jueves, 14 de octubre de 2010

Llamémosle fase

Nunca me he considerado un Don Simón. Ojo, que no le pasa nada al Don Simón, pero vamos, que hay vinos mucho mejores. En cualquier caso, yo no me he considerado un Don Simón nunca. Lo cual no quiere decir que vaya de Faustino V, no confundamos. Eso es lo que quizás diría mi madre. ¡Para mí siempre fue un Faustino! Todas las madres creen que sus hijos son Faustinos. Pero vamos, que yo no voy de guays.

No obstante, me veo como vengo últimamente. Vengo adonsimonada. Sí, si que vengo así, sí.


Desde que vine de vacaciones, estoy tomando mate todos los días. Una bebida que acompaña, despierta y además es muy sana y tiene antioxidantes (me habrá desoxidado otras cosas, pero la cabeza va a ser que no). En estos días (o más bien debería decir semanas, me parece) se me va oxidando el pequeño viñedo en el que cuento (contaba) cosas. Ni con una capa de minio arreglo esto.

Será una fase, digo yo. De ésas que de vez en cuando surgen y una sin darse cuenta hace un paréntesis de tiempo indefinido (un día, una semana, un mes; vaya usted a saber). Más que hacer paréntesis, hace cuando le viene, no cuando piensa "joder, tengo que servirles un poco de vino a esta gente o van a pensar que me ha tocado la Primi y me he ido a tomar viento". Pues no. La semana pasada me tocó el reintegro (1 euro), así que sigo aquí, pero en "Ausente", como se suele poner en el messenger cuando estás pero no estás.




No es un cierre. Si quisiera vender las tierras habría puesto un anuncio ya, pero no es el caso. Sólo que la cosecha no ha sido muy buena este año y, siendo éste el caso, aún me hago cruces de cómo ha llegado gente nueva a catar lo que humildemente se ofrecía y se han ido quedando por aquí, a tumbarse un rato bajo la parra y tomarse una copita, o picotear unas uvillas. Y de cómo esos veteranos que me conocieron en fase más avivada siguen pasando por estas tierras, de cosechas algo sosas en los últimos tiempos.


Adonsimonada, decía que ando. Que podría decir agilipollada y dejarme de tonterías, pero una es muy fina cuando quiere.


Y dado el caso de esta (llamémosle) fase de la cual sólo sé que no sé nada, si me permiten, dejo aquí unas botellas. De las de antes.


15 comentarios:

vittt dijo...

para mí eres uno de esos vinos sin pretensiones que no dejan de sorprenderte, aún con gaseosa nogensmenys...
yo también hace días que ando con la idea de plantar la lápida definitiva, no sé. será el otoño.

H@n dijo...

Pecosa, a nosotros nos encantas enfaustinada y adonsimada, blanca o rosada, con burbujas o sin ellas...
Si hay que esperar a que salga la buena uva se espera, pero tus viñadictos no te vamos a abandonar ^^

Y dentro de poquito hasta vamos a ir a verte ^^

JuanRa Diablo dijo...

Cómo??? Este otoño nos va a matar a todos!!
A ver, Pecosa, pero es que no te has dado cuenta de que escribas lo que escribas tienes mucha gracia y solera para contarlo y que nos gusta (a mi me encanta) cómo lo haces.

Si tenemos que sulfatar las viñas las sulfatamos y si hay que llamar al Tio Robustiano pa' que labre, se le llama. Pero qué menos que unos vinillos cada 15 o 20 días...

A ver si vas a cabrear al diablo. Que tú no le conoces!! ;)

ulises dijo...

Pecosa a ti se te excusa de todo, incluso el sabor a Don Simón, con mezclarlo con la Coca Cola (Música) sale un buen kalimotxo.
Yo estoy igual, no tengo tiempo para nada. No llego a todo lo que he de llegar y quiero obligarme un poco con el blog porque escribo poco.
Un beso.
Todavía tengo pendiente probar el mate. ¿Se toma caliente o frío?

Juanjo dijo...

Me sabria mal dejar de leerte.Tu espacio es uno de los que mas a gusto visito y pese a lo que tu misma crees,pienso que nos has regalado algunas entradas simplemente brillantes,y no dudo que tengas muchas mas para ofrecernos
Para mi eres como un buen vino ligeramente afrutado
Espero seguir disfrutando bde tu parra
Besos

Anónimo dijo...

Uno pensando en volver, y ella que se empieza a ir. Una pena Pecosa.

Gonza

Misaoshi dijo...

Tranquila, hija. Los mejores vinos tardan en volverse a comprar porque son muy caros pero luego piensas "ha valido la pena tanta espera".

Besotes Pecosaaaaaaa (el 29 de octubre estoy en Bcn)

Loco dijo...

Pues cuida de las parras, mimo los racimos y ofrecenos buen vino cuando regreses.
¡Pero ni se te ocurra marcharte mas de una semana!

Da igual que nos ofrezcas Don Simon, Vino Hacendado, Faustino o llámale X; seguiremos viniendo a ponernos bajo esta parra aunque estemos en silencio. (Y eso, sabemos que es imposible)

Un besazo cargado de fertilizante para viñedos.

Pecosa dijo...

Vittt, qué bonito, gracias... Me resultas tan misterioso que esas palabras tienen el doble de valor para mí.

(Como plantes la lápida definitiva me presento allí con la pala. ¡Aaamos!)


H@n, ya sé que no faltáis nunca, cielote, y es algo que no dejará de emocionarme.

¡¡Qué bien que vengáis de nuevo!! ¡Yupiiii! ¿Vienes para el Salón del Comic con Misa?


JuanRa, este otoño no sé qué narices tiene, pero está el ambiente alterado, sí. Menos mal que me estoy dando cuenta de que no soy la única que así lo cree.

Muchas gracias, diablillo, tú si que tienes arte. Encantada de encantarte, encanto.

Que el Diablo no se cabree que no cierro el chiringuito, no. Joder, qué jiñe... ;)


Ay, Ulises, qué majo, gracias... (Yo soy más de tinto de verano que de calimocho, pero vamos, mezcladme con lo que queráis, aquí cada uno como en su casa.)

Hay épocas que el blog nos tira más y épocas que menos, lo que está claro es que si no lo dejamos es porque ya forma parte de nosotros y de las personas que nos visitan. Tiene un punto especial.

Un beso para ti también, solete. (Por cierto, el mate yo lo tomo caliente -los argentinos lo toman muuuy caliente-, pero creo que es en Paraguay que se acostumbra a tomar frío. En ese caso se denomina tereré.)


Qué bien saberte a frutas, Juanjo, eres bienvenido siempre. Muchas gracias por tus calificativos, y tranquilo que no dejarás de leerme si no quieres, es sólo que quizás no sea tan a menudo.

Besos


¡Gonza, vuelve! Sería una buena noticia.

No me voy a ningún lado. Tú debes entenderme perfectamente, con tu blog te pasó algo parecido, imagino. Sólo que yo no me despido de nadie (¡vuelve!), seguiré por aquí.


Misa, gracias, reina. Espero que así sea.

¿¿Porqué siempre trabajo los sábados en los que estás de visitaaaa?? ¬¬ Bueno, unas cañitas no nos las quita nadie ^^


Loco, querido, gracias por el fertilizante. Aquí lo tengo, me voy a echar un poquito en el café a ver qué tal, ¡jajajaja!

Bueno, sabiendo que aún y con Hacendado estaréis por aquí ya es otra cosa. No me iré mucho, lo prometo.

Un besazo cargado de sonrisas, guapo, porque de verdad que entre todos me habéis alegrado el día.

H@n dijo...

No, iré a final de Noviembre con Zorro, que salimos a Roma desde allí (y volvemos allí) xD

Me gusta la palabra tereré jijiji

nexus. dijo...

A ver Pecosica: si, el vino este Don Simón, directamente no es siquiera vino, sin paños calientes, tengo un amigo (eso si, amigo también de las teorias conspiratorias mas peregrinas) que afirma que no hay parras suficientes para la cantidad de bricks de vino de este que se venden sólo en mercadona, para que mas...
No no eres un faustino V, eres sinn duda un FAUSTINO I como mínimo, o un Protos o vete tu a saber, que yo de vinos no entiendo, soy mas de cervezas yo.
Pero de lo que no tengo ni la mas mínima duda es de que eres de la major cosecha, de la major añada y seguro que del mejor vino catalán.

No pares mucho mas que tendremos que ir a buscarte eh?...

Un abrazo etílico zigzagueando ebrios por el medio de la calle...
salud y República!!
Nexus.

Pecosa dijo...

Ah, pero ¿¿venís los dooos?? ¡¡Bieeeeen!! ¡Aquí estaré!

Nexus, qué halagadoras tus palabras, ya será menos... Yo de vino no entiendo, conozco más bien poco, pero sí que es cierto eso que dice del Don Simón tu amigo, va a ser que es un sucedáneo de vino o algo.

Leyendo esto que pones del abrazo etílico me están dando unas ganas de pillarme una cogorcilla...
Un abrazo en zig-zag con olor a Ribera del Duero.

Música dijo...

uy como te entiendo, yo estoy igual, he visto como otros blogs q las dos somos asiduas se han marchado, me dió miedito por el resto y por el mío, pero ya me he dado cuenta que no quiero matar coca colas, está en pause y ya volverán cuando tengan q volver, será como en las relaciones? en ellas la crisis gorda es a los 5, en el blog parece q ronda los dos años...q cosas...
Un beso desde lo alto de la parra, q me he subido más arriba a ver si averiguo q nos pasa...

peibol dijo...

Parece que últimamente todos estamos en la misma fase blogger, así que no podemos juzgar a nadie. A esperar tiempos mejores toca, que tarden más o menos, vendrán. ;)

Pecosa dijo...

Música y Peibol, desde luego, algo está pasando en el mundo blogger. Debe ser un virus o algo así, porque el tema está bastante generalizado...

¡A lo mejor nos sacan una vacuna!