miércoles, 18 de febrero de 2009

Cosas varias

Mensajes recibidos con motivo de mi cumpleaños:

AMIGA> ... ¡28 ya! ¡Qué fuerte! ¡Pero cada día estás más guapa!
(Sí, sí, guapa pero las tiras)
HERMANA: ... Y aunque tengas alguna cana, no te preocupes, ¡estás muy guapa!
(Otra que tal canta, guapa pero ¡raca!)
CONOCIDA: ...¡Ojalá cuando tenga tu edad esté igual de guapa que tú!
(Ésta ya es para matarla)

Conclusión: todos los mensajes, que por cierto provienen de gente más joven que yo, equivalen a "te queda ya nada para los 30, pero te digo guapa así te subo la moral, puretilla".


(Por cierto, éste es el pastel real, mi padre siempre acierta: ¡lo compró con uvas!)



*** *** ***


Ayer, yendo hacia el trabajo por una ruta distinta, descubrí una tienda de artículos de segunda mano genial. Con todo tipo de reliquias: relojes de pared, sillas castellanas de mediados de siglo, bureaus, sillones orejeros, butaquitas con patas cabriolet...

No cabía de gozo ante tanta maravilla con olor a casa de la abuela. Algo va a caer. Algo va a caer.


*** *** ***


Hoy he ido a medir una habitación de una clienta para hacerles un vestidor. Bloque de un año de antigüedad, entre el Hilton y el centro comercial Diagonal Mar. Planta número 20, primera línea de mar, terraza en L de unos 40 o 50 metros cuadrados con vista a toda Barcelona (y cuando digo toda es T-O-D-A), baño completo (esto es: doble lavamanos, WC, bidé, ducha y bañera, todo ahí).

Que tampoco es para tanto, porqué una vive en un tercero, que no está mal. Tres habitaciones llenas de columnas, bigas y paredes en diagonal, sin balcón, pero con unas vistas geniales al cole de los cinco patios de recreo (a una le llena de vida tanto crío), además es súper gracioso porqué si tengo las dos estufas puestas y los dos portátiles encendidos, y me quiero calentar una tilita en el microondas; se bajan los plomos; y eso hace que la vida en casa sea una cosa diver, diver.

Nada que envidiar, la verdad.

10 comentarios:

Critter Venudo dijo...

y en la tienda, no vendían He-Mans?? eso sí que son reliquias ochenteras.

conociéndote algo cae fijo. En cuanto al piso, eso reductos clásicos me apasionan. bsotes.

Pecosa dijo...

No, Critter, esta tienda es más de mobiliario y artículos del hogar, pero si veo algun He-Man ochentero te lo pillo.

Te cambio el piso.

Música dijo...

ayyy, llegando a los 30!, aún te queda, recuerdo comentarios del tipo de tus amigas, y pasados los 30 es peor, este año pasado he cumplido 33 y todos los sms del palo: "anda, la edad de Cristo"..., en fin, queda poco para los 34 (q barbaridad, hace más bulto que yo la edad) a ver q se inventan, cuando digo algo al respecto siempre la misma respuesta: "pero si estás estupenda para tu edad!": había q matarlos a todos!, tantos son x dioo???. Y digo yo Pecosa: que cumplamos muchos muchisísimos q somos como el buen vino (tu de eso sabes un rato). Guay el guiño de la tarta. besos

El Loco dijo...

Cuando cumplí 31, una amiga me dijo:
'Saca el arroz del fuego, que se te va a pasar' (Hija de puta)

Pero ahora, puedo decirte que da igual que tengas, 31, 34, 37 ó 42. Lo que cuenta es la edad de espíritu.

[A lo que esta misma amiga me dijo:
'Sí, sí, espíritu. Pero al tuyo ya le empieza a asomar la polilla' (Hija de puta e hija de perra)]

Música dijo...

cuando me dicen que se me va a pasar el arroz siempre digo lo mismo: "el mío es Brillante y no se pasa"

Pecosa dijo...

Música: aún falta pero el tiempo vuela... De todas formas, ya me van preparando el terreno, las arpías estas. Eso sí: como tú dices, que lo sigamos viendo, hija.

Loco: ¡jajajaj! Qué víbora, la colega.
Yo te digo una cosa: no me he puesto tantas faldas en mi vida como lo estoy haciendo últimamente. A enseñar piernas mientras pueda, que luego vienen las varices. ¡Carpe Diem, nene!

El Zorrocloco dijo...

Vamos, que te quedabas viviendo en el vestidor tranquilamente XD

Un colegio al lado :S Si yo con un crío viviendo debajo no conozco siesta ni mañana de sueño, me imagino un colegio entero y me lipotimio todo...

Pecosa dijo...

ZorroCCCloco (ahora sí, ¿eh?): después de casi cinco años en este piso, créeme: te acostumbras. Aunque parezca mentira. Por suerte, mi dormitorio da al interior y no me entero del jaleo de los puñeteros críos.

El Zorrocloco dijo...

Muy bien, leccción aprendida XDDD :P

Hija mía, cómo me he acordado de ti hoy. Anoche salí de fiesta (aquí ya es carnaval! Aunque está cayendo un palo de agua de los que hacen historia, pero bueno...) y me quedé a dormir en el sillón de un amigo. Pues a las nueve de las mañana me despiertan una sirena antiaérea y decenas de chillidos a coro. Sobresaltado, pego un bote y corro hacia la ventana esperando ver bombarderos sobre el cielo de Güímar... Y lo que veo es un montón de críajos armando ruido en el patio de un colegio.

No veas lo viejo que me sentí de repente. Sólo me faltó increparles agitando mi bastón por fuera de la ventana XDDD

Pecosa dijo...

¡¡¿¿A QUE SON LO PEOR??!!