domingo, 10 de abril de 2011

Hoy va de fotos

Desde que empecé a trabajar, he dejado bastante aparcada a Olyvia (mi pequeña pero increíble Olympus), así que este fin de semana he decidido sacar unas cuantas fotos para compensar este abandono repentino que ha sufrido tras cuatro meses de uso más bien frecuente.


Ayer por la tarde necesitaba comprar un regalo de cumpleaños, y decidimos ir al centro comercial Las Arenas, recientemente inaugurado. Tengo que decir que no soy para nada aficionada a pasar el rato en los centros comerciales, me parecen aburridos, fríos y vulgares. Éste en concreto tiene una particularidad: está situado en una plaza de toros. La plaza de toros de Las Arenas, junto a la Plaza España, llevaba años, décadas abandonada. Una auténtica pena, porque aunque no soy nada aficionada al mundo taurino, las plazas de toros me parecen hermosas. Siempre soñé con que la habilitaran como centro cultural, imaginaos: una gran biblioteca, una filmoteca, una zona ajardinada, un escenario para actuaciones... una plaza de toros daba para mucho. Finalmente ha sido un centro comercial, de lo más exclusivo, además, casi todo es de firma. Y la plaza de toros ha quedado muy afeada. Para mi gusto, desatroso.

En cualquier caso, fuimos porque nos hacía gracia subir a la parte superior, donde todo el perímetro de la última planta es un gran mirador. No es que tenga unas vistas demasiado espectaculares, pero daba para sacar alguna foto de la ciudad.


Izquierda: Plaça Espanya, Avinguda Maria Cristina con el Museu Nacional d'Art de Catalunya al fondo, y rozando el cielo azul, el pirulín (nadie lo llama Torre Telefónica) del Palau Sant Jordi.
Derecha: el Parc Joan Miró (Dona i Ocell incluidos), y al fondo, la montaña del Tibidabo.


Junto a la plaza de toros (a la izquierda de la foto, el edificio de la B) hay un hotel en cuyo terrado tienen una terraza con una piscina impresionante. Desde el mirador del centro comercial se ve todo, voyerismo puro. Los del hotel no deben estar muy contentos.
Al fooondo, las torres Mapfre (nuestras torres gemelas)




Cambiando de tema, por fin he terminado el curso de restauración de muebles, estoy en espera de mi modesto diploma. Aquí os dejo las fotos de mis pacientes (pacientísimos):


La butaquita no ha quedado del todo bien (el apaño del brazo no ha quedado bien teñido, así que le he puesto un foulard que lo tapa. Es lo que hay)


En las fotos no se aprecia lo suficiente, pero el perchero ha quedado precioso.
Estoy de lo más orgullosa.



Y la mesa de coser de mi abuela... ha revivido. Había perdido el brillo, y ahora está la mar de reluciente (la goma laca aplicada a muñequilla hace maravillas). Mi abuela me ha dicho que me la dejará en herencia, y además me dio 20 euros por la faena realizada :)



Y, para finalizar, hacer una breve referencia a la primavera (que este año se me ha pasado hacer post primaveral). No voy a extenderme diciendo lo alteradas que andan las hormonas (sobretodo las masculinas) desde que hemos dejado el abrigo para ponernos la chaquetilla de entretiempo; pero sí voy a decir que es la mar de divertido ver y oír las reacciones de los hombres cuando pasa una mujer en tirantes o falda. ¡Cómo se echaba de menos!

Pero también estoy muy contenta porque resulta que ya no mato plantas.
Hace unos meses, decidí comprarme un par de potus para darle vidilla al hogar (hacía años que no tenía plantas en casa porque se me morían todas, incluso los potus, que son todoterreno). Además, por Navidad, mi padre nos regaló una poinsetia de esas (la planta de Navidad de toda la vida) y en Nochebuena, para más inri, me cayó un bonsai (¡yo! ¡un bonsai! ¿Estamos locos o qué?).

Pues para mi sorpresa, los potus están larguísimos (¡qué rápido crecen cuando se los riega!), la poinsetia no se me ha muerto, y mi bonsai ¡hasta ha florecido! ¡Viva la primavera!


Izquierda: mi área plantística, están todas ahí porque es la zona más iluminada de mi casa.
Derecha: la poinsetia, viva y roja.



Izquierda: así estaba el bonsai a día 4 de enero. Todo y ser de hoja perenne, se le empezaron a caer todas y me cagué. Esperanzada, le podé algunas ramas y esperé, a ver que pasaba.
Derecha: así está a día de hoy. Todo y ser gitano (investigué y resulta que es de la especie Carmona), lo he bautizado como Hatori Hanzo (Hato para los amigos)


¡Las florecillas! ¿Se puede ser más majo? ^^

18 comentarios:

Sar@! dijo...

Mira que apañada es ella con las plantas!! Yo tengo un cactus en mi cuarto y creo que debería regarlo un poco, que una cosa es que aguanten mucho, y otra cosa es no regalos never in the life. Y luego una quiere ser Veterinaria.... xDDD

IreneCandy dijo...

Me recuerda a una percha que tenían mis abuelos! :))

Un besito

Juanjo dijo...

Estas polifacetica ultimamente: fotografia,bricolage y botanica....casi nada
En cuanto a lo del centro comercial lo vi por la tele y si te he de ser sincero los odio en general a todos,pero ademas no me parecio una idea especialmente brillante utilizar todo ese espacio disponible precisamente como centro comercial
Te doy un aplauso por la recuperacion milagrosa de tu bonsai
Besos

ulises dijo...

Yo he usado la UZ-770 durante seis años y me ha encantado. Eso sí, tuve que hacerme con una batería de repuesto.
El perchero superior y el bonsai ni te digo.
Yo estoy contento con mi maceta de menta piperita que se ha plagado (me voy a poner de mojitos hasta el culo).

La exorsister dijo...

Cada día mas "fans"




PD: Y más vaga para comentar jejeje

vittt dijo...

la de cosas que haces y yo que no tengo ganas de ná ;-)

El Diablo dijo...

Me pasa como a tí, antitaurino pero sin despreciar las plazas. La de Yecla (a 200 metros de mi casa) es bien bonita. En Villena se acaba de inaugurar la nueva plaza de toros, reconstruyendo la anterior y poniéndole una impresionante cúpula de cristal para que pueda ser cubierta. Lo mejor es que será multifuncional (ojala lo de menos sean las corridas y haya muchos conciertos y exposiciones)

En cuanto a tus bellas criaturas... peazo diploma cum laude te doy yo, artista!!!
Qué chulo se ve todo!
Un saludo, Pecosa

PD.- ¿No será que ahora hay mejores vibraciones en tu casa y eso hace crecer las plantas?
No es la primavera, eres tú (que viene a ser lo mismo)

Pecosa dijo...

Sara, la palabra no es apañada, créeme, jamás lo he ido cuando a plantas se refiere. Yo creo que ha sido suerte, y que no hemos tenido un invierno excesivamente frío, no sé.
¡Riega el catus, por dió!


Irene, estos percheros son geniales. El otro día recogí uno de esos de pared que estaba en la calle medio destrozado. Será mi próximo paciente :)


Juanjo, jajajaj, polifacética, dice. La verdad es que he descubierto que me gustan estas cosas. Durante mucho tiempo no he tenido hobbies tan definidos, ahora son ellos los que me llenan las horas libres.
Me alegro de que estemos de acuerdo en lo que respecta al centro comercial, qué lugar tan desaprovechado.
¡Besos!


Ulises, ¡ésa es la que tengo yo! ¿A que es una maravilla?
Y, oye, ahora que mencionas lo de la batería, a mí me ha pasado lo mismo. Tengo la cámara desde hace unos cinco años, y la batería no me aguanta nada. ¿Es normal eso? ¿Tan rápido se joden las baterías? Porque tampoco es que le haya metido mucha caña a la cámara, la uso más ahora que antes.

Vaya triunfada lo de la macetita de menta, ¿te salen ricos los mojitos? A mí me gustaría tener una de albahaca fresca para echarle a la pasta, anda que no le cambia el sabor.


Exorsister, la vagueza es normal, a mí también me pasa últimamente. Demasiado poco tiempo.
Todo y eso, "fans in crescendo" ;)


Vittt, todo es ponerse. La mayoría de cosas que ahora son hobbies, las empecé en su día un poco por cojones y sin ganas: la fotografía fue una válvula de escape en un momento sentimental jodido, y la restauración fue una válvula de escape en un momento laboral jodido. Y en los momentos jodidos uno se tiene que obligar a hacer cosas que, con un poco de suerte, al final hasta pueden convertirse en aficiones.


Diablo, ¡jo, qué bonito lo que me dices...! Muchas gracias por tus cumplidos y tu diploma, eres un sol.
Lo de las plantas será eso, el ambiente hogareño. Aunque siempre hay cosas por las que preocuparse (la vida es así), parece que últimamente estamos más tranquilos, pongo más música... Supongo que eso lo notan.

Y lo de la plaza de toros multifuncional de Yecla ya es otra cosa, si de vez en cuando caen acontecimientos culturales ya es algo. Eso es lo que me habría gustado para Las Arenas.

¡Un abrazo!

Sese dijo...

Lo ideal hubiera sido que se hubiera convertido en biblioteca o centro cultural. Pero todos sabemos que eso es imposible, que eso no da dinero. Así que dentro de lo malo, que es muy malo, del centro comercial no me parece mal que hayan intentado conservar la estructura externa.

Seguramente los pequeños comercianes de la calle de Sants no estén muy contentos.

Loco dijo...

¡Yo quiero ir a esa piscina!

Y Barcelona está muy linda (¿o es que hace mucho que no la piso?)

Y mañana mismo me compro un bonsai. Me has dado envidia de florecillas.

Misaoshi dijo...

El perchero también me gusta mucho pero lo que me chifla por mucho que odio coser es esa mesa!!!!!!!!! La adoro!

No sé, cada vez que veo algo de esto pienso en las ganas que tengo de aprender a restaurar muebles y aprender a pintar como "la suegra".

Un besoteeeeeeeeeeee

Anónimo dijo...

Tomi:
Lo de la reconversión de la Plaza en centro comercial lo vi hace poco en un suplemento... mejor asi que nada, aunque entrar en un centro comercial me provoca un malestar inmediato.. Odiolos también.
Biieeen Pecosilla....
..... Por el resultado final de tu curso de restauración!.
La butaca muy bien, si no dices que se ve el apaño ni me fijo. El perchero totaaal!!, pero la maquina de coser...!! Joder con la goma laca, quiero saber como se hace eso..!!! Que brillo más chulísimo.
Enhorabuena.. Yo ahora ando arreglando cosicas de las que tengo, (buena parte de culpa la tienes tú) me has desepertao el gusanillo de la carcoma.... Por cierto encontré un perchero ideeeeeentico al tuyo, tiene el aro central roto, pero corte limpio, aunque he empezado por una puerta antigua.
Ando pendiente de fotos, no lo olvido.
En cuanto la primavera, la verdad, os encuentro guapísimas a todas, me enamoro cada cinco minutos cuando voy por la calle, de un perfume, una melena al viento, unos labios con brillo, una risa-sonrisa, un taconeo al caminar o un brillo de sol sobre unas piernas... Quiero ser polígamo!! Sí, la primavera me altera cosa fina, lo reconozco.

H@n dijo...

Yo te robaba todos y cada uno de los muebles, en especial la máquina de cose, no, el perchero, no, la máquina.. no, el perchero... jo, que indecisión!!!

En serio estan muy muy chulos. La silla también mola mazo mil mogollón, pero es que siempre he tenido debilidad por los percheros como ese >.<
Y la máquina de coser... es una joyita!!!!

Yo de peque estuve en el Tibidabo! (Al que siempre he llamado Dibidabo, por cierto) y me perdí xD.
No me hacía la idea de que este taaaan lejos =O

Pecosa dijo...

Sese, no estaría mal que hubieran conservado la estructura externa si lo hubieran dejado bonito. Te puedo asegurar que la fachada de la plaza de toros no luce para nada. Una lástima, con lo bonita que era.

No sé hasta qué punto los de la Calle de Sants se verán afectados: el centro comercial está enfocado a gente de pasta, y Sants es un barrio más bien humilde. Esperemos que no afecte al pequeño comerciante de toda la vida.


Loco, no sabes lo que era esa piscina, el color no podía ser más turquesa. Y Barcelona está muy bonita los días soleados de primavera, cierto es.

¿Ya tienes tu bonsai?


Misaoshi, esa mesa es preciiosa, ¡yo quiero aprender a usarla sólo por usarla! Aunque luego no me vaya a coser ni los bajos de los pantalones.

Hoy he recogido de la calle una mesita plegable que está, literalmente, he-cha mier-da. Será El Reto. ¡Pilla algo de la calle y haz inventos!
Besosssss!!


Tomi, pues yo te digo que esa plaza tenía mucho más encanto abandonada, uno podía dar rienda suelta a la imaginación pensando en qué habría dentro, o qué se podría hacer en ella. Ahora ese halo misterioso se ha evaporado y se ha convertido en consumismo puro.

¿En serio tengo parte de culpa de que te hayas puesto a restaurar tus tesorillos? ¡Biennnn! Qué contenta me pones! Ya me dirás como van quedando.
Lo de la goma laca no tiene tanto misterio. Se vende en escamas y se mezcla con alcohol (del de 96º, no con orujo). El tema está en como se aplica, hay que pillarle el punto al tema de la muñequilla. En cualquier caso (y para no extenderme mucho por aquí) si quieres más información mándame un mail y te cuento detalles.

La primavera y los hombres juntos sois un peligro. Quiero ser polígamo, dice, ¡jajajaj!

Un abrazo, Tomi, gracias por tu entusiasta comentario, como siempre.


H@n, ¿robar? Ah, no, bonita, si quieres comprar, hablamos de negocios, pero de robar nada ;)

A ver si me pongo con un par de cosas que he recogido de la calle (me encanta ser tan pordiosera) y os cuento.

Yo hace AÑOS que no piso el Dibidabo, como dices tú. ¡Y eso que lo tengo al lado!

El Zorrocloco dijo...

Lo que te pasa a ti con las plazas de toros me pasa a mí con las catedrales. H2n por ejemplo es una que no lo entiende, pero la verdad es que seas religioso o no, durante siglos el arte (arquitectura, escultura, pintura) estuvo enfocado a ellas, y las hay que son una maravilla =)

Maravilla, como los muebles que has estado reformando (¡toma ya cómo hilo temas!). Me encantan las máquinas de coser antigüas, mi abuela tenía una muy parecida, sólo que de la marca Singer =)

Pecosa dijo...

Zorro, las catedrales son maravillosas, ciertamente. Soy atea de los pies a la cabeza, pero hay que reconocer que hay edificios religiosos la mar de impresionantes.

¡toma ya cómo hilo temas!, ¡jajajaj! Sí que eres bueno, sí ;)

Música dijo...

yo tb quiero ver todo eso Loco!
Ha llegado la primavera a la Parra, mola mazooooooooooooo
Hija estás hecha una artista. Un besazo

Pecosa dijo...

Música, ha llegado la primavera, a día de hoy ha llegado la semana santa, y con ella ha llegado la lluvia (para variar). Y yo más blanca que la pared. ¡Quiero ir a la playaaaa!
¡Un beso, corazón!