domingo, 28 de junio de 2009

No hace falta ser fan

Nunca había llorado la muerte de ningún famoso. Nunca he sido fanática de nadie hasta el punto de sentir la tristeza tan dentro.


Ratman llegó de trabajar. Aún no habíamos hablado de lo sucedido desde que ocurrió, ninguno de los dos le daba tanta importancia. Llegó a casa, decía, y empezamos a hablar de lo chocante de la noticia. Sin darnos cuenta, acabamos enchufados al Youtube como millones de personas en ese momento, imagino. Vimos vídeos de actuaciones en directo suyas, vimos como bailaba. Sobretodo como bailaba. Por favor, cómo bailaba.
Desprendía chulería en los vídeos en los que seducía a alguna mujer. Chulería, con todas las letras. Pero no una chulería cualquiera, no una chulería vulgar.

Por supuesto, cerramos la sesión de vídeos con Thriller, el cual hacía años que no veía. Se le ve tan joven, tan sonriente, tan guapo. Me dió tanta pena pensar en que ese creador ya no estaba y no pude evitar llorar. Por si eso hubiera provocado poca sorpresa en mí, Ratman a mi lado lloraba también. Y es que no hace falta ser fan de algo o alguien para valorarlo.


Siempre amable. Siempre educado. Siempre entregado. Siempre comprometido. En el mundo queda ahora la responsabilidad de manchar o respetar esa figura a la que los que lo rodearon a lo largo de toda su vida no lo dejaron ser.

Yo sé con qué me quedo.

6 comentarios:

Critter Venudo dijo...

Bueno Pecosa, entiendo lo que sientes, pero Jackson era un mito caído y venido a menos. Así son las cosas, la fama hace daño. Musicalmente, un genio sin lugar a dudas y como bailarín un diez, hay que saber separar y eso lo reconozco, pero no siento ningún tipo de simpatía hacia él.

Pecosa dijo...

El concepto "mito caído" me parece incoherente, los mitos son inmortales... Ni al propio Michael Jackson le cabía en la cabeza lo que él era, de ahí esa decadencia; e imagino que también el haberse dejado influir por todos los que le han chupado la sangre.
De todas formas, no pretendo que todos sintamos algo, obiamente para muchos no significa nada esta noticia, cosa que respeto.

Como has dicho, era un genio, y cuando un genio nos deja...

El Loco dijo...

Pues yo era fan fatal de Michael. De hecho me tengo disfrazado de él y el 'Thriller' era uno de los bailes con el que amenizaba a mi familia. Pero últimamente dejo de serlo. Puede que fuera la saturación de las noticias (falsas o no) sobre su pederastia. Y claro yo, trabajando con niños, no lo puedo entender.

De toda la discografía de Michael me quedo con su 'Off the wall' enterito y con algunas canciones más contadas con los dedos de mi mano.

¿Qué apostáis a que dentro de un año, en su aniversario, se publica un álbum (otro) con canciones inéditas?

Tiempo al tiempo.

chuikov dijo...

pues a mi ni me gustaba ni me caía bien. salvo dirty diana y alguna canción más, no me hacía tilín. reconozco su importancia en la historia de la musica, pero me parece un músico que no supo evolucionar. sus grititos y sus pasos de baile eran iguales en el 85 que en el 97.
su imagen me daba repelús y nunca empaticé con él lo más mínimo. y cuando me enteré de su muerte sólo sentí sorpresa, nada más.

ulises dijo...

Independientemente de lo que se diga ahora de que los procesos legales le llevaron a la ruina lo cierto es que sacó después dos discos que no tuvieron nada de éxito y las discográficas ya no le fiaban.
Como dice el Critter era una figura caida que debía reinventarse como artista. Cuando anunció los conciertos en Londres las imágenes que aparecían de él dejaban ver su mal estado de salud.
¿Porqué será que con lo mortales que somos nos asombren las muertes?
Un abrazo Pecosa

Pecosa dijo...

Ay, Loco, quién te viera vestido de Thriller...
A todos nos saturaron esas feas noticias.

Chuikov, Elvis bailó siempre igual, y no por eso tuvo menos mérito. A mí el Michael Jackson me daba el mismo repelús que a ti, pero ahora veo sus vídeos, cuando él estaba fuerte, y precisamente eso es lo que me da tristeza: ese declive.

Ulises: figura caída sí, mito caído no. No es lo mismo. Los conciertos de Londres hubieran sido un absoluto desastre, eso lo sabemos todos.
Quizás no asumimos las muertes porque omitimos pensar en ella durante la vida. Otro abrazo para ti.