miércoles, 8 de junio de 2011

Por fin... Alicia

Una de las cosas buenas de ir superando la torpeza (ha costado treinta años, pero lo estamos consiguiendo) es que se puede caminar por la calle levantando la vista del suelo. Y una de las cosas buenas de no ir mirando siempre al suelo es que se ven cosas más interesantes que baldosas, baldosas rotas, chicles pegados a las baldosas, colillas, papeles... ojo, que no hace mucho me encontré un billete de 10€, esa es una cosa buena de ir mirando al suelo; pero que vamos, no es algo que suela suceder.

Hoy la idea era comprar el cable del portátil de mi hermana, que se le ha roto. En la primera tienda no tenían [ABRO INCISO: Entro en una tienda de informática de la Ronda San Antonio:
-¿Tienen cables para portátil?
-¿Qué cable?
Rebusco en la bolsa (negra) en la que llevo el cable (también negro), la muda sucia, el desodorante y el peine. Cuando palpo el cable tiro de él para sacarlo, pero se me ha enredado en la ropa. Intento ir ágil (el chico está esperando mientras me mira maniobrar) pero en ese instante pienso en que como tire muy fuerte puede que me salga el tanga disparado, así que voy con más cuidado y empiezo a sudar la gota gorda. Aún no lo he sacado del todo cuando el chico me interrumpe.
- ¿Eso es un cargador?
- ¬¬' Ah, sí, eso. El cargador (no, Pecosa, no era tan difícil)
- Cargadores no vendemos.
- Vale, gracias.
- ¿Le damos un aplauso y dejamos que se vaya? De nada.
CIERRO INCISO], así que decido ir a otra tienda. Y he aquí lo bueno de no caminar mirando al suelo. Justo delante de la tienda de informática a la que me dirigía había una de artículos de segunda mano y pequeñas reliquias de tiempos pasados. No hay nada que me fascine más que meterme en una tienda llena de cosas viejas, sea lo que sea. En este caso, la mayoría de artículos eran libros, postales, fotografías, mapas, cómics... aunque también podían encontrarse otros útiles con más años que carracuca. Así que, tras mirar hacia el interior de la tienda a través del cristal del pequeño escaparate, no he podido resistirme (nunca puedo) a entrar.

Como siempre, en estas tiendas hay cosas que uno no valora y otros consideran tesoros. Una de las mesas que se encontraba justo a la entrada del local estaba llena de cuentos infantiles. Siempre me han parecido hermosos los cuentos de antaño con esos dibujos tan característicos, y pronto me he encontrado hojeando pequeños cuadernitos de lo más coloridos.
Y en un momento, mientras pasaba de un libro a otro, mis manos dan con un ejemplar de Alicia En El País De Las Maravillas. ¿Cómo no había caído en buscarlo? Ilusionada, lo extraigo de la caja para miralo. Es bastante infantil, y los dibujos no me gustan del todo, así que lo dejo en su lugar. Pero al levantar la vista (siempre al frente, ¡siempre al frente!) ¡veo varias peanas con distintos ejemplares del cuento! Casi doy un brinco.

De entre todos, uno de ellos me llama especialmente la atención. Está encuadernado en tela ocre, y en su portada tan sólo aparece el nombre de Alicia y, bajo él, la silueta de la niña. La edición es de 1958, y sus ilustraciones me han parecido preciosas, ¡y además a color! Revisando el índice veo que hay algunos episodios que desconozco (en la película de Disney no aparecen). Así que no me lo he pensado más y he salido con Alicia bajo el brazo.

Como impaciente que soy no he podido resistirme a leerlo de camino a casa. Todo y ser mi cuento favorito de siempre, jamás lo había leído. Mientras pasaba páginas me recreaba en sus dibujos, en el tacto de las gruesas hojas... y precisamente deleitándome en uno de los dibujos me he dado cuenta de una cosa: los dibujos no son a color. El único que está impreso a color es el primero, el que hay junto a la página interior del título, en el que aparece Alicia con un cerdito en brazos (una de las incógnitas del libro) y el conejo junto a ella. El resto de dibujos son en blanco y negro, han sido coloreados posteriormente con lápices de colores. Están tan bien coloreados que no era perceptible a primera vista. He imaginado a alguna niñita dando color al cuento. Aunque no haya sido así, quiero pensar que así fue.



Siempre he sabido que si alguna vez compraba el cuento de Lewis Carroll sería una edición especial. No creo que haya ninguna más especial que ésta.


24 comentarios:

Loco dijo...

Jooo, ¡qué suerte!

Yo lo volví a releer hace un mes (Alicia en el país de las maravillas + Acicia a través del espejo + La caza del snark) y disfruté como un niño.

Yo también rebusco por las tiendas que tienen cosas antiguas y la verdad que se encuentran cosas muy chulas. Pero esa edición (y con los dibujos pintados a mano es una delicia).

Disfruta leyéndolo.

Y a todos lo que no lo han leído que lo hagan este verano.

P.D.1: la solución al dibujo de Alicia con el cerdo en la mano viene en el capítulo 6 'Cerdo y pimienta'
P.D.2: ¡cuánto daño han hecho las pelis Disney!

vittt dijo...

tengo la piel de gallina.

Misaoshi dijo...

Ya ves, es la edición más especial que tenga una persona.

Felicidades por tu adquisición. A partir de ahora caminarás más con la vista levantada :D

Pecosa dijo...

Loco, tendré que conseguir Alicia a través del espejo y La caza del snark, también.

Yo viviría en una tienda de cosas antiguas. Con polvo y todo (y eso que tengo alergia).

P.D.1 y 2 juntas: revisando el índice del libro, he visto el capítulo que nombras, pero no veo ninguna referencia a algunas cosas que salen en la peli. Tendré que leérmelo para juzgar, pero me da a mí que, con lo que me gustaba la peli, me va a caer del altar una vez acabe el libro.


Vittt, ¿en serio? ¿Te ha gustado el libro? ¿Hace frío en tu casa? ¿Acabas de ver un fantasma?


Misa, la edición más especial que he tenido en mis manos, si més no. Y eso ya es mucho.
Desde que camino vista al frente he descubierto otra Barcelona.

vittt dijo...

el tanga disparado!
y el libro pintado, la música, tus manos...
y que ha refrescao, claro ;-)

Juanjo dijo...

Has encontrasdo una joyita y esas cosas cuando aparecen asi provocan una gran felicidad
¡¡¡¡¡¡¡¡Esos 10 euros eran mios¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Besos

Pecosa dijo...

Vittt, tápate, niño, no te me costipes.
Gracias, nogensmenys :)


Juanjo, pues lo llevas claro si esperas que te los devuelva, jajajaj!
Volví a casa más contenta que unas castañuelas (tanto el día que me encontré los 10€ como ayer cuando me compré el libro)

H@n dijo...

Es la cosa mas linda que he visto en tiempo. Una auténtica pasada.

Menos mal que eres de las que aprecian estas cosas y sabes al suerte que has tenido.

Jo, los pelos de punta en serio. No te podría haber salido más redondo ^^

Pecosa dijo...

H@n, cómo me gusta cuando os emocionais tanto como yo.
¿A que es bonito? Pues leerlo ya es el no va más, ¡qué de cosas divertidas dice!

"Dijo un perrazo a un ratón
que andaba por su mansión:
-Vamos a ver al señor Juez,
que te juzgue de una vez.
No hay excusa que te valga.
La sentencia que te salga
yo mismo la he de ejecutar,
porque hoy no tengo
otra cosa en que pensar.
Dijo el ratón a su enemigo:
-Este juicio sin testigo
y sin juez
no ha de daros honra y prez,
y será probablemente
perder el tiempo inútilmente.
-Yo seré juez y testigo,
-dijo ladrando el enemigo-.
Yo seguiré todo el proceso
porque mucho me divierte
condenar ratones a muerte."

ulises dijo...

Me parece un hallazgo buenísimo. Yo vi el original de Lewis Carroll en la British Librery y el manuscrito también estaba cargado de dibujos. Entra en la página de la biblioteca de Londres y puedes verlo digitalizado y compruebas si son los mismos dibujos.

H@n dijo...

Que pasada!!!
A mi Zorro me regaló uno en inglés, pero es muy difícil y no me entero demasiado >.<

Si ya tengo que leerlo despacito en español... xD

Nos emocionamos como tu o más! Es que con video y todo, y música ambiental... ains =_)

JuanRa Diablo dijo...

Me he quedado pensando en algo que has dicho y que me parece la clave de todo lo que cuentas: hay cosas que uno no valora y otros consideran tesoros.
Qué duda cabe, ese libro tiene mucho más encanto y es más valioso por el simple hecho de haber sido coloreado con esmero por un anónimo que el mismo libro completamente nuevo. Saber valorar y dar mérito a esos detalles es lo que te convierte en una cazatesoros.

Convencido estoy de que el libro está feliz de que lo hayas elegido.

(De fondo Ella Fitzgerald. Me encanta!)

JuanRa Diablo dijo...

Ehh, no he oído el aplauso cuando me he ido XDD

Pecosa dijo...

Ulises, qué fuerte lo del libro digitalizado. Además, he flipado, resulta que los dibujos no son los de Lewis Carroll, pero la edición que he comprado tiene algunos detalles muy fieles a la original (pinchar aquí para ver con Silverlight). Un par de ellos:
-El dibujo que os muestro en el minuto 0:52 es prácticamente igual al de la página 25 & 26 del original.
-El poema que os muestro en el minuto 1:01 con forma de cola de ratón (es el que he transcrito en el comentario en respuesta a H@n) está basado en el de la página 31 & 32 del original.

En general la ilustradora de mi libro (Lola Anglada) ha sido bastante fiel al estilo de Carroll, por lo que veo; lo cual me hace querer aún más a este libro.

Gracias, Ulises, he flipado hojeando la edición digitalizada de esta maravilla.


H@n, supongo que este libro en inglés debe ser complicado, en castellano ya es paranoia pura...

Gracias, guapa.


JuanRa, es que es cierto, ¿verdad? Hay cosas que uno tiene como importantes o únicas, y para otros no son más que chatarra.

¡Cazatesoros! Me gusta :)

(¡Ella es lo más!)


JuanRa again, aquí tienes tu aplauso ;)

Medianoche bajo el sol dijo...

Llevo un buen rato serpenteando entre las parras de este terruño fértil entre pequeños pápitos y grandes carcajadas
Un besito sonriente para ti, otro para las pecas y otro para Alicia.

Nos vemos en la plaza (del poble). Y te sigo.

Trouble dijo...

Que bonito. Muy buena idea lo del video. Con respecto a los dibujos, creo que el Sr. Carrol se limitó a escribir, así que cómo mucho podrías encontrar los dibujos de la primera edición ilustrada, que pertenecerían al dibujante que en aquel momento el escritor eligió, el Sr. John Tenniel.
Lo veo complicado, pero si tienes ilusión por conseguir las ilustraciones originales creo que sé donde puedo buscar.

Anónimo dijo...

Tomi:
Que chulada el libro. Te das cuenta? Ese libro te esperaba a ti, en la tienda no habían cargadores, porque debías pasar por allí. Puedo sentir el aroma a papel del 58. Seguro que queda algo de la niña que lo coloreo, porque se nota que lo hizo con mucho cariño. Me gusta el video, la música de fondo, tus manos pasando las hojas, y que valores todo lo antiguo.

nexus. dijo...

Lo creas o no, esta noche no pensaba conectarme Pecosica amiga, después de un par de semanas de mucho trabajo y un proyecto personal que, FELIZMENTE HE CULMINADO CON EXITO (plas, plas, plas...aplausos) había decidido tocar mi nueva (y primera) guitarra electrica en el garaje, en sordina, con auriculares en el ampli, y dejar para mañana mi regreso de entre los muertos a la cibercosa, cuando he decidido encender un televisor viejo, pequeño y cúbico que tengo en el garaje para cuando montamos cenas de fiestas populares , nada, para hacerme compañía y ...en un canal local ESTABAN EMITIENDO ALICIA si, ya ves, como aún no se tocar mi fabulosa y espectacular guitarra y me aburría de no salir de los primeros acordes, monotonos y repetitivos (sigo un método que me han prestado) de pronto, he sentido el impulso de subir al estudio y ojear lo que te cuentas y...ALICIA de nuevo...curioso, no?.,,
En fin, impresionante ese hallazgo, conservalo como oro en paño, sabes cuanto puedes fantasear con ese libro tuneado por alguién a quién no conoces?...le da mucho mas valor al cuento.
Que suertuda, espero que lo disfrutes mucho.
Un abrazo.
Salud y República.
Nexus (desde ultratumba) menos mal que encontré la luz apagada y no me dió por seguirla...

Sand dijo...

Ay madre... ¡pero qué preciosidad! (la envidia me corroe, jajaja)

Es precioso :D

crittervenudo2 dijo...

Veamos Pecosa.
No lo digo porque me caigas estupendamente. Lo digo porque lo pienso. Este blog, roza LA OBRA MAESTRA.El post que has escrito, mejorándolo con ese video final con libro, atril y música diegética es excepcional.
Supera con creces a la restauración de muebles (y mira que esos post me encantaron).
Pecado el mío por no leerte más.
Gracias por regalarnos tu genialidad.

Pecosa dijo...

Medianoche bajo el sol, bienvenido. Vuelve cuando quieras, bajo la parra hay sitio para todos.
Un abrazo!


Trouble, ¿ya habías pasado por aquí? Sino bienvenido/a también.
Gracias por tu información sobre las ilustraciones de Alicia y su dibujante.
Oye, ¿y dónde se puede buscar? Curiosidad pura.


Tomi, el papel del libro es una pasada. Es muy grueso, y tiene una textura rugosa y áspera que ya no se hace y me encanta.
Me encanta que valores lo que yo valoro.


Nexus, lo primero, ¡plasplasplas!. Todo lo que sean proyectos exitosos, a día de hoy, es una bendición.
Por otro lado, me parece de lo más kármico lo que me cuentas: no pensar en conectarte, poner esa tele la mar de molona que debes tener, ver que emitían Alicia y subir a visitarme, encontrando una entrada dedicada al mismo cuento. Llama a los de expediente X, jajajaj!
Sí, un hallazgo tremendo. Será mi pequeño tesorillo. Un abrazo!


Sand, pues busca entre tiendas de antiguedades o ferias del libro usado ada vez que pases por una, nunca sabes cuando puedes encontrar una maravilla similar.

Pecosa dijo...

Critter, creo que obra maestra es excesivo, pero sí que creo que el blog necesitaba un toque de magia desde hacía tiempo, y sin duda esta entrada se lo ha aportado.
Es fácil ser genial cuando las cosas que nos rodean son geniales.
(¡Espero que tengas una buena excusa para no pasarte más a menudo por aquí!)

rafarrojas dijo...

Debo tener una deficiencia intelectual (una mæas), porque nunca me ha gustado Carroll. Es lsd intelectual q asombrosamente digirio alguien como si fuera un cuento para niøos.
Alicia me parece una petarda, niøata abobada q va sin saber a donde y q luego se queja cuando se tropieza con indeseables (haber sido una buena burguesita y haberse quedado en casa, o haber sido una verdadera aventurera y lanzarse a todo con brio).

Pero si a ti te gusta, supongo q si tengo una deficiencia.

Pecosa dijo...

Rafa, yo creo que Carroll sólo gusta a los que estamos un poco desviados en ciertos aspectos (eso no quiere decir que tú no tengas desviaciones en otros, todos estamos locos de alguna manera).

Alicia tiene algo de abobada, no te lo niego. Pero si hubiera sido una burguesita me da que no tendría tanta gracia.