miércoles, 17 de junio de 2009

Cosillas...

A veces es simplemente recibir a la compañera que vuelve una baja de un mes con un cortado en su mesa.

O que otra compañera te diga, emocionada, que la operación de su hermana ha salido bien.

O que venga un chico guapo y educado a recoger un presupuesto.


A veces es el saber que en agosto cuentan contigo para cubrir a las que estén de vacaciones.

O que te digan que tu colgante es bonito.



A veces es solo cuestión de que el día tenga una serie de pequeños y dulces detalles contigo.

11 comentarios:

Sand dijo...

Si. Pero a veces, simplemente se trata de saber encontrar esos pequeños y dulces detalles en el día a día :)

Saluditos

chuikov dijo...

o leer un post bonito

ulises dijo...

El que es positivo siempre encuentra esos pequeños detalles. Hasta en beber un simple vaso de agua.

Pecosa dijo...

Cierto, Sand. Quizás si estas mismas cosas me hubieran sucedido otro día me habría dado lo mismo.

Gracias, Chuikov. Eres un solete.

Ser detallista me produce un dilema, Ulises. Y es que, como la mayoría de las cosas, creo que es un arma de doble filo: tiene su lado bonito, pero también hace que uno sea exigente...

Mica dijo...

Al final la vida es eso, pequeños detalles que te hacen disfrutar de la misma. Sólo hace falta verlos y apreciarlos. Un beso.

tenemosimagenes dijo...

La alegría de los pequeños detalles que me ha conseguido alegrar el día

Pecosa dijo...

A mi sí que me ha alegrado el día tu blog. Un abrazo.

Mica, y que no falten esos detallitos... Otro para ti.

Música dijo...

Pecosa, que razón tienes: yo soy detallista y exigente! x diooo, no había caido en ello así todo junto!, gracias! jajaja

Aprendí a disfrutar de las pequeñas cosas..., los placeres sencillos...el refugio de las personas complicadas..

Pecosa dijo...

Será eso...

vittt dijo...

los días geniales son contados. los días de pesadilla también. pequeños detalles pueden joderte un día o arreglártelo, pero el 99 por ciento de los días son ni fu ni fa. por eso hay que valorar las pequeñas cosicas buenas que nos deparan los días del montón al que llamamos vida. me gustó el post ;-)

Pecosa dijo...

Tienes toda la razón, Vittt, el 99 por ciento son ni fu ni fa; por eso aliño mis días del montón con cosicas buenas, como tú dices.

Sin duda tú también valoras los pequeños detalles, por eso te ha gustado un post tan sencillo :)