martes, 30 de agosto de 2011

Las tablas abandonadas

Parece que quieran impregnar estas últimas horas vacacionales de cloro y la incomodidad de las toallas sobre el cemento. La piscina comunitaria del bloque está más viva que nunca, aunque tienen la playa a dos calles, literalmente, y hoy no hace nada de viento. Pero se ven con esa obligación de disfrutarla, claro, para eso pagan el mantenimiento durante todo el año.

Pero el verano, como todo, también se acaba. Quizá sería mejor decir 'las vacaciones estivales' se acaban, ya que seguramente tengamos un septiembre de lo más calentito.

Los gritos de los niños y adolescentes jugando en el agua suenan más agudos, más potentes; se percibe una diversión algo exasperada. Los padres han perdido parte de esa autoridad de días anteriores, cuando a las dos de la tarde se ponían firmes para ordenar que salieran del agua porque la comida estaba lista. Todos saben que les queda poco, que algunos ya se han ido y que ellos serán los siguientes.


A falta de un día para septiembre, para la vuelta al ciclo, la vuelta a las obligaciones, a los quehaceres... a falta de un día ya se respira otra cosa. Después de la arena, el sol, el cloro, la sal, las moreras y las buganvillas de las segundas residencias o apartamentos alquilados, vuelven a bajarse las persianas de las ventanas y balcones, a cerrarse con llave las puertas de las comunidades de vecinos, a guardarse las bicicletas en los garajes.

Y vuelven a quedar abandonadas las tablas de surf junto a los contenedores.




Dadme
sólo un día... un día y arranco.




16 comentarios:

Música dijo...

en la ciudad que yo vivo se alarga el verano un poco más, eso sí, vuelta a las rutinas y balances del verano vivido...el mío este año a pesar de algunos avatares de salud y estudiar las oposiciones ha sido fantástico, he disfrutado con quien quería y donde quería, q no es poco. Un beso y feliz aterrizaje reina mora

Sand dijo...

Apufff... ¡Qué dura es la vuelta al cole!

vittt dijo...

dedica un pedazo de ese día a sentarte en una terracita, con un buen libro y una cerveza fría. mira a los que volvieron hace unos días, corriendo arriba y abajo como si nunca se hubieran ido. quizá viéndote recuerden lo que parecen haber olvidado en tan poco tiempo. corriendo arriba y abajo espero verte, pecs ;-)

ulises dijo...

¡Qué mal rollo!
Menos mal que me quedan días de vacaciones.

Juanjo dijo...

El final del verano(Como esa cancion del duo dinamico) siempre trae consigo algo de nostalgia y nos olvidamos de lo mal que lo pasamos sudando
Besos

Pecosa dijo...

Música, en mi verano ha habido de todo, buenos momentos con gente genial, y momentos de tirarme de los pelos. Dicen que en la variedad está el gusto, ¿no?


Sand, para algunos desde luego... yo creo que ya lo necesitaba.


Vittt, que poco aprendemos de las vacaciones, cada año lo mismo. Empezamos el ciclo de mal humor, estresados. Yo este año he decidido que sea diferente. Correré arriba y abajo, pero con todas las ganas.


Ulises, es la hostia de decadente, ¿eh? jajajajaj, ¡aprovecha tus días, pequeño!


Juanjo, es verdad, al final siempre nos quedamos con esa cosa mágica del verano. Pero, ¿y los bochornazos? ¿¿Y los mosquitos?? ¿¿¿Y los niños gritando y armando lío por todas partes??? Aaaah, ¡de eso nadie se acuerda!

Nalataia dijo...

Te veo con muy pocas ganas de comenzar lo que, en nuestra más tierna infancia, denominábamos "curso escolar"!!!! Jajaja... bueno, te diría que todo lo bueno acaba pero como mi verano ha sido una m*****... pues mejor que llegue ya Octubre, así estaré ocupada entre probetas y chismes varios de laboratorio, que ya iría siendo hora, mwahahaha!!!

Piénsalo así: ya falta menos para el verano que viene!!! Yujuuu

Sese dijo...

Aghhhh! qué mal momento para leer el post. Mañana empiezo y siento cada una de las sensaciones que describes, que por mucho verano que quede nunca es lo mismo si no está acompañado de vacaciones laborales.

Saludos

La Exorsister dijo...

Y mientras la gente retoma el ritmo con el comienzo del curso escolar, yo miro el calendario buscando dónde colocar la semana que me queda aún por coger.

Y resulta raro, parece que voy a contracorriente.

¡Hey! ¿has visto el nuevo blog que me he sacado de la manga...? seguro que tienes algo para colaborar!
http://madreporquemehasabandonado.blogspot.com/

JuanRa Diablo dijo...

Has dibujado un cuadro de lo más realista del final del verano.
Y de hecho podría crearse una frase:

Estar más triste (o más abandonado) que piscina pública en septiembre.

Pecosa dijo...

Natalaia, pues no te creas, ha sido más una descripción de lo que me han parecido las sensaciones ajenas, fíjate. Yo lo que tengo encima es vagancia, jajajaj!, pero ya tenía ganas de septiembre.


Sese, jajajja! Bueno, verás como de aquí a unos días estás ya amoldado. No queda otra, qué le vamos a hacer! ¿Y lo que mola ir pensando en los días que faltan para las próximas vacaciones? ;)


Exor, ¡ahááá! Así que tú eres de las pelandruscas que aún tienen días vacacionales pendientes, ¿eh? No lo vayas diciendo mucho que sabemos dónde vives (bueno, sabemos tu dirección blogspot, que pal caso...)
¿Has hecho un blog nuevo? Ay, me tengo que poner al día aún con vuestros blogs, ¡que el cielo caiga sobre mi cabeza si no lo hago en breve!


JuanRa, es que se respiran esas cosas, ¿verdad?
Muy buena tu comparación, aunque yo creo que los fines de semana las piscinas recobran la vida que les falta de lunes a viernes. ¡Mientras haya sol, hay esperanza! ;)

Misaoshi dijo...

Leer esto hoy no tiene el mismo sentido xD

nexus. dijo...

me ha encantado la descripción que has hecho de esos últimos instantes, efímeros y en cierto modo desgarradores...de veras, te ha quedado impresionante, sobre todo esa frase final sobre las tablas...
mi verano ha sido raro de cojones, en mi pueblo, debido a que las fiestas patronales se celebran a finales de septiembre, el verano se alarga mas, pero también llega, como los cortycoles.
A mi me quedan unos días de vacaciones que pienso disfrutar en largas sobremesas con los amigos, con la excusa de las fiestas, pero si, mi verano, rarao, raro, me hace sentir un poco de pelusilla...
Un beso.
salud y República!!
nexus.

Pecosa dijo...

Nexus, muchas gracias. Lo de las tablas venía porque paseando vi una de ésas pequeñas tan ligeras que usan los críos en la playa. Estaba apoyada junto a una papelera y me pareció muy simbólico, lástima que no llevara la cámara conmigo.
Mi verano también ha sido extraño... en cualquier caso que disfrutes de tus días de vacaciones y de las fiestas del pueblo. Un beso!

Loco dijo...

¿Y qué hacemos la gente que no ha tenido verano? ¿QUÉ? ¿QUÉÉÉÉÉÉÉ?

Pecosa dijo...

Pobrecito Loco... la vida es muy injusta, ¡muy injusta!

Ya pasó, corazón, ya pasó...