martes, 8 de marzo de 2011

Trillizos

Tras mis últimos procedimientos en el maravilloso y fascinante mundo de la restauración de muebles, he llegado a la conclusión de que ya estoy preparada para ser madre. No estoy hablando poética ni sentimentalmente. No. Estoy hablando desde el dolor, el sufrimiento y las palabrotas. En el último mes he sufrido más de un parto (literalmente) a la hora de tener que hacer ciertos remiendos en mis pacientes que dan más faena que traer trillizos a este mundo.


Parto Nº 1: La mesa de coser

La mesa tenía unos desperfectos en la chapa, con lo que retiré algunos trocitos para sustituirla por chapa nueva. Como no tenía chapa y estoy en el paro y no puedo estar gastando en chapas y tontadas, cogí un taco de madera (que conseguí para hacer una cosa que cuento luego) y confeccioné chapitas con ayuda de una serreta. Trabajo de chinos.





Luego había que encolarlas en las zonas dispuestas y dejar secar. Una vez seco, lijar hasta que quede enrasado con el resto de la superficie.





Que dicho todo así suena muy pim pam, pero de pim pam nada.



Parto Nº2: La puta silla de los cojones

A esta silla a la que adoraba ahora la odio un poco.
La silla tenía la parte superior de los reposabrazos rota: había que serrar para sacar la parte rota, fabricar piezas nuevas (ojo a este punto) para sustituirlas y, por si esto fuera poco, desencolar completamente la silla para volver a encolarla bien.

Sólo el desencolar la silla ya fue una odisea, aquello no lo desencolaba ni su padre. El tema es inyectar agua caliente en las juntas con una jeringa, de esta manera la cola blanca se disuelve y (en teoría) se desencola el tema. Tras acabar con la silla encima del fregadero de la cocina y la jeringa a chorrazo vivo y ver que no había manera, opté por el destornillador y el martillo.
Una vez desmontada la silla (por mis cojones), había que serrar la zona rota de los brazos y fabricar una pieza que la sustituyera. Habemus movida.

Como no tenía madera en casa, fui a un carpintero que hay aquí en el barrio y le pregunte si tenía un retal de cualquier madera que me pudiera dar. Me entregó un taco y le di dos euros para el café (y pena creo que también).

Serrar un taco de nueve centímetros cúbicos es una putada muy grande. Tengo un serrucho que soy incapaz de utilizar, me parece que no tengo fuerza suficiente, así que debí hacerlo todo con una serreta de esas de marquetería, con lo cual para hacer esto tardé lo que no está escrito:




Y luego, cuando le fui a hacer el agujero con el taladro para poder unir la pieza con el respaldo, va y me la cargo (un poquito). Así que tuve que confeccionar oootra piececita para tapar el agujero, porque lo que estaba claro era que no iba a empezar otra vez de cero. Su puta madre. Hice un apaño (en eso soy experta), esto por aquí, esto por allá y al final hasta da el pego:



(Este parto fue el más jodido. Aquí no he escrito ni la mitad de palabras malsonantes que salieron por mi boca durante este proceso)



Parto Nº 3: El perchero

El perchero ha sido un parto complejo desde un principio, así que como ya sabía de qué iba el tema, al final lo he sabido llevar con más calma: el desafío era confeccionar una pieza que faltaba en uno de los brazos del perchero.


(foto de archivo)

Hacer eso debe ser más sencillo si eres el tío de Bricogarden, o como se llame, el vasco ese que tiene un taller hasta arriba de herramientas, y de blacandequers y con una mesa de carpintero enorme y todo ese rollo. No es mi caso. Yo tengo un escritorio de 90 x 50 y alguna herramienta que otra (lo que sí tengo es una pedazo de caja de herramientas de tres pisos que me regalaron para mi cumple ^^).

El tema era complicado, pero fui haciendo chino chano:






La pieza ha quedado algo amorfa (a mí me gusta llamarlo artesanía), pero se parece bastante a las demás.




En fin, que tres partos, oiga. ¡Tres partos!

Por cierto, mi caja de herramientas:



33 comentarios:

vittt dijo...

el bricolaje también me hace sacar espumarajos verdes por la boca. gracias a él he descubierto un talento considerable a la hora de reputear.y en el bricolaje ysusputosmuertosmataosapellizcosenloshuevosyapedrás un poco.
estoy seguro que serás una mami genial.

Pecosa dijo...

Ay, Vittt, gracias :)

El pellizcosenloshuevos me ha matado. Pagaría por verte de carpi.

H@n dijo...

Dios, Pecosa ¡qué auténtica pasada! =O

ESTAS HECHA UNA ARTISTA-MANITAS!!!!

La pieza del perchero es cojonuda, tia, en serio, me ha impresionado un montón!! Parece de coña, como magia, que pase de la cosa esa deforme y angulada a algo suavito y tal... flipo... =O
Mi mas sincera enhorabuena y admiración!!!

Y me he partido con lo de 2º parto: la puta silla de los cojones xD Que por cierto el trozo ese... anda que no es jodido ni nah! Cagüenla! =O
Y encima la has sacado de un putopalo! =O Eres una crack!

Oye, yo tengo una casa en el pueblo repletica de cosas chungas, te lo pasarías pipa, si quieres este verano... ya sabes xD


En serio... me has embaucado, ahora quiero ser restauradora! Siempre me han molado estas cosas, yo veía bricomanía en lugar de los dibujos los fines de semana, no te digo más!

Misaoshi dijo...

Jo, qué envidia, ahora que estoy con las manualidades quería empezar a restaurar cosillas xD

Por un momento pensé que dirías que estás embarazada de 3 y no sabía si felicitarte o darte el pésame... ¡¡¡3!!!

jotake dijo...

una cosa es pensarlo y otra hacerlo,a mi tambien me pasa que a la hora de pasar a la accion no me sale como lo pense,pero debo darte la enhorabuena la pieza de la percha te salio clvadita a la autentica las contracciones dieron su fruto ...un abrazo

Juanjo dijo...

Mcgyver a tu lado se queda corto.Terngo un monton de cosas en casa para arreglar y me confieso completamente incapaz de hacerlo....ya te dare una llamadita
Besos

JuanRa Diablo dijo...

¡Qué vasco de Bricomanía ni que leches! Seguro que ese con trillizos se cagaba patabajo.
Jajajaja.
Y lo que me he reído, Pecosa.

A mi parecer estás más que preparada para ser una madre todo terreno, de esas que sortearán todos los contratiempos pim pam, pim pam XDD

Con fotos y explicaciones has demostrado que eres buena en esto (la pieza del perchero!!! cinturón negro de bricolage como mínimo!) y que además practicas la desintoxicación corporal porque ir cagándose en todo lo habido y por haber mientras se trabaja debe ser buenísimo! XDD

Yo hoy te doy matrícula, Pecosa. Voy a avisar a Tomi, que se pase a verlo.

The Other Side Films dijo...

Amiga Pecosa vuelvo a comprobar que eres toda una manitas.
Si en mi productoras diseñamos un programa que haga competencia a "Bricomanía" ahí estarás la primera.
Un abrazo y a parir!!

The Other Side Films dijo...

Por cierto soy Critter!! Contéstame como critter xD

Javier Martinez V. dijo...

Tienes un blog divertido, como los que me agradan, sin nada de formalismos y lleno de buen humor. No se si el arte lo llevas en la sangre o es que la necesidad te va descubriendo ese carpintero que llevas escondido jejeje... Me ha agradado leerte.

Recibe un gran abrazo.

Loco dijo...

Yo ya me estaba preguntando que había sido del perchero aquel que nos habías enseñado hace ya mucho tiempo.

Lo que si tengo claro es que como haga reforma en mi casa, te llamo para pedir consejo.

Y ahora la pregunta tocacojones:
¿a qué hijo quieres más?

D dijo...

Aunque tal vez (y sólo tal vez) no se puede apreciar, me estoy quitando el sombrero (que algunos llamarían invisible) en actitud de grácil saludo y varonil ademán. Mis felicitaciones, Pek. Si las sillas hablaran... no, mejor que no hablen... pobres... En fin, si los percheros hab... no, mejor que tampoco... A lo que iba, si las máquinas de coser hablaran, sin duda no dirían más que trico-trico-trico-trico-trico... Valga esto para que te sientas orgullosa como cirujana de muebles. He dicho.

P.S.: Palabra de verificación: FLUPE
P.S.S.: Flupe... qué bonito nombre para un perchero...

D dijo...

P.S.S.S: Segunda palabra de verificación: Cifortio
P.S.S.S.S: Sin duda, Cifortio tiene nombre de herramienta de bricolaje... suena a madera y a metal, con una parte roma y asa prensil... quizá es de percusión y haga agujeros por pura presión... Creo que deberías tener un Cifortio. Ya sé que son muy caros, pero merecen la pena... piensa que es una inversión y que algún día tus nietos lo podrían heredar y recordar en su Yaya-la-Pek.

La exorsister dijo...

Joé que arte tienes pecas! deberías hacerte publicidad entre los vecinos, y así te sacas unos duros. Hazle un antes y un después a los muebles, y te haces unos carteles con word.

Podría funcionar:D

Pecosa dijo...

¡Gente! ¡He sacado un diez y hasta me ha dado la enhorabuena la profe! :)



H@n, ¡gracias! La pieza del perchero es mi gran creación, ¡jajajaj! Ahora habrá que ver si conseguiré equiparar el color al resto.

La silla va a quedar bien por mis huevos, sí. Ese trozo del brazo, ahora cuando lo veo pienso: qué crack. Pero en su día lo quise tirar por la ventana, y tirar la silla detrás.

¡Yo también veía bricomanía los findes! Pues para el día de mañana, ya sabes: siempre puedes hacer un cursito y quitarte el gusanillo (además, con esas manitas que tienes creo que no se te daría nada mal).

Qué bien que te haya gustado todo tanto, ¡un abrazo!


Misa, lo del embarazo de trillizos voy a hacer ver que no lo he leído, ¡qué miedo! :S

Y lo de la restauración es todo un mundo, te digo lo que a H@n: viendo las manualidades que andas haciendo últimamente, esto podría gustarte. Todo es ponerse un día a probar...


Jotake, las contracciones, dice, ¡jajajaj! Desde luego que las tuve, no sabes lo que sudé, chico...

Rara vez las cosas salen como uno piensa, pero la cuestión es que el resultado sea mínimamente aceptable... Gracias, un abrazo.


Juanjo, cuando monte mi empresilla de restauración te paso una tarjeta. Artesanías Pecosa: apaños varios, ¡jajjaja! Besos!


JuanRa, ¿verdad que el vasco ese no hace reír? Sabrá mucho, pero es un poco sosaina.

Lo bien que me lo pasaría yo con una familia numerosa, JuanRa: tres o cuatro hijos, un carro tirado por un burro y una casa en el campo. ¡Ay...! ;)

Cinturón negro en bricolaje, ¡me gusta! La verdad es que uno por la noche duerme de perlas, tras el esfuerzo físico de serrar, encolar, lijar, cagarse en todo... ¡Fuera toxinas, jajajaj!

Gracias por tu generosa, nota, eres un sol. ¡Y eso, avisa a Tomi que me tiene que dar el visto bueno!


Critter, eso, ¡tú contrátame, jajajaj! Todo sea que se nos vengan los escenarios abajo, pero vamos, que eso se soluciona con un clavito aquí y otro allá...

Pecosa dijo...

Javier Martínez V., muchas gracias, dentro de los límites que tiene mi vida intento pasármelo bien...
Eres bienvenido cuando quieras, un abrazo para ti también.


Loco, pues no os puse nada antes porque el proceso ha sido algo lento y hasta ahora había hecho tratamientos y cosas que visualmente apenas se apreciaban. Ahora que los muebles ya están prácticamente listos para el acabado final sí que valía la pena haceros un poco de muestra.

Quiero más al perchero, porque es el que más cambio de aspecto va a sufrir y deseo que quede bien. Pero la silla es como esos hijos (sobrinos, alumnos) que nos hacen sufrir pero que queremos con locura.


D, te echaba de menos, me alegro de tenerte de nuevo por aquí. Además, hasta te sacas el sombrero, oye, con lo que me gustan a mí los sombreros (visibles o no).

Mejor que no hablen mucho los muebles, no, al menos de momento (pero el trico-trico sí, que me ha hecho mucha gracia). Con el tiempo se les olvidarán las barbaridades que han llegado a escuchar.

P.S.:Tú sí que eres un FLUPE.
P.S.S.:¡Perchero bautizado!


D,
P.S.S.S.: ¿cifortiooo?
P.S.S.S.S.: Primeramente me ha sonado a insulto (¡pedazo de cifortio, vete a tomar por c!), pero puede que tengas razón, quizá sea algo que deba tener para afrontar con éxito mi vida de restauradora... ¿¿y si nada tiene sentido sin un cifortio?? ¿¿Y si mi futuro depende de él?? ¡Se ha hecho la luz!


Exor, ¡gracias! Y no es mala idea, no. Vamos a ver como acaban mis pequeñas obras de arte (por decir algo), y si el resultado es bueno, me curro unos carteles la mar de majos y los cuelgo ya no por el bloque, ¡por el barrio! Que con esta caja de herramientas con ruedas no me para nadie ;)

ulises dijo...

De todos me quedo con el.apaño de la.silla. Como sigas en ese plan de manitas le.vas a quitar el trabajo a los torneros.

JuanRa Diablo dijo...

Brother Tomi está momentaneamente sin internet pero se pasará a ver tus tres partos. Y por cierto dice que te mandemos alguna foto de sus muebles-operables para que les eches el ojo de cirujana. En cuanto pueda.

PS. Un diez me parece escaso ;)
PSS. Qué risa la intervención de D

Pecosa dijo...

Ulises, ¡gracias! El apaño de la silla ha quedado bien, ¿no? Es el que más preocupada me tiene, porque a parte de que quede bien ahora, tendré que coprobar si con el tiempo es resistente y no se rompe; así que el desafío es doble :S
Pero gracias, un abrazo.


JuanRa, me vas a permitir que añada por unos días un rincón en la columna de la derecha con esa pedazo de frase: Brother Tomi está momentaneamente sin internet pero se pasará a ver tus tres partos, ¡jajajajaja! Lo que me he reído cuando la he leído.

Lo de las fotos de sus muebles me haría mucha gracia, pero no sé si podré diagnosticar mucho más de lo que ya pueda saber él... En cualquier caso, estaré encantada :)

PS. Qué majo eres, madre.
PSS. D es una pasada. Cada uno de sus comentarios es para enmarcar, me parto de risa.

noe dijo...

Estás hecha toda una artista!!!!!! Yo con intentar abrir esa caja seguro que me gano el viaje a urgencias!!!!!!!!!!
Me alegra saber que hay gente capaz de hacer cosas así!!!
Felicidades

Trouble dijo...

Jo, yo quiero una caja de herramientas como la tuya. La pido por reyes, por navidad, por mi cumple, por mi santo, por el aniversario... y nada. Creo que tienen miedo de que destroce la casa. La verdad es que lo haría, muajaja.
Te ha salido todo muy apañado eh, no está nada mal.

JuanRa Diablo dijo...

Sagerá! XDD
Tú haz lo que quieras, Pecas, que no tengo copyright y soy antiSGAE.

Anónimo dijo...

Tomi:
Querida Pecosa, he alucinado con tu artesania, nunca hubiera imaginado fabricar una pieza nueva que le falte a un mueble, buscar una parecida en todo caso.... pero fabricarla con un chusco de madera.!! eres la hostia. No se si te dije que me encantan los muebles viejos, y que tengo un autentico rastro en un viejo almacén. Un día le paso una foto a juanra y que te la mande, pa que veas... Esque ya no se ni lo que tengo porque están unos encima de otros, el otro día (hace un par de años ya)estuve buscando una campana de un convento que compré en Granada.. Que has dicho..?? Me suena que la metí en un cajón, pero... de que mueble!! En general todos están para restaurar a tope, alguno está casi bien, y a la mayoria le falta algo, hay alguna maravilla tambien, pero en cuestión de restaurar si me sacas de lijar - encerar se poco más, necesito un curso... Y un par de vidas para recuperar todo eso. Que gracia de verdad que te guste todo eso también... madraza!!

Anónimo dijo...

Tomi:
Por cierto, molaría ver resultados finales totales. Vale, se ve que la chapa, (por cierto, vaya tela lo de hacerte la chapica.., y con una serreta.... (algo mas que un parto), decía, que se ve que ha quedao perfecta, pero me hubiera gustado ver como queda teñida, y el percehero satinadito con su tono roble u otro, dejalo pendiente, para una sección nueva... Productos finales... o recogida de cosecha...

nexus. dijo...

Simbolicamente, un parto popdría interpretarse como el esfuerzo doloroso que precede a la mas grande satisfacción.
Como un recordatorio de que, NORMALMENTE, todo lo que de verdad importa y gratifica, cuesta sudor, esfuerzo, dolor y lagrimas, espero que ahora encuentres tu recpmpensa con la labor (restauranil) acabada.
Le voy a pedir a mi panadero de cabecera que te deje restaurar el fantastico perchero decimonónico bajo el cual me cobijo, para observar desde su protección la fauna que. conmogo, hace cola los fines de semana.
Un abrazo.
Salud y República!!
Nexus.

Pecosa dijo...

Noe, ¡jajajaj! La caja impresiona mucho, pero no tiene tanto misterio.
Muchas gracias por los ánimos.


Trouble, esa caja es una maravilla. Es enorme, tiene compartimentos para todo, lleva ruedas... no se le puede pedir más. Sigue insistiendo para que te la regalen, ¡es una gozada!
Muchas gracias por pasar.


JuanRa, quería haber puesto tu frase el otro día cuando te contesté y se me olvidó. Ahí está ya. Cualquiera nuevo que entre y la lea puede ser que alucine, ¡jajajaj!


Tomi, estaba esperando tu comentario. Muchas gracias por todo lo que dices. La verdad es que mi primera idea fue ésa, buscar una pieza parecida para el perchero, pero como no di con ella me puse el reto de intentar confeccionarla. Total, también tenía que hacer la de la silla, así que ya puestos...

Sí que me comentaste lo del rastro que tienes montado en un almacén. La verdad es que sólo por puro chafarderío me haría mucha gracia recibir alguna foto, a ver qué maravillas tienes por ahí guardadas. Yo siempre pienso en salir los días de recogida de muebles a ver si veo algo por la calle y al final nunca lo hago. Además he descubierto hace algún tiempo que hay unas mafias de anticuarios tremendas en Barcelona que se quedan con lo mejorcito (¡malditos!).
¿¿Que tienes una campana de un conventooo?? Definitivamente quiero fotos, a saber qué más debes tener por ahí ;)

Si algún día te planteas restaurar algo, busca por internet o haz algún cursito o taller. Seguro que te lo pasarías genial.
¡Jajaja! Madraza, dice :)


Tomi 2, a mí también me molaría ver los resultados finales, pero es que aún no los he acabado ;)
Ahora mismo están como los ves en las fotos, me faltan un par de temas para acabar el curso y el próximo es precisamente ése: el acabado de los muebles. Sin duda, cuando estén finalizados habrá entrada con fotos para que podáis juzgar si la cosecha ha sido buena.
Y bueno, lo de la chapita realmente no fue muy complicado, simplemente había que hacerlo despacito y con delicadeza para que no se rompiera.
Gracias por mostrar tanto interés, un abrazo grande.


Nexus, eso espero yo también, que el esfuerzo tenga un buen resultado, como mínimo. Esperemos que no la cague después de toda la labor realizada durante estos meses...
Ese perchero de tu panadería no lo toco yo ni chalá. ¡Es una reliquia! Demasiada responsabilidad para una aprendiza como yo. Quizá con el tiempo, si sigo mejorando... Por cierto, aunque tengas tus palabras ajadas que tanto nos gustan, se extrañan tus historias en esa maravillosa panadería de tu pueblo...
Un abrazo.

El Diablo dijo...

Jajaja, míralo al JuanRa, como si fuera un personaje ilustre, con cita famosa y todo! :D

Cuánto protagonimso que me das, Pecosa. Pero es un honor para mí. Un honor emparrado. ;)

Mica dijo...

Plas, plas, plas... Sólo puedo aplaudir a la artista. Si es que eres toda una manitas. Al final te acabarás dedicando a ello profesionalmente. Me ha encantado como te ha quedado todo. Pecosa, me inclino ante tu presencia.

jotake dijo...

hola pecosa,te informo, el 20 de marzo en la plaza de toledo en Madrid a las 12 horas hay una manifestacion contra los recortes sociales y por el empleo la organiza I.U. solo te lo queria decir por si te interesaba,ya se que avisan a ultima hora pero bueno,es lo que hay, un saludo

Sand dijo...

Buah! Eres toda una artista... Yo habría desistido en el segundo 2. El bricolaje me produce alergia, oiga! jajaja

Pecosa dijo...

Diablo, ¡el honor es mío! :)


Mica, ¡jajajaj! Y yo me inclino ante ti también, locuela. Qué cosas tienes...
La verdad es que dedicarse a restaurar seria la leche... Cuando acabe el curso iré dejando currículums en locales del oficio a ver si tengo suerte.


Jotake, vivo en Barcelona... Pero de todas formas te agradezco que me lo comunicaras. Un abrazo.


Sand, ¡por suerte hay gente para todo, mujer! Un saludo.

El Zorrocloco dijo...

Niña, Dios te guarde la santa paciencia que tienes para hacer todo eso. Yo al segundo impedimento le sacudo una patada al trasto y llamo a los yonkis de Nueva Frontera para que se lo lleven XDD

En serio, deberías empezar a sacarle partido monetario a tanta maña como tienes =D

Pecosa dijo...

y llamo a los yonkis de Nueva Frontera..., ¡jajajaj! ¡Pero mira que eres bruto, Zorro!

Y sí, sacarle partido monetario sería lo suyo. Ya tengo alguna idea de cómo empezar a hacer alguna chapucilla, pero como soy especialista en decir cosas que quiero hacer y luego no hacerlas, pues de momento me lo callo.