miércoles, 10 de noviembre de 2010

Sangre fría, sangre caliente



Un vampiro es una maravillosa contradicción. Rasgos fríos pero atractivos, depredadores sensuales, encandiladores de jovencitas hermosas a las que saborear para llevar a la muerte. Defensores de su raza, enemigos entre ellos si se traicionan.


Románticos y apasionados. Elegantes, bohemios y salvajes.

Nocturnos. Lunáticos.

Barrocos.

Sedientos.

Perfectos.


Me gusta imaginarlos así, vistiendo de forma elegante, con sus blusas, sus capas, sombreros de copa y bastones. Caminando por calles oscuras y húmedas de ciudades oscuras y húmedas. Entrando en lúgubres tabernas en busca de compañía. En busca de presa. Enamorando a cada paso que dan, haciendo que la atracción sea inevitable. Haciendo que el fin sea ineludible.


Sangre somos y en sangre nos convertiremos.


-Bien, ¿a qué te dedicas?
-Soy vampiro





14 comentarios:

Pecosa dijo...

(Ayer, que volví a ver "Entrevista con el Vampiro" después de mucho tiempo y me quedé loca)

JODIDOS (la minina y el sietemesino) dijo...

Hola. He estado viendo tu blog y me gusta bastante. Te dejo mi dirección por si quieres hacerme una visita:

http://hayquejodersepuntocom.blogspot.com/

Un saludo.

crittervenudo2 dijo...

Soy albino, de formas no perfectas, enamoradizo, pero cada vez, como menos carne y no hablemos ya de la sangre ... Soy un Critter no un vampiro. Seguro que en Barcelona hay muchos ....

Pecosa dijo...

JODIDOS, me lo pensaré.

Critter, mejor ser un Critter que un vampiro "a lo Crepúsculo".

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Hace tiempo que no muerdo"...

Pecosa dijo...

Pues chico, no lo entiendo. ¡Con la de mujeres que estarían dispuestas a "poner el cuello"!

Juanjo dijo...

Te recomiendo que veas True Blood
Besos

Pecosa dijo...

Pues mira, precisamente es tipo de vampiro es el que no me gusta demasiado. La empecé a ver y se me hizo bastante empalagosa. Para mí se pasaron con el romanticismo. A mí me va más el rollo "pasión carnal vampírica", sin tanto merengue.

JuanRa Diablo dijo...

Qué bien lo has descrito!
Yo lo tengo claro, como esto de diablo ya lo he probado y pse, no está mal pero no te creas... cuando vuelva a nacer, yo Juanra Vampiro.
Espero que para entonces ya haya tiernos cuellos virtuales por la red. Puahh, qué festín :P

vittt dijo...

puedo morderte aquí? flojito...

Pecosa dijo...

JuanRa, es que esto de ser vampiro debe ser la leche. Hay alguno atormentado que dice que eso de vivir eternamente es una tortura, pero yo creo que es cuestión de pillarle el punto. Yo también, en la próxima vida Pecosa Vampira, ¡MUAAAJAJAJAJ!


Vittt, ¡vaaaleee! Pero sólo si llevas levita y sombrero de copa :)

nexus. dijo...

¿? los vampiros se han devaluado un poco desde la saga crepusculo...pero si, los hay muy especiales enntre los rollos de película...
Dicen que en mi comarca hubo uno a mediados de los años 20, o algo así.
¿Sabes? no es cierto que nos moleste el ajo, yo lo como en all-i-oli, sólo me jode cuando me mancha en la chorrera de mi pechera, luego huele mucho a ajo y a la hora de seducir jovencitasss....ostias! no será Sanchez Dragó un vampiro pero de los cutres?....
Un abrazo mortífero con bocado en tu pecoso cuello de cisne...
Salud y República!!
Nexus

Pecosa dijo...

Pues aí, Nexus, los vampiros del siglo XXI son unos panolis.

¿Así que hubo uno en tu comarca? Qué fuerrrte, a ver si va a ser familia lejana tuya, ¡jajaja! Supongo que por eso dices lo del all-i-oli. Si es que no pasa nada por comerlo, ¿verdad? (Usa babero cuando lo comas, como cuando se comen calçots, y así no tienes problema con las jovenzuelas pechugonas, porque si no son pechugonas no vale).

Ufff, ¿Sánchez Dragó vampiro? Me parece que es lo más anticlímax que he escuchado en mucho tiempo...

¡Oh! ¡Pero que piropazo me has soltado! (Por cierto, en el cuello no tengo pecas, las tengo sólo en la cara y alguna aislada por ahí, pero en el cuello justamente no, fíjate).

Un abrazo "acolmillado"

Pecosa dijo...

(El que he puesto al principio del comentario anterior era un )