miércoles, 27 de octubre de 2010

El paseo más bonito

Recuerdo salir a caminar después de comer aquel picnic familiar. Estábamos en medio de un bosque repleto de árboles, había muchos, altos hasta el infinito y de troncos delgados y estilizados. A pesar de haber tantos, el bosque presentaba un aspecto muy luminoso, incluso diría resplandeciente, como bañado por la luz del mágico y elegante Rivendel. Era como si perteneciera a un mundo de ensueño.

Caminábamos todos por un camino estrecho, haría un metro de ancho; un camino limpio, totalmente definido, de tierra color canela, sin piedras ni hierbas que nos entorpecieran. Nuestros pasos avanzaban uno tras otro como hechizados, mientras admirábamos el paisaje que nos robaba las palabras de los labios y nos dejaba mudos.

De golpe me desencanto, como volviendo a la conciencia, y digo en voz alta: "deberíamos volver, podríamos perdernos". Pero doy media vuelta, miro a mi alrededor y han desaparecido todos. Todos excepto él, que sigue a mi lado. Como si no nos sorprendiera que hubieran desaparecido y no nos importara dónde pudieran estar, nosotros dos reemprendemos el camino de vuelta, volviendo nuevamente a ese estado casi etéreo que nos provoca el bosque. Las cortezas blanquecinas de los árboles los hace sutilmente brillantes a la luz del sol. Miro el césped (el bosque está cubierto de él, hermoso, perfecto) y observo que a medida que avanzamos cada vez es más blanco. Da la sensación de que sus tallos son blancos y verdes a partes iguales. Me agacho para tocarlo y al hacerlo me doy cuenta de que el césped está cubierto de una especie de flores blancas de textura esponjosa, como si fueran comestibles, algo similar a las nubes de chuchería. Aun y así no me como ninguna, pero sí llevo una conmigo.Al rato de caminar llegamos a un valle enorme, en cuyo centro hay una casa. Pero una casa que bien podría ser la Alhambra, dadas sus dimensiones. "¡Vaya...!", no puedo evitar exclamar. "Es La Casa Más Grande Del Mundo", me dice él. "¿En serio?", digo totalmente asombrada. "Sí, es una casa llena de cosas, como las casas normales, pero a una escala coma para ser usadas por gigantes. Todos los enseres que hay en ella son descomunales. Ahora la han convertido en museo". "¡Entremos!", digo enseguida.

La primera sala que hay al entrar en ella es un amplísimo vestíbulo. Justo enfrente, la recepcionista de la casa-museo nos sonríe tras el mostrador. Los techos son tan altos como los de una catedral. Junto al mostrador, se encuentran los baños, el de caballeros a la izquierda, el de señoras a la derecha, y junto a éste, la entrada al museo.
Los muñecos que habitualmente se encuentran en la puerta de cada baño indicando si es éste el de señoras o el de caballeros, en este caso no están en la puerta del baño correspondiente, SON la puerta al baño correspondiente. De hecho, los muñecos, (enormes, gigantes, altísimos) albergan entre sus piernas una doble puerta que conduce al interior de los baños, los cuales "deben tener unos retretes enormes", pienso yo.


(Esquema del vestíbulo, para que se entienda. Las figuras eran doradas, y en relieve, y las paredes del vestíbulo estaban forradas de madera)



Y no recuerdo más.



Ríete tú de Alicia en el País de las Maravillas.

12 comentarios:

H@n dijo...

()___()

Pero qué animalà de sueño! Que chulada! Cuantos detalles!!!
En serio... que pasada... y todo porque te ahcías pis, ¿a que si? jijijij

Juanjo dijo...

He tenido que buscar lo de rivendel porque no tenia ni idea de lo que era.
Me encanta el ambiente onirico de tu relato que guarda toda la magia y los misterios de los sueños
Si me pidieras que lo interpretara y aunque no soy un experto me atreveria a decir que es un sueño claramente nostalgico de la infancia y que esas figuras grandes de los sewrvicios posiblemente serian tus papas......claro que posiblemente este totalmente equivocado y quizas no signifique nada
Besos

Jauroles dijo...

Qué raros son los sueños eh?
Ala, a buscarle significado! Yo no me animo...

Besos.

D dijo...

...Gente por un camino ... estrecho (vida)... que acompañan para luego desaparecer... y sólo se queda una persona (él)... y el final del recorrido es una casa... la más grande (la que quiere para sí)...y en esa casa hay alguien que espera en la recepción... una chica (seguro que pecosa) que sonríe... y a cada lado los iconos de los dos sexos separados... con las puertas justo entre sus sexos icónicos...

Quizá alguien está pensando, seriamente, en formar una familia y ser mamá...

P.D.: Siempre pensé que Paco (nuestro barman favorito) era caballo ganador... :) Aupa Paco!

P.D.D.: Lo de la flor de gominola (que parece un huevo frito) es obviamente otra metáfora de la reproducción, vista desde la inocencia de la infancia.

P.D.D.D.: La perspectiva de la flor-de-huevo falla en el hueco del pétalo noreste... pero me gusta mucho la recepcionista :)

Pecosa dijo...

H@n, un flipe, ¿eh? Parecía de cuento, y era hermoso. Creo que de los sueños más limpios que he tenido en mi vida.

(Pues ahora que dices lo del pis, mira que yo soy de levantarme casi todas las noches para ir al baño, pero ayer dormi del tirón. Eso sí, me he levantado que me meaba viva).


Juanjo, ¿no te funcionaba el enlace de Rivendel? Lo puse por si había alguien que no sabía qué era, como era tu caso.

El sueño tenía que relatarse un poco así, que de hecho es como lo percibía yo mientras lo soñaba. No he exagerado con las descripciones, era visualmente precioso.

Y con el significado, lo de siempre. Ni idea. pero ha sido de los sueños más bonitos que he tenido.


Jauroles, en mi caso, son raros muchas veces, pero éste además ha sido bonito.
Eso del significado ya es más complicado, chico...


¡Dios, D, hoy he estado hablando precisamente de eso con una amiga! ¡¡Me estás asustando!! ¿Quién eres? ¿¿Qué sabes de mí??
Sí, quiero vivir con mi pareja, que ya toca, en una casa (grande o pequeña, pero una casa, qué coño), y quiero tener un hijo (tener tendría tres, pero no creo que me dé el tiempo ni la economía). Ahí es nada. Yo que tú me montaba una consulta.

P.D: nadie ha nombrado a nuestro barman favorito, excepto tú. "Él" no es él.

P.D.D: sí, la flor parece un huevo frito, pero es que en el sueño era así, qué quieres que te diga.

P.D.D.D: y sí, la perspectiva de la flor-de-huevo falla, pero tenía que irme y no me daba tiempo a repetir el dibujo. (¿Te he dicho ya que eres jodidamente observador? Ah, sí, en la entrada anterior). Y la recepcionista es toda una currada, ciertamente.

peibol dijo...

Me gusta la idea del diseño de baños, ¿me dejarías robártela si monto un restaurante? XD

Mi sueños son siempre muy ricos en detalles, hasta el punto de crear museos imaginarios llenos de cuadros distintos y complejos. Ojalá pudiera grabarlos...

ulises dijo...

Tu acompañante ¿era Ratman?
A mí muchas veces me resulta curioso que en sueños la pareja no aparece como personaje autónomo sino que sientes que es parte de ti.
Lo de las puertas de los baños, como dice peibol es una idea cojonuda, pero más para un bar de copas que para un restaurante.

Loco dijo...

Un día quiero acompañarte en uno de esos sueños.

JuanRa Diablo dijo...

Pues es verdad, con este sueño has diseñado unas entradas a aseos super originales. Paténtalas!

Me quedo con las ganas de saber el tamaño se esos retretes. ¿No podrías seguir soñando por donde lo dejaste? :p

Pecosa dijo...

Peibol, la verdad es que lo de los baños era increíble, aunque se necesitan unos techos bastante altos para llevarlo a cabo...

Si tus sueños son tan increíbles, ¿porqué no hablas más a menido de ellos? Seguro que son geniales.


Ulises, era Ratman, sí. No suelo soñar mucho con él, y pocas veces ha aparecido en mis sueños de una manera tan nítida.

Ay, lo de las puertas de los baños. Ya me veo que alguien me roba la idea y yo sin ver un duro.


Loco, ¡cuando quieras! :)


JuanRa, ya te digo, voy a tener que ponerles el sello Pecosa porque ya me veo que más de un buitre me las plagia ;)

Yo también me quedé con las ganas de ver los retretes y el resto de la casa, pero Ratman me dijo que nos fuéramos (supongo que por eso de tener que pagar la entrada y tal).

nexus. dijo...

No le des mas vueltas, como dijo Calderon, los sueños sueños son, ja, ja.
La verdad, Pecosica, es que ha disfrutado mucho con ésta entrada, deberías prodigarte mas en este tipo de posts, es realmente sugerente, a mi me ha gustado mucho, siempre es interesante la lectura, sin mas análisis, de los sueños.
Por favor mas...
Un abrazo.
Salud y República!!
Nexus.

Pecosa dijo...

Sí que son interesantes, Nexus, estos sueños que te dejan como flotando de lo fantásticos que son. Estos sueños así como mágicos.

No es que los tenga muy a menudo, pero cuando mi mente decida recrearse en otra de sus fantasías seguiré contando, por supuesto.

Un abrazo onírico.