atar. En este caso, el significado (como la comida) me entra por lo ojos.

Ojo: otra palabra de lo más visual.

Frágil: ésta es una palabra que no sé exactamente porqué; pero me da la sensación de que, con sólo nombrarla, vaya a romperse.

Glándula: esta palabra siempre me ha gustado como suena. Suena a viscoso, a glopchofglobfs... GLánDuLa... Es incluso hipnótica...

Ahora que digo hipnótica, pensaba en tarántula, espátula, caléndula... Son medio sedantes, éstas también...


Otra categoría: palabras que suenan a feo, sucio y/o repulsivo. A saber, por ejemplo: prepucio, escroto (perdonad la insistencia con el aparato genital masculino, pero es que es cierto); ya que la nombro, genital; vagina (venga va, para equiparar), o chocho (qué vulgar...); escupitajo (muuuuuuuuuy desagradable), gargajo (mil veces peor que escupitajo), sarpullido, escarabajo, calzoncillo (qué palabra más fea...), ...

Y palabras que, por lo contrario, suenan bonitas, frescas, limpias: cereza, frambuesa, sauce, elipse, eclipse, delantal, almohada, albahaca, blusa, perfil, marfil, azahar,... Me doy cuenta ahora de que la mayoría contienen los fonemas /l/ o /θ/. El sonido /θ/, bien usado, puede resultar de lo más encantador. No es lo mismo zapato que azucena...


Y, dada la fantástica argumentación de mi amigo respecto a la maravillosidad de la palabra MURCIÉLAGO, la adopto como palabra favorita de entre mis favoritas. Cerrad los ojos y, sin más sonido a vuestro alrededor que vuestra voz, pronunciad la palabra
M-U-R-C-I-É-L-A-G-O, lentamente y marcando bien todas las letras: vocales y consonantes. Os sentiréis, durante unos segundos, la persona más poderosa del mundo, ya que esta palabra lo tiene prácticamente todo.



Vergonzoso

Una media de 54 menores estadounidenses mueren A LA SEMANA por manipular armas de fuego.

Aquí solemos decir: Los niños nacen con un pan bajo el brazo. En EEUU les quitan el pan, y les dan un rifle.

lunes, 27 de octubre de 2008

Qué cosas de soñar...

Hoy he soñado que mi amiga (que se ha ido a Nueva York a pasar tres meses) venía a casa a tomar un café y luego se volvía a ir. Claro, tiene mucho sentido: coges un vuelo de 8 horas que, con suerte, te valdrá 1000€ y te plantas en casa de tu amiga a hacerle una visita para, en unas horas, coger el vuelo de vuelta a la Gran Manzana. Totalmente verosímil.

Mi hermana me contaba esta mañana que ella había soñado que me iba a Operación Triunfo a cantar. Sin casting ni nada, que yo le decía: "¿Te vienes a verme cantar al plató? Me voy al programa a ver si me cogen". Claro, tiene mucho sentido: irme a un concurso de canto, vía directa, a triunfar en la vida, con lo que yo soy cantando (si mi ducha hablara...). Totalmente verosímil.

...

Madre mía, vaya dos...

domingo, 26 de octubre de 2008

¡60 minutos de regalo!

Esta madrugada, nos hacían cambiar -como cada año- la hora: a las tres de la madrugada serían las dos. Lo que significa que teníamos todos una hora más de domingo para aprovecharla (o no) como cada uno creyera conveniente.

En mi caso, inicialmente iba a salir con Ratman por Barcelona de tapeo y a tomar unas cañitas; pero decidimos quedarnos en casa (ya que mi hermana pasaba la noche fuera y teníamos el piso para nosotros, que ya tocaba). Pillamos unas pizzas y unas empanadas en una pizzería argentina que hay cerca de casa, compramos una Coca-Cola para él y un vinito para mi y cenamos viendo el Barça. Tras dos copas de vino comprado en el paqui y dos caliqueños, ya ni me acordaba del cambio de hora ni de nada.

Hoy me he levantado a las once y media, pero ha sido al encender el ordenador que me he dado cuenta de la hora real: una hora menos. Cosa que ha modificado mi mañana notablemente:

  • He caído en que hoy daban la última carrera del mundial de motociclismo, el GP de Cheste. Así que he puesto la tele par ver la carrera de 125c.c., que casi nunca veo por estar durmiendo como una mona. Claro, como es una hora menos...
  • Me he preparado una cafetera (uno de los olores más ricos de este mundo es el del café recién hecho) y he desayunado tostadas con ajo y paté (mmmmm!!) que hacía siglos que no lo hacía. Claro, como es una hora menos...
  • Emmmmmm...

Bueno, básicamente ha sido eso: que he visto 125 y que he desayunado. No es gran cosa así a simple vista, pero teniendo en cuenta que no lo hago nunca... Pues hombre, se agradece. Que yo no sé si ahorrar energía se ahorra con esto del cambo de hora, pero a mi me ha venido de perlas esta horita de más.

jueves, 23 de octubre de 2008

En pleno siglo XXI

Tanto "en el 2000 esto, en el 2000 lo otro" y ya estamos en el 2008 (casi 2009) y seguimos usando cosas como:


  • El paraguas: ¿existe cosa más inúltil? Es decir: si llueve poco, da más por saco el tener que cargar con él que, para lo poco que cae, mojarse. Si llueve y hace viento, el viento te lleva la lluvia a la cara y, encima, la ventisca te jode el paraguas. Y si llueve mucho, te mojas de cintura para abajo y encima te van cayendo en los hombros los gotarrones que bajan del paraguas a chorro. En los tres casos te acabas mojando sí o sí. Así que lo dicho: una gilipollez.
  • Las cartillas del banco: abres una cuenta y ¡pam! lo primero que te dan es la libreta. ¡Toma libretón! Una sábana, es eso. Y, digo yo, ¿alguien lo usa eso? ¿Alguien se acuerda de llevarla actualizada? Que a más de uno nos pasa el llevarla de vez en cuando (o sea, cada 6 meses) a ponerla al día y tal y como la expulsa el cajero (que queda exhausto) tener que entrar a la oficina a que nos den una nueva, ya que se ha agotado del tirón. Cartillas, ya ves tú.
  • Los faxes: una vez a un cliente (antes de tener el ordenador en la tienda, hace un año o así) le dije: "-Si quiere le paso el presupuesto por fax...". Me miró y me dijo, sorprendido: "-¡¿Por fax?!". Y con toda la razón, el hombre. Por fax. En un comercio de ese calibre. Me sentí neandertal total.
  • Las fundas nórdicas: ¿me pasa sólo a mí o meter el nórdico en su funda es lo peor del mundo? Acabo hecha polvo, oye. Primero, despliega el nórdico, y despliega la funda. Vale: buscas la puntita derecha del nórdico y la correpondiente de la funda y metes el nórdico dentro la funda hasta unir punta con punta. Luego igual con la otra punta, pero con cuidado de que la que ya tienes no se te descontrole. Luego alinearlo y hacer que la funda cubra toda la largura del nórdico (cosa que yo consigo echándome el nórdico por encima de la cabeza de manera que me cubra por delante y por detrás, y salto para que la funda caiga por su propio peso hasta cubrir la totalidad del nórdico). Lo vuelvo a echar a la cama y la hago. Y acabo hecha mierda, claro. Pues eso digo: que no es posible que en pleno siglo XXI nadie invente algo más cómodo y sencillo que toda esta parafernalia.

Uff, y tengo más cosas... Tengo más cosas, pero ahora no me vienen a la cabeza... Cosas de esas que uno piensa: "No es posible. No es posible que sigamos así... en pleno siglo XXI". Ya me vendrán, ya, que hay un montón.

En cambio hay cosas que me gusta que no hayan caído del todo en desuso:

  • Las bolsas de agua caliente
  • Las cafeteras de toda la vida
  • Las cazuelas de barro
  • Los candelabros y las velas
  • Las colchonetas de playa
  • Los calendarios de sobremesa

¡Ay...! ¡Qué no falten nunca esas cositas...!

¡Cagoen...!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!!!!!!

¡JODER!