domingo, 11 de julio de 2010

Entender

Fiesta de empujones, patadas en la rodillas, en la espinillas, en los tobillos, en el pecho (versión Bruce Lee); en definitiva, fiesta de faltas, tarjetas amarillas, y Van Bommel dando por culo más que Nacho Vidal en Por la puerta trasera entra cualquiera.

Un partido ante todo caldeado, agresivo, guerrero.


Un equipo de valientes, de luchadores; nerviosos e indecisos a ratos (quién no lo estaría, tratándose de la primera vez en la historia de la selección que juega una final de un mundial, y contra un equipo que tiene la misma hambre de ser, también, campeón del mundo por primera vez).

Pero grandes, grandes todos. Grande Puyol, grande Xavi, grande Ramos, grande (¡grandísimo! ¡descomunal!) Casillas, grande Villa, grande Iniesta (que nos iba a dar la alegría más grande del mundo)... Grandes todos, joder, grandes todos.



E inevitablemente sintiéndome masoquista, disfrutando como una loca con el sufrimiento, con el cero a cero, con el corazón en un puño, con el último minuto de la segunda parte.
Con la prórroga. Con todos los tiros (¡cuántos tiros!) a puerta que me han hecho sacar la tráquea por la boca.
Con la tarjeta roja (¡¡juaaaas!!)
Y progresivamente convirtiéndose el sufrimiento placentero en sufrimiento a secas, viendo venir los penaltis.

Y de golpe, así de imprevisto, me veo de pie en el sofá, asomada a la ventada del salón, gritando al mundo entero gol a pulmón abierto. Gritando como creo que jamás he gritado un gol. Porque ahora entiendo a los seguidores de los países que alguna vez han sido campeones del mundo. Ahora entiendo lo bonito que es.

Ahora, por fin, entiendo lo que se siente cuando tu país se proclama campeón del mundo.

31 comentarios:

ulises dijo...

El karma funciona perfectamente, ahora entiendo a Earl Hickey.

Loco dijo...

He de confesar que to también lloré al ver a mi amado Piqué llorando como un niño.

¡Grandes todos! Pero para mí, Piqué el más mejor.

P.D.: acabo de ver el beso en directo que le dio Iker a Sara al preguntarle ésta como estaba. ¡Olé sus cojones!

Nimbusaeta dijo...

Madre mía, si es que más emocionante no ha podido estar!!!! Grande Casillas, menudos parones!!!!

Pecosa dijo...

Ulises, me venían a la cabeza miles de palabras, pero karma... ¡jajajaaj!

Loco, Piqué también grande, por supuesto (no he puesto más nombres porque sino parecía que nombrara a la plantilla del Barça, más que a la de la selección, ¡jajajaj!).

¡¡Qué fuerrrrte lo del beso!! ¡¡Con dos cojones!! (La pobre chavala se ha quedado traspuesta, y a mí se me ha quedado cara de gilipollas)


Nimbusaeta, realmente, Casillas nos ha salvado de unos cuantos. ¡Le debemos media vida al capitán!

Loco dijo...

Es que a mí Piqué me puede, ains.

¿Qué dirán ahora de Sara y esa desastibilización del Mundial?

Pecosa dijo...

Ya pueden decir misa, que ahora tanto la Carbonero como Casillas han callado bocas a tutiplén. (Y además se la pela porque se van a echar un polvazo de celebración que ni te cuento).

Loco dijo...

Jajajajja, yo iba a poner:

'Esta noche Iker la va a dar un pollazo a Sara que va a temblar Johanesburgo'

Pero me parecía muy radical, pero visto lo anterior, me arriesgo y lo casco.

Pecosa dijo...

¡Toooomaaaa castañaaaa!

(La frase se merece estar sobre el contador del blog.)

Loco dijo...

Jajajajaj, no sé quién está peor de los dos.
Pero me siento halagado.

Pecosa dijo...

;)

Misaoshi dijo...

Yo también vi el gol.
Yo también vi cuando cogían el trofeo.
Yo también vi el beso.

Incluso me puse en pie, pero no a gritar, claro, tengo anginas. Pero claro, me cogían por tos laos.

Bueno, llegué a tiempo para ver los últimos 5 minutos en la habitación de una compañera (que me invitó a pasar y quedarme con ellos) y de reirme un rato al verlos tan felices casi al final de la prórroga(y de taparme los oidos).

También me explicaron qué era un fuera de juego...

Pecosa dijo...

¡Jajajajaj! ¡Inédito! Al final no te libraste del partido. ¡Y hasta viste el gol! ¡Estás hecha toooda una futbolera! ^^

Ayer era imposible mantenerse al margen de la final, aunque se quisiera. Hasta mi madre lloró, y eso que lleva toda su vida pasando del fútbol.

H@n dijo...

Fue un momento histórico que todo el mundo vivía a la vez! Fue grande! Muy grande! y gracias a esos locos bajitos! =D

Y me reitero: Sara Carbonero se tira a mi portero!

Para que luego la acusen de distraerlo y de que el mundial se perdería por su culpa, malditos machistas hijos de puta! ¬¬

Hemos vivido un momento de historia, nos guste o no, y a mi me gustó y me puso los pelos de punta!

Mica dijo...

Ains, cómo disfruté. Al principio me convertí en una barrio-bajera insultando a los holandeses, que parecía más una película de Jackie Chan , que un partido de fútbol. Todos estuvieron genial. Y lo de Casillas... sólo puedo decir que: yo también quiero un Casillas en mi vida.

Juanjo dijo...

Gano el que mas quiso ganar.
Y lo de Casillaas con Sara me parecio genial.......espontaneo y natural
Besos

El Zorrocloco dijo...

La mayor parte del partido estuve con un cabreo de cojones, jamás había visto jugar así a un equipo. Parecía el típico encuentro de tercera regional que acaba en batalla campal cuando los aficionados se tiran al campo.

Lo de De Jong pasa de lo antideportivo a lo criminal. Cuando vi la repetición di gracias porque no le rompió las costillas o el esternón, podría haber acabado con un pulmón perforado.

Y no hablo sólo de las faltas, mira las veces que tuvieron que sacar el balón para atender a jugadores españoles lesionados: en una intentaron marcar en plan si cuela, cuela; y en la otra la mandaron casi al córner para venir a presionar arriba. Qué triste, Dios mío, qué triste, no sólo perder en el marcador sino perder la dignidad de esa forma.

Pero lo que más me envenenaba es que encima protestaban todas las faltas haciéndose las víctimas, y después del final acusaron al ábrito de robarles el partido! Por el amor del cielo!

Tenía el convencimiento de que en una contra nos iban a meter un gol y que se iban a llevar la gloria después de haber jugado como unos barriobajeros de mierda, pero no. Volvió el Dios de Stanford Bridge a poner las cosas en su sitio, y ganó el fútbol.

(Aún así, yo soy Alonso y después del pitido final le enseño lo que es el fair play a hostias).

Y por cierto! Que anoche me acosté pensándolo y esta mañana el Sport me ha dado la razón: Xavi, Iniesta y Puyol (<3) han ganado TODO lo que se puede ganar en el fúbtol! La Eurocopa en 2008, los seis títulos a nivel de clubes en 2009 y la Copa del Mundo en 2010.

Qué grandes, joder^^

Anónimo dijo...

Salud Campeón!

Enhorabuena España!

Gonza **

JuanRa Diablo dijo...

Ni los que escriben en los periódicos deportivos lo habrían sabido expresar mejor, Pecosa. :)

Esto se nos ha quedao grabado para siempre ¿eh? Podremos decir en el futuro "¡Qué noche la de aquel día!"
Esas ganas contenidas de gritar gol que estaban aprisionadas durante tantos minutos que se hicieron eternos, pudieron soltarse por fin gracias a la rabia con la que golpeó Iniesta. Glorioso!!! Fue como la justa venganza a tanto juego sucio (¿sucio? ¡Puerco!)

Hoy estoy ronco, pero qué coño, me hicieron muy feliz.

Un beso mundial

PD. En fin, me rindo ante toda la magia de los jugadores del Barça que han contribuido a la victoria. Impresionantes todos.

(Grande Casillas, ¿eh? Que no deje de notarse mi debilidad blanca, porras ;)

D dijo...

Viejos fantasmas nos acosaron: que si la pérfida Albión (y sus más pérfidos habitantes), que si las traiciones de Flandes, que si la leyenda negra y el-quiero-y-no-puedo, que si soy un talibán del fútbol pero no sigo a Espanya porque fui a la mani del sábado... Contra (casi) todo esto se luchó y se acabó ganando, con el corazón en un puño y un grito salvaje en las ventanas.

peibol dijo...

¿Quién me iba a decir que yo acabaría viendo un partido de fútbol? Eso sí, vi solo los últimos minutos, justo a tiempo para ver el gol y ahorrarme la agonía :p

Pecosa dijo...

H@n, desde luego fue increíble, apoteósico, desbordante. ¡Ya tocaba una alegría!

Sara Carbonero se habrá hartado de follar, sí. Y lo que le queda.
Ahora no se atreve nadie a decir nada de Casillas, ¿eeeh? Ni de que si le ha dado un beso en vivo y en directo, ¿eeeh?

Si Misa se ha contagiado (aunque haya sido un poquín) es que el mundial ha llegado a todos los corazones ;)


Mica, mira que los holandeses me despiertan simpatía, pero ayer les dije de todo menos bonitos. Guarros asquerosos. Llegan a ganar con semejante juego sucio y se lía la de dios.

Iker ya me caía bien, pero tras el mundial (y el besito) me ha enamorado.


Juanjo, ganó una generación de jugadores que dificilmente se volverá a repetir.
Casillas hizo lo que haría cualquier persona, a veces olvidamos que a parte de jugadores son hermanos, hijos, novios... Fue sencillo y bonito, sí.


Zorro, yo también hacía tiempo que no veía tanta marranada junta. Como tú dices, no le pasó nada a Xabi porque tuvo suerte, pero lo pilla mal y lo rompe.

Cuando tiró a puerta el imbécil ese con toda la jeta por poco rompo la tele. ¿Se puede ir más de listo? Tendrían que haberle sacado roja por gilipollas.

En fin, como tú dices muy triste y muy feo. Con lo bonito que es un mundial, y ganarlo deportivamente, y de forma humilde, y jugando limpio y en equipo Que se jodan. Holanda, a la tercera NO va la vencida. Hala, a casita a plantar tulipanes.

Definir a Iniesta es imposible. En todos los aspectos, como jugador y como persona. Qué increíble cómo nos salva el culo cuando más lo necesitamos, y qué increíble lo humilde que es. Para sacarse el sombrero y la cabellera.

Xavi, Iniesta y Puyol deben estar pletóricos. ¿Qué más se puede pedir?

Música dijo...

fué un sufrimiento...y la patada a mi marido Xavi Alonso...,en fin, el gol Pecosa...nunca grité tan fuerte, nunca, y lo del beso...total, tras tanta euforia hoy estoy de bajona..q cosas. Todos fuimos besados q momentazo x diooo!

Pecosa dijo...

Gonza**, ¡gracias! ¡Muchas gracias!


JuanRa, qué halagador, gracias.

Realmente esto no lo olvidaremos jamás de los jamases. Creo que es la primera vez que me compro el Marca, ¡jajajaj! (es el que tenía más páginas), que se irá directo al baúl de los recuerdos.

No veía la hora de grital gol, tío, pero me cansé de decir "hijodeputaaa" o "cabróoon", ¡jajaja!. El "gooool" fue como exxxplosionar del todo. ¡Buah! (Yo también ando con voz de manolo, hoy).

Un beso con una estrellita ^^

(Síii, grande Casiiillas, ya lo he diiicho, merengóoon ;) )


D, estoy esperando a ver si veo a unos colegas independentistas para decirles "¡¡Buaaaah!! ¿¿¿Visteis qué partidazooo??? ¡¡Yo soy español, español, español!!!".

Ninguno de mis vecinos gritó por la ventana (aunque sé que se alegraron, porque en alguna ocasión escuché "uyyyy""), pero yo me quedé bien a gusto ritando por todos.


Peibol, ¡anda! ¿No eres futbolero? ¿Y no viste el mogollón de patadas, empujones y agresiones varias? ¡Con lo a gusto que se queda una diciéndole groserías al televisor! Descargué tanta tensión que dormí como un bebé.

Pecosa dijo...

Música, yo creo que tampoco grité nunca así, porque se juntaron las ganas, la rabia, el tiempo que pasaba, y que era la final de un mundial, coño.

¡Anímate, que tu sofá ha hecho que España se lleve el mundial! ;)

El Zorrocloco dijo...

Es verdad! Ni pulpo Paul ni leches, Music's sofa!!

Música dijo...

jajaja, q arte, os amo!

nexus. dijo...

Yo vi el partido en uno de los mejores sitios que hay, la terraza de un restaurante situado en el interior de un parque, con varias pantallas gigantes y una oferta de tapas y birras insuperable.
Pero lo mejor fué la reacción de uno de los camareros ante el gol de España, rompió (literalmente) la bandeja contra la barra a golpes el tío!!!...en fin, se contagia mucho mas facilmente que la gripe la histeria colectiva...
P.D: me puse de birras y bravas hasta las cejas...
Besos balompedicos...
Salud y República!!
Nexus 7

La exorsister dijo...

Yo tampoco soy futbolera, pero me he visto todo el mundial (menos el primero) y uno no puede evitar emocionarse con los goles.
Y los holandeses muy chungos...

Pecosa dijo...

Nexus, desde luego estoy estudiando trasladarme a ese pueblecito tuyo del Alto Palancia, donde está el mejor pan de leña al estilo antiguo, el mejor bar donde sirven las mejores bravas y la mejor sepia a la plancha, el mejor restaurante con la mejor pantalla gigante y el mejor peluquero con la mejor Harley. Y el mejor republicano, claro.
Lo dicho, vete mirándome un chalecillo barato que hago las maletas.

(Entre el piso que me va a poner Peibol en Tenerife, el que me voy a buscar en Yecla para montar mi negocio de camisetas y el que quiero en el Alto Palancia para comer bravas y tomar cervezas; voy a tener que donar mis órganos).

Y sí, coño, la felicidad futbolera se contagia más que los bostezos tontos (esos de
-¡buaaah!, que tontería llevo encima
-calla, ca...¡buaaaah! calla, que me lo pegas
-uff... ¡buaaaah! ahora me lo has pegado tú a mí!)

Besos estrellados.


Exorsister, es que lo de no ser futbolero no es excusa. Cuando todo un país está pendiente de algo, y siendo el fútbol el deporte nacional más seguido, es inevitable no engancharse a la fiesta. Y con lo que nos gusta el cachondeo...

Los holandeses tuvieron su merecidísimo castigo por cerdos.

JuanRa Diablo dijo...

Ostras, es verdad, el sofá de Musica!! Pasemos a adorarle.

PD. El stan de camisetas, ¿lo quieres al lado de la Feria del Mueble o junto a la Cooperativa del vino? Lo digo por ir cogiendo sitio :P

Twat Boy dijo...

Y qué bonito es, ¿verdad? ¡Un saludo a todos!