viernes, 2 de julio de 2010

La entrada del metro

Hace meses (creo que lo he visto siempre, desde que me cambiaron de tienda) que, casi todos los días, hay un señor que pide dinero en la parada del metro. Va vestido con pantalón y camisa, ni extremadamente elegante -obviamente- ni extremadamente desaliñado. Nunca habla, es más, ni siquiera levanta la mirada. Siempre la tiene dirigida hacia el suelo, perdida. Se limita a sujetar un cartel que dice "tengo hambre".

Hace una semana fue el puente de San Juan (no para todos, conste en acta). Aprovechando que el miércoles, día de la verbena, salíamos una hora antes y el jueves era fiesta, fui a la estación de Sants a coger el tren para ir a casa de Ratman. Inocente de mí (una de las que NO disfrutó de cuatro días de fiesta), no caí en que el puente hacía que mucha gente se desplazara a sus respectivos lugares de descanso; con lo cual la estación estaba como la plaza, abarrotááá. Colas en todas partes: en las taquillas, en las tiendas, en las máquinas expendedoras de billetes... Resignada, voy hacia las que están más escondidas, para ver si con un poco de suerte había menos gente. Y un huevo, hay unas colas del copón. Así que me lo tomo con calma y me sitúo en una de ellas.

Veo que en una de las máquinas hay un señor que ayuda a los viajeros poco habituados con la modernidad de dichas expendedoras a sacar sus billetes. Menos mal, Renfe ha puesto a alguien que agilice esto, pienso. Pero... Ay, leches, ese hombre me suena... ¡Coño! ¿No es el que pide en el metro? No, hombre, no puede ser... A ver si se gira, parece que va de uniforme, debe llevar una chapita de Renfe o algo... ¡Ahí se gira! Pues no, no lleva nada. Pero se parece al del metro, sí... ¡Ahí viene una chica que sí que va identificada, a ver si le dice algo! Lo ha mirado... pero no le ha dicho nada. ¿Serán compañeros? ¿O no lo conoce de nada pero pasa de decirle ni mu por si el tío se la arma? Qué raro... Me voy a cambiar de cola, no me fío un pelo. Esto es como lo de "yo le vigilo el coche, señor", que si no les das dos euros, luego te dejan el coche hecho trizas. Desde luego, como está el mundo. A ver que le mire otra vez la cara... Joder, es que sí que es. ¿¿Pero qué cojones hace éste aquí??

Conclusión: o es el del metro que intentaba sacarse una propina aprovechando el puente de San Juan (hombre de recursos) o era uno de Renfe que en las horas libres se va a pedir al metro.


***


La entrada del metro siempre está de lo más concurrida. Gente que entra, gente que sale, el que te vende mecheros, el que pide, los de Médicos Mundi ligando, los que te dan papeletas publicitarias...

Siempre que entro o salgo lo hago en plan kamikaze, esquivando a todo ser humano que pretenda abalanzarse sobre mí, diciendo "no gracias, no gracias" (me siento como Ana Obregón en sus mejores tiempos).

Es raro que alguien no quiera enchufarte algo. Por eso me llamó la atención cuando uno de los días, al pasar por el lado de uno de los que repartían publicidad, el chico hizo ademán de darme una tarjeta, e inmediatamente corrigió el gesto, no dándome así la no deseada pero a partir de aquel momento enigmática publicidad.

Me quedé algo sorprendida, pero no le di más importancia.

Durante una semana estuvo cada día en la entrada del metro, con las misteriosas tarjetas. Fijándome a medida que llegaba hacia donde él estaba, veía que no daba tarjetas a todo el mundo, a la desesperada, como suelen hacer los repartidores de publicidad. Así que cuando entré al metro, miré hacia el suelo, siempre hay alguien que tira la publicidad en el suelo. Vi muchas tarjetas tiradas, así que cogí una. En ella había una chica china sólo con unas braguitas puestas, enseñando unas pechugas redondas y firmes y una sonrisa infantil en su cara aniñada. "Masaje Japonés", decía la tarjeta. Aaaaah, bueeeno, ahora se entiende. En el dorso de la tarjeta, otra china (o japonesa, que yo no distingo), ésta mostrando la retaguardia, con las misma expresión facial que la otra; y el mismo texto de la otra cara de la tarjeta (deduzco) en chino.




Entonces, la cosa está así: antes en los metros te daban publicidad de depilaciones o carpinterías de aluminio, vendían mecheros o colonias de firma falsas, o tocaban el acordeón.

Ahora los mendigos hacen horas extras en las estaciones centrales en plena operación salida y la publicidad que dan es de putiferios chinos.

Si me lo dicen hace un año no me lo creo.


37 comentarios:

Juanjo dijo...

ja,ja,ja....que buena entrada doble con el metro como nexo en comun(te estas especializando en este tipo de entradas que te salen muy bien).
En cuanto a la primera historia,sin duda el mendigo del metro ha decidido buscarse un pluriempleo....y es que cuando el hambre aprieta la imaginacion se agudiza.
En cuanto a la segunda historia....sin comentarios....ja,ja
Besos

peibol dijo...

Veo que le estás cogiendo el gusto a las entradas dobles, ¿eh? :D

Yo hace tiempo que no me fío de los mendigos y guindillas. He visto demasiados chanchullos como para creéemelos. Lo siento.
Después eres caritativo, te das cuenta del engaño, y te sientes imbécil. :s

Deberías haberle dicho al chico que si lo que ofertaba eran "masajes", a ti, aunque fueras mujer, también te gusta que te los den. XD

El Zorrocloco dijo...

Qué colorido el metro de Barcelona. Dentro de poco habrá putas y un gremio de mendigos XDD

Yo tengo como norma no darle nada a los gorrillas. Siempre digo eso de: "¡Ahora no llevo suelto, cuando vuelva te doy!". Y como cuando vuelves nunca están... A mí es que me enciende que me coaccionen de esa manera. Y dos euros ni de coña.

Y si el que pide es como ese que nombras del metro, que va por ahí sin molestar a nadie, pasa; pero cuando es como el yonki que me veo todos los días en la parada del tranvía, que se te acerca y te exije dinero ("¡Eh, flaco, dame un euro pa' ir a Tenerife 2!". Tenerife 2 es la prisión de aquí), es que me envenena. Que parece que se tiene uno que disculpar por no poder darle.

http://malviviendo.com/ <-Mírate el primero, el de Me llaman negro XD

H@n dijo...

Ey!! podría haber sido la china de la cárcel!!! =)

La primera vez que estuve en Barcelona, al lado de las máquinas de los bonos de metro, un tipo nos pidió dinero, le dijimos que no llevábamos suelto... lo que era verdad hasta que la máquina nos devolvió el cambio de un billete de 20... todo en monedas... T_T
Lo recogimos y nos fuimos cagando leches xD

JuanRa Diablo dijo...

Pero a mí esto me parece una cortina de humo para que olvidemos a tu cafetero favorito.
Que sepas que ya he encargado la camiseta que propuso Zorro:

"TODOS SOMOS PACO" XDDDD

JuanRa Diablo dijo...

Venga, vuelvo, Pecosa, que no comentarte nada de esta entrada no me parecía justo. ;)

Lo que se debe cocer en los metros de las grandes ciudades, con tanta "fauna y flora" diferente... Como un hormiguero desorbitao, cada cual a lo suyo... Digo yo que ponerse a observar detenidamente lo que ocurre en esos lugares tiene que dar para escribir mil libros, ¿no?

Yo estoy esperando a que abran un metro en Yecla, y que me den empujones y publicidad y todo eso... No sé, le veo su punto...

La exorsister dijo...

Pero si el tipo no llevaba chapita de renfe, y por tanto no trabaja para ellos, ¿de dónde se saca el sobresueldo?

¿Crees que le dice a la gente, por un "leuro" te saco el billete? No serán muchos los que caigan...

Nu se....

Mica dijo...

Chica, pues a mí el hombre me da pena. A lo mejor soy un poco lerda, pero igual se siente realizado ayudando a la gente y piensa que es un trabajo sin remunerar. Salvo que algún alma caritativa le de la voluntad por ayudarle claro.
Y lo de la publicidad, es que la crisis ha llegado a todos los sitios, incluso a los servicios sexuales, y lo que antes era vendible por sí sólo, ahora hay que publicitarlo.

Música dijo...

me pasa como a Mica, q el mendigo me da sentimiento, a saber que historia de vida hay detrás de ese señor...
En Málaga llevan años con las obras del metro, coñazo coñazo, cuando lo pongan haremos campeonatos jajaja, xq el malaguismo...es mucho malaguismo.

D dijo...

COMENTARIOS AL CASO 1

Según una leyenda alemana los Doppelgänger existen. Son los llamados gemelos perversos y se basan en la posibilidad de que en el mundo existe alguien exactamente igual que cada uno de nosotros. Pueden ser malignos (si uno ya es maligno, quizá el otro sea el bueno), pero en todo caso son nuestros reversos. Así pues, podemos deducir que la mayoría de nuestros Doppelgänger viven en Australia (excepto Zorrocloco y Peibol (creo), que tienen a los suyos en la polinesia).

Por poner un ejemplo... no sé... imaginemos a... Paco. Paco tiene un Paco'. Paco' va cada día a una taberna a tomar una pinta de cerveza, es simpático, dicharachero y tiene un blog. Pues, pongamos el caso de que en la taberna le atienda una mujer (de edad indefinida), seria, sobria y con un gran mundo interior. Ella, a la que llamaremos... no sé... Pecosa', está que se muere por sus huesitos, así que un buen día (a pesar de su carácter comedido), deja el boomerang que está limpiando y le escribe una nota con su nombre y teléfono...
Es posible que Pecosa' le invite a un safari de cocodrilos si Paco' accede y es bastante probable que allí, rodeados de bosquimanos, le roce la mano y le jure amor eterno.

Todo es posible, todo puede ocurrir, incluso que algún Doppelgänger atraviese el globo y acabe trabajando (cobrando una pasta) para Renfe, ignorante de que su otro yo, pide limosna en una cercana estación de metro...

Loco dijo...

Sólo por estas entradas y estas experiencias, me dan ganas de ir de vacaciones a Barna y ver in situ todo este tipo de cosas.
¡Qué triste es la ciudad donde vivo! Aquí nunca pasa nada de eso.

nexus. dijo...

La crisis agudiza el ingenio no cabe duda, se diversifican los "negocios", seguramente el dueño de la casa de "masajes" es también el que pide em la entrada de metro y ayuda a los vejetes a conseguir sus billetes, no lo podría jurar pero creo que es el mismo que me coge las reclamaciones por telefono del centro logístico cuando la cagan en alguno de mis pedidos y, no se si será verdad, cuentan por ahí, que (miro hacia un lado, miro hacia el otro lado asegurandome que no nos observan), cuentan por ahí que el Rey tiene un hermano secreto, si... calla!...si, que pide en el metro de Barcelona, si...calla!...y tiene un putiferio oriental...no se yo si será de veras, pero....
En fin, no digo mas...un saludote, ah! por cierto, como te va con tu admirador/camarero?...
Salud y República!!
Nexus.

nexus. dijo...

Per cert, que és això de les samarretes de Paco? ahi no es veu res amb el meu navegador...

Pecosa dijo...

Juanjo, ya hacía entradas de estas de vez en cuando, pero hacía tiempo que no me daba por ahí.

Será que aprieta el hambre, aunque no me extrañaría que fuera alguno de la Renfe que está un poco pallá, que de estos hay varios.


Peibol, esto va como va, o escribo mini-entradas o me da por las parrafadas...

Yo soy muy desconfiada, también. Hay mucha pantomima, y como siempre pagan justos por pecadores.

¿Pues te puedes creer que no me gustan los masajes? No es que no me gusten, es que me dan cosquillas y claro, me tenso y aún es peor. Imagínate con las chinas, tensión máxima ;)


Zorro, no te puedes imaginar lo que es el metro. El otro día me dice una compañera de curro "hoy he visto a un tío en el metro que iba hecho una mierda, todo guarro, con una barba super desaliñada, flacucho, con la ropa sucia... y zapatos de tacón". Cágate lorito.

Yo no suelto ni un céntimo, tampoco. Porque encima te miran mal y algunos hasta te dicen "¿sólo esto?".

Que jiñe el yonki este de Tenerife 2 (Valladolid 0. Perdón por el chiste fácil). Esos son los peores, los que no preguntan, sino que ordenan que sueltes la pasta.

A eso (a lo de Malviviendo -qué cachondos los tíos y que bien se lo han montado-) me refería con lo de los gorras aparcacoches, sí :D


JuanRa, sí, yo ya he montado el negocio (véase parte superior del blog) para fans como vosotros.
Seguiré informando de las novedades al respecto (¡joder, qué expectación! :D)

El metro es todo un mundo, mira lo que le decía al Zorro más arriba... Ves incluso a gente dentro del vagón que va sola, con el mp3 a toda pastilla, cantando en voz alta y mirándose en el reflejo de la ventana mientras baila en plan Fama... ¬¬'

¿Yecla? ¿Eres de allí? He leído que tiene una importante industria del mueble, así que si ves que hay curro, avísame ;)
Verás como cambia la ciudad cuando tenga metro, metro y fauna van de la mano.


Exorsister, no escuché que pidiera nada, por eso no me extrañaría que el tío fuera de Renfe (quizás no le ví la identificación) y pidiera en el metro en horas libres. (Trabajé cinco años en la estación de Sants, te sorprenderías de los personajes que hay metidos ahí, trabajadores y no trabajadores: uno de cada tres está pallá :D)


Mica y Música, es que yo no me fío de nadie, menos de los que piden. Y menos en esta ciudad, que a la que descuidas te toman el pelo. Así que soy así de estúpida para estas cosas.

Mica, yo pensé lo mismo, la crisis ha llegado a todos los gremios.

Música, las obras del metro son lo peor. Aquí aún duran, y súmale las del Ave. Hasta los cojones. A ver qué personajes se te presentan a ti por los undergrounds malagueños.

Pecosa dijo...

[INCISO: Me estoy peleando con Blogger. He aquí el bombardeo de comentarios repetidos. Ya he borrado los que sobraban.
Disculpen las molestias.]

Pecosa dijo...

D, ¡jajajaja! ¡Yo quiero conocer a mi Doppelgänger! (Cualquier excusa es buena para visitar Australia -o la Polinesia en el caso del Zorro y Peibol, a cuyo viaje también me apunto by the face-, aunque se corra el riesgo de morir asesinado por nuestro Doppelgänger mega maligno).

Ese ejemplo está muy bien. Ahá, sí, muy gráfico. (¬¬' ¿¿No podías hablar de Dorian Gray?? Te voy a hacer una camiseta de Paco).
Qué idílicos Paco' y Pecosa', de safari de cocodrilos y haciendo el amor en un pueblo aborígen... ¡Ay, el amor! (el equivalente a esto en el caso de Paco y Pecosa sería ir a Port Aventura y hacer el amor en un hotel de Salou).

¡Coño, D! ¡¡QUE EL DEL METRO Y EL DE LA RENFE SON DOPPELGÄNGERS!!
Qué escalofrío me acaba de recorrer... Muuuy fuerrrte.


Loco, ¡joder! ¿¿Y a qué estás esperando?? ¡¡Vente y te llevo de recorrido por todas las líneas suburbanas!! (La Plaza Catalunya "por debajo" es todo un mundo) ^^


Nexus, ¡jajajaj! ¡ya sabía yo que el Rey no podía traer nada bueno! Que cuando se vino aquí que decían que lo operaban (miro hacia un lado, miro hacia el otro lado asegurándome que no nos observan), yo creo que fue que lo pillaron, sí...¡calla! ...que lo pillaron con los trapis por la ciudad, sí... ¡calla! ...y se inventaron que tenían que operarlo de urgencia en plan tapadera.

A ti también te haré una camiseta del camarero Paco (de hecho, es esto que dices que no ves. He abierto un negocio de camisetas de Paco. Puedes elegir tu eslógan: "Yo también soy Paco", "Paco forever", "I love Paco", etc.)
(Escolta, veus com no escrius tan malament el valencià?)

peibol dijo...

¿Y por qué el mío está en la Polinesia? ¡Yo también quiero conocer Australia! XD

Anónimo dijo...

Tomi:
Aqui en mi pueblo hay una familia de mudos que han vendido estampitas por la calle de la Virgen de no se qué toda la vida, te la ofrecían espetandote un: UUU!! me daban lástima hasta que supe que eran propietarios de un apartamento formidable en Alicante y alguna propiedad más, ...joder con las estampicas...!!! O venderían también pollos de pico atao y nunca me enteré..! No se. UUU!!

vittt dijo...

el submundo esconde los monstruos que somos...
y quién se cree ese tipo para decidir que no necesitas un final feliz? todos necesitamos uno, per l'amor de 10!

H@n dijo...

Pecas, eres mala, te saltas comentarios, o mejor dicho mi comentario xDD

El Zorrocloco dijo...

Pues a mí no me salen las camisetas... Veo que hay un slideshow, pero no aparecen imágenes =/

Pecosa dijo...

¡Hostias, H@n! ¡Qué poca vergüenza tengo!

No es nada personal, es que la neurona a veces se estresa y no procesa correctamente (pero mira qué bien estoy quedando ahora que te comento a ti primero, saltándome el orden de los comentarios. For you ^^)

Muy observadora. Seguro que tienes razón y en esa casa de masajes trabaja la chinita de la Modelo (o no, pero como todas las chinas me resultan iguales, seguro que si la viera diría "¡la chinita de la cárcel!")

Menos mal que te fuiste por patas. No tenemos suelto...
Lastimica.


Peibol, yo te llevo a Australia cuando me vaya a buscar a mi gestenfeiser (^^') y tú me llevas a la Polinesia cuando vayas a buscar al tuyo.


Tomi, eso del UUU!, así leído, me ha dado miedo.

Me voy a poner a vender estampitas de la Virgen de Montserrat en las Ramblas, me parece.


Vittt, pues eso digo yo. ¿Y si resulta que soy lesbiana? ¿O no lo soy, pero me ponen las chinas? Qué se supone, ¿que tengo que pedirle yo la tarjetita? ¡Amos, hombre!


Zorro, solucionado :)
(No sé porque me molesto en hacer vaciladas con el diseño de la plantilla si luego no se ve nada. Miiieeerda de tecnología Blogger)

Mica dijo...

Pero que pasada de camisetas. Te han quedado genial. Si cuando digo yo que el día que me monte una empresa te contrato será por algo.

Misaoshi dijo...

El primer protagonista me ha caido bien. No molesta, pero se presta a ayudar a quien lo necesita. A lo mejor sólo quería ayudar (es que una vez esperando a una amiga en la estación del aeropuerto, que se retrasó una hora, estuve sentada aburrida aunque no pidiendo dinero, cabizbaja mirando los pies de la gente. Los de metro miraban a los turistas perdidos y no les ofrecían ayuda así que me puse yo a ayudarles, y estuve media hora hiperentretenida y me sentía bien porque ayudaba a gente, quizás ese hombre también era un buen hombre que sólo quería ayudar sin pedir nada aunque lo necesitara. En estos temas no quiero malpensar porque todos tenemos nuestros días de generosidad).

En cuanto a lo segundo, Madrid y Barcelona van a la par, aunque creo que aquí no respetan mucho eso y saben que hay mujeres viciosas (o es mi cara, simplemente, que les hace pensar cosas ¬¬) porque me han llegado a dar de esos papelitos en la parada de Argüelles, frente al Corte Inglés....


Aunque al principio pensé que te hacía el vacío por lo que le hiciste a su amigo Paco XDDDDDDDDDDDDDDDDDD

El Zorrocloco dijo...

Jajajaja, buenísimas las camisetas!

¡¡Grande, Paco!! XDDDD

D dijo...

Me gustan las camisetas. Quiero una de cada en talla M (para lucir palmito) y una de cada en talla L (para dormir o lo que se tercie).
Propongo crear un merchandising con todo el dinero que se gane de la porra para comercializarlo debidamente. A saber:

- Publicación de un libro de misterios que se llame "El nombre de Pecosa", en el que fray Paco de Baskerville ayude a desentrañar las causas de unos horribles asesinatos acaecidos en un convento benedictino.

- Creación de una serie de dibujos animados (en 3D) que se llame "Las aventuras de Pacoyó" con contenidos infantiles que resalten el valor de amistad con un elefante rosa y un pato con sombrero.

- Rodaje de un film que se llame "Paco Jones y la última cruzada" (o la última que se le cruzó) que testimonie las vicisitudes de un aventurero en busca de una copa de vino.

- Creación y venta de un videojuego que se llame "Packman" y consista en un avatar redondo y amarillo que devore las pecas (o bolitas) de un laberinto, con enorme cuidado de no toparse con algún que otro fantasma.

La lista puede resultar interminable y tal vez se necesiten socios capitalistas. Lo dejo en tus/vuestras manos.

Pecosa dijo...

Mica, me sobrestimas.En realidad, pocas cosas se resisten a la fusión Google+Paint...


Misa, no me convence... Tú porque eres buena persona, una chica sana y altruista. Pero seamos sinceros, eres una excepción. Eso no suele ser lo que abunda, menos en una ciudad.
Aunque no lo descarto del todo, vete a saber. Me fijaré en las próximas operaciones salida, a ver si vuelve a estar.

A ti te debieron ver cara de viciosa, por eso te dieron el folleto de las zorronas chinas ;)


Zorro, vale, te pido una M de ésa (te la enchufo así, sutilmente, que necesito clientes -eso no ha sonado muy bien, tratándose de una entrada en la que se habla de putas ^^')


D, si las de la talla L te la pones también para lo que se tercie me harás sentir realmente halagada (y a Paco más).
Ahora mismo te preparo el paquete con el pedido y te lo mando en burro (estoy empezando con el negocio).

Eres un puto genio (tu D es de Dios, ¿no?). Así me gusta, que me montéis negocios y me saquéis de la crisis. Tenemos que crear una campaña fuerte de publicidad, que sea impactante en plan DGT. Voy a poner a Paco a dieta para embutirlo en un maillot estilo Beyoncé y hacemos un videoclip para que lo pasen antes del Sálvame (¡si tenemos a las marujas, tenemos al mundo!).

Nos vamos a hacer de oro.

Pecosa dijo...

Me ha faltado el ¡¡¡MUAAAHAHAHAHA!!!

ulises dijo...

Eso es que tu ciudad se está volviendo cada vez más cosmopolita. Lo del tío del metro me pasó en Nueva York, un negro que parecía un trabajador desaliñado nos indicó amablemente la parada en la que teníamos que bajar en Harlem y por la noche lo encontramos tirado en otra boca de metro. Lo de las tarjetas de publicidad es normal en las típicas cabinas de teléfono londinenses.

JuanRa Diablo dijo...

Replantéatelo mejor: Trabajo en Yecla, por mucho mueble que haya... chunguilla la cosa.

Pero VENDIENDO las camisetas que has puesto en el escaparate... JAJAJA, ESO SERÍA LA BOMBA!!

Pecosa dijo...

Ulises, pues no sé si me gusta que sea taaan cosmopolita. Acabará perdiendo su esencia mediterránea para convertirse en "otra ciudad más", por lo que cuentas...


JuanRa, vaya por dios... (Voy a deshacer las maletas).

¿Tú crees que funcionaria lo de las Paco&Pecs? (acabo de decidir que se llaman así). ¡Te pongo una franquicia en Yecla!

JuanRa Diablo dijo...

Jajaja, oye, con ganas de venir a Yecla no te quedes, que ya haría yo porque tuvieras alojamiento al menos, y aquí además de muebles hay mucho vino y muuuchas parras, jejeje.

PD. Me pido la amarilla!! :D

Anónimo dijo...

Tomi:
Where is Pecosa???
I miss youuuuuuu........ holaaaa Quiero parraaaaaaaaa:
Paaarraaaa paaarrraaaa paaaarraaaa......

Loco dijo...

Una cosa digo (locura de loco, tras ver las camisetas)

Como las vean los de cierto partido neonazi, te hacen un busto por recordar la memoria de Paco.

(Teniendo en cuenta la hora, no hacer caso a este comment. Eso sí, quiero una)

El Zorrocloco dijo...

(Muy buena, Loco XD)

Pero a lo que yo venía era a...

¡¡Mecagüen la leche, cómo me gusta Carles Puyol!!

Pecosa dijo...

JuanRa, sumo, pues, Yecla a la lista de destinos nacionales a visitar. Gracias por la invitación ^^

¡¡Maaaarchando una de las amarillas para el caballeroooo!!


Tomi, ¡jajajaja! La parra anda algo seca, que hace calor y le falta riego (sanguíneo). Pero en cualquier caso, ya hay entrada nueva, ea.


Loco, teniendo en cuenta la hora, tu comentario, y tu nick, la inscripción de tu camiseta será Paco dice 'Tómate la pastilla'.

(Pero, ¿y si tienes razón, aunque estés loco? Creo que las camisetas tienen los días contados...)


Zorro, a mí también me gusta Puyol, sobretodo sin camiseta. Qué torso. (Iba a decir una marranada, pero me voy a callar, que no queda fino).

Pecosa dijo...

(Zorro, acabo de ver el gol -que no lo había visto-, y realmente es un golazo. Para algo tenía que servir tanta cabezota.

Por cierto, me ha molado tu a lo que yo venía era a....)