martes, 2 de marzo de 2010

Hoy, Pecosa será... ¡Penélope Cruz!

Mi jefe nos ha dicho que tenemos que hacer un estudio de mercado, esto es, ir a las tiendas de la competencia haciéndonos pasar por clientes y tomar notas de todo lo que veamos. O sea, sacar nuestras dotes de actrices (yo de eso voy mal) y hacer el papelón.

Hoy me tocaba ir a dos tiendas. Así que me he puesto el modelito de no-tengo-nada-mejor-que-hacer-un-martes-por-la-mañana-que-ir-a-pedir-presupuestos-de-armarios y he salido al lío.

OBJETIVO: conseguir precios en los tres materiales existentes, tanto en puertas batientes como en correderas (o sea, pedir seis precios. Un coñazo para toda vendedora).

Tienda Nº 1:

VENDEDORA: -Hola, bon día...
PECOSA (como un flan): -Hola... Hola, qué tal, buenas... -ya mirando para todos lados en plan tengo que observarlo todo.- Pues mira, quería presupuesto para un armario.
VENDEDORA: -Muy bien, pues siéntate y me cuentas.

Me siento y le cuento.


Tras tres cuartos de hora de conversación, dibujos, cálculos y recopilación de información; me sabía mal decirle "pues ahora me calculas el mismo armario en puertas correderas y también en los tres materiales, por favor". Así que he improvisado (el arte de la improvisación está muy valorada en un actor: si sabes improvisar, tienes medio camino hecho):

PECOSA: -Bueno, mira, pues ya que estoy es que resulta que tengo otro armario en otra habitación... No sé si tienes tiempo para mirármelo...
VENDEDORA (con cara de circunstancia): -No... Tranquila... Si tienes tiempo tú...
PECOSA: -Sí, si de hecho me he pedido la mañana en el trabajo -a lo que ipso facto he pensado lo que debía estar pensando la vendedora en ese momento: "¿¿Esta tía se ha pedido una mañana para ir a mirarse armarios??" o_o'
VENDEDORA: -Bueno, pues dime, dime.
PECOSA: -A decir verdad, el armario es el mismo, lo que pasa que está en la habitación de al lado, pero es lo mismo... -veo que la cara de la vendedora cambia a una leve mueca rara y me empiezo a poner nerviosa, así que sigo hablando- ... O sea, mide lo mismo porque está en la misma pared que el armario que me acabas de hacer, pero al otro lado. Pero éste lo quiero en puertas correderas porque es una habitación más estrecha, es para tener un armario de desahogo.
VENDEDORA: -Mmmvale... pues entonces simplificamos un poco la distribución interior, así te sale mejor de precio...
PECOSA (Pensando en décimas de segundo: "¡Mierda! ¡Si cambiamos la distribución no vale! ¡Tiene que ser el mismo!"): -Ya, no, pero ¿sabes qué pasa? -aquí empiezo a acelerar- Que también es una habitación para cuando vengan mis padres y claro a parte de mis cosas de trastos y eso pues les quiero dejar a ellos también esta distribución para que ellos tengan su ropa bien pero claro tiene que ser en correderas porque no hay mucho espacio y posiblemente tenga que poner incluso camas de estas abatibles...
VENDEDORA (con la cara iluminada): -¡Ah, mira! ¡Pues aquí tenemos camas de esas, si quieres! Ven que te las enseño.

Y me ha enseñado las camas que no venían a cuento. Yo ya sudaba la gota gorda.

Al final me he ido tras una hora y media de estar cascando con la pobre chavalina, que ha tenido santa paciencia.


Tienda Nº 2:

Esta vendedora yo creo que me ha visto el plumero, o me ha olido el miedo, o los nervios. El caso es que me ha atendido en plan pim-pam, no me ha preguntado mi nombre, ni mi teléfono; ni siquiera me ha dicho eso que dice una vendedora de tienda de muebles a medida cuando se despide de "Soy Pepita de Tal, si tienes cualquier cosa llama y preguntas por mi".

...

Pues nada, que el Goya para Rita la Cantaora.

12 comentarios:

ulises dijo...

Me extraña que no tengas dotes de actriz. Otra cosa es que lo que fueses a hacer no te pareciese bien.
El jefe podía ser más listo e ir él a preguntar ya que no está de cara al público. Imagínate a esa pobre chica que de buena fe te ha atendido cortésmente y cuando pasa por tu escaparate te ve vendiendo el mismo producto.
Ciao

juanjo dijo...

Sinceramente yo no podria haber hecho esa interpretacion de la que creo que has salido bastante airosa.Seguro que a mi se me trabaria la llengua y me pondria de todos los colores.....con lo poco que me gusta preguntar precios.
En cuanto al comentario de Ulises que ha sido muy oportuno,te propongo que si algun dia te ocurriera tan triste percance(que ya seria casualidad) saques a relucir tus nuevas dotes de actriz y con desparpajo le digas:"sabes? me gusto tanto como me atendiste que descubri que tambien me queria dedicar a eso"....que te parece?
Un beso Penelope

Sand dijo...

Jajaja... qué grande!! Ainsss, y que paciencia :)

Misaoshi dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Te salió mal el estudio, ¿eh?

¿Qué te dijo tu jefe? jajaja


Lo siento, es gracioso, espero que no tenga consecuencias nefastas...

Anónimo dijo...

Pecosa: me parece a mí, o esto más que estudio se llama "espionaje"???!!!

Ah.. y como que me estás debiendo algo, no? piensa niña

Gonza

Manzanero dijo...

Jajajaja! Me encanta tu empresa! Y la dependienta, que se joda! Tú aguantas a todos los cazurros que te preguntan cosas que no tienen que ver con muebles en tu tienda, así que... ¡los demás que se jodan! Jajaja!

Un beso, Pecosa (:

chuikov dijo...

el problema no es que esa depedienta te vea un día en la tienda. lo jodido será cuando se vengue y te tenga dos horas haciendo presupuestos..

Loco dijo...

Y digo yo, ¿a vosotros nunca os han hecho espionaje industrial?

H@n dijo...

Que fuerte, nunca se me había ocurrido que las tienedas hicieran eso, pero tiene muchísimo sentido xD
Oye, pues tampoco te salió tna mal, che, una de dos xD
De todas formas es dificil conseguir lo que os piden sin que de el cante:
-hola quería saber presupuestos de un armario de mediadas XxXxX en puerta normal, de vidrio y corredera y en cada caso en pino, nogal, y sésamo (no me se mas nombres de madera >.<)

No hay manera de que cuele, al menos no es una sola visita xD

Yo te doy el BloGoya, quién me esta conmigo?

El Zorrocloco dijo...

Luego hablarían de ti por la tarde: "¿Viste a la Loca de los Armarios?" "Sí, tía, se pidió el día libre en la ofi para elegir puertas de armarios..." XD

¿No podríais hacer lo mismo por teléfono, si sólo es pedir presupuestos? Digo, como idea. Aunque la verdad es que mola poder salir a la calla a que te dé el aire en horas de curro. Como cuando hacías una excursión en el cole, que parecía que estabas timando al sistema educativo XDD

vittt dijo...

verás cuando aparezca la espía de ikea a pedirte precio de los armarios, pero desmostaos

Pecosa dijo...

Ulises, ¿en serio te extraña? A ver, algo teatrera soy, pero no sé si eso es lo mismo...
No es que no me parezca bien, la competitividad es así y ahora hay que sobrevivir más que nunca, esto es la jungla... Sólo que no me veo natural desempeñando este papel de "falsa compradora".

Juanjo, me pasa algo parecido. Estoy poco (más bien nada) acostumbrada a ir a comercios a preguntar precios, y que me atiendan.
Si viniera una de las que me atendió posiblemente ni la reconocería (soy muy mala fisonomista). De todas formas me apunto tu respuesta, por si acaso.

Sand, no sabes cuánta... Ya tenemos que tenerla con los clientes, ahora encima con las compañeras de gremio, ¡jajaj!

Misaoshi, aún no lo hemos acabado. Y el jefe no dirá nada, como siempre. Aunque ya puede decir misa, que como me replique le replico yo unas cuantas cosas que ahora no viene a cuento comentar.

Gonza, espionaje en toda regla. Como decía, esto es la jungla.
El riñón aún lo necesito. Cuando pueda prescindir de él te lo mando.

Manzanero, ¡cierto! ¡¡Eres mi ídolo, tienes toda la razón!! ¡Que se jodan todas!

Chuikov, no debemos ser los únicos que hacen esto. Todos deben hacer igual. Mira que hasta pensé que la de la segunda tienda que creo que me pilló la intención, a lo mejor vino en su día a mi tienda y la atendí.

Loco, seguro. Y no sólo industrial. Una vez vino una tía haciéndose pasar por clienta y al cabo de unos días nos llamó para ofrecernos trabajo en la competencia.

H@n, gracias por tu BloGoya, reina. Lo pondré en mi estantería de premios inventados. ^^

Zorrocloco, este tipo de presupuestos no se suelen dar por teléfono. De todas formas es lo que tú dices, me sirvió para rular un poco por ahí en horas de trabajo, tomar un cafelillo ya de paso y esas cosas. Hecha la ley...

Vittt, que venga la de Ikea, que venga. Y que me diga qué día los monta que quiero estar para verlo.