viernes, 28 de octubre de 2011

¡¡¡Fuera de mi bonsaaaaai!!!

Mi relación con los bichos es la siguiente: sé que existen, acepto su existencia porque sé que son imprescindibles para el buen funcionamiento de los ecosistemas, pero NO ME GUSTAN. Me gusta verlos en la tele, en los documentales; son asquerosos, por eso molan tanto. Molan en la tele, no en mi casa.

El tema es que hace ya unas semanas que algunas hojas de mi querido bonsai carmona (es gitano) tenían una sustancia pegajosa. Yo pensaba que era normal (¡no sé nada de bonsais!), pero con los días he ido viendo cómo esa sustancia cada vez era más abundante. Así que como google lo sabe todo, pongo en el buscador: "bonsai carmona hojas pegajosas". Me meto en un foro de jardinería y bingo, había una respuesta que decía: "Algunas plagas como los pulgones y demás producen una sustancia pegajosa llamada melaza. Mira a ver si tienes bichejos por ahí.". ¿¿Bichejoooos??


Pillo el bonsai y la linterna (en plan voy-a-estudiarlo-con-detenimiento) y veo esto:

¿¿Qué se supone que son esos puntitos?? Otra vez al google.

"La cochinilla de escudo es un parásito que, cuando está plenamente desarrollado, tiene el cuerpo cubierto de un caparazón de color marrón oscuro. La mejor forma de apreciar su presencia es a través de la vista, por lo que deberemos observar la parte posterior de las hojas a menudo para comprobar si ha hecho acto de presencia el insecto."


Efectivamente, los puntitos estos raros estaban en el reverso de varias hojas del bonsai. Perfecto, genial, mi bonsai tiene cochinilla. Malditas hijas de puta, qué nombre más feo.


Me tuve que ir a la floristería (suerte que tenía una cerca, sino no sé qué habría sido de mi vida) a preguntar qué narices hacía con la porquería esta. Me dieron un botecito con un dosificador. Era un insecticida que debía disolver en agua y después pulverizarlo sobre el bonsai. No hace falta decir que disfruté como una energúmena haciéndolo mientras miraba a esas cerdas cochinas y les decía de todo.


 

Ahora cada día voy. Y las miro. Las miro mientras pienso: zorras, ese escudo no logrará salvaros. He dicho que no me gustan los bichos.

22 comentarios:

cArlosmXaX dijo...

jejeje
muy bonito su bonsai
me gustaría practicar tan bella técnica, pero el tiempo no me da


saludos!!!

Juanjo dijo...

Ja,ja,ja...asi me gusta...que seas dura con esos bichejos....que no quede ni uno
Besos

ulises dijo...

Mi problema ha sido peor porque los bichos los he tenido en mi macetas de albabaca para el pesto y en la menta para los mojitos.
No existe ningún insecticida que luego no deje restos en las hojas.
Al final recurrí a un truco casero que consistía en cocer una cebollla en medio litro de agua mezclarlo con el zumo de un limón y añadirle una cucharita de fairi.
pulverizando dos días y lo conseguí.

Nalataia Tubercle dijo...

He ahí una manera divertida de ver una matanza!! xD... pobres bichejos.

A lo mejor yo tendría que hacer lo mismo e ir a la floristería a preguntar porque mis Aloes se ponen marrones... hum...

Yo, igual que tú, y que soy de ciéncias, TAMBIÉN escupo sobre los bichos: son feos, pequeños, fáciles de romper y me provoca urticaria pensar en ellos. Fssh, fssh!!

La Co dijo...

Yo recuerdo limpiar mis plantas cuando era chiquita, pero lo hacíamos con agua y habón, para después tirar agua y se caían... Mágico.
Lindo Bonsai!!!
¡Malditas Cochinillas!
Quien les he puesto nombre, lo ha hecho más que bien.

Pecosa dijo...

¡¿POR QUÉ NO HA APARECIDO EL COMENTARIO QUE OS DEJÉ EL OTRO DÍA?!

Replay:


cArlosmXaX
, no te creas que el bonsai me roba demasiado tiempo. De hecho, me limito a regarlo y echarle un vistazo de vez en cuando.


Juanjo, lo mejor de matar bichos es decirles palabrotas, sino pierde el encanto.


Ulises, ay, como me he acordado de ti hoy. ¡Hoy he visto que mi albahaca tiene orugas! Unas pequeñas, verdes e indeseables oruguitas que se comen mis aromáticas hojas. ¿¿Qué hago?? (Todo y eso, he pillado unas cuantas hojas, las he metido bajo el grifo sacándoles unos bichitos y una oruguita, las he picado y me las he comido con los gnoquis. Lo que no mata, engorda)


Natalaia, no sé nada de aloes (no sé nada de ninguna planta) pero eso de que se pongan marrones no suena nada bien.
Los bichitos, al campo.


La Co, probaré lo del agua y jabón para la próxima vez. Supongo que lo harías con pulverizador , ¡no?

Sand dijo...

jajaja ¡qué grande! Me encanta la gracia con la que lo cuentas... oye, y eso de que tu bonsai es gitano... juas juas juas...
¡Duro con los bichejos! :D

El Zorrocloco dijo...

Eh, mi comentario también ha desaparecido, iba justo después del de Natalaia =(

Te decía que le pusieras rumba al bonsai, que es indispensable para la recuperación XD Y que lo del aloe marrón de Nata me sonaba a cacotas, jurl, jurl, jurl.

La verdad es que no me extraña que Blogger me lo eliminara XD

JuanRa Diablo dijo...

Jajaja, y cómo echamos manos de Google para todo, ¿eh? Es que no falla.

¿Sustancia pegajosa? A Google
¿Puntitos negros? A Google

Y la de consejos que sabe dar.
Que un dia igual aparecen estrellitas rojas en tu bonsai y te dice:
-CORRE, PECOSA, CORREE!!!! xDD

vittt dijo...

el resentimiento y la ira sacan lo mejor de ti. casi deseo que al pobre carmona lo asole una plaga de pulgón, o de gorgojo colorao o de cortapichas para que nos regales más post de la intrépida, aunque deliciosamente torpe (me he tropezado con un banco (de esos de sentarse)), cazadora procaz de bichos.
carmona (es gitano), qué arte.

Pecosa dijo...

Sand, sí, hasta yo me hago gracia a veces, yavestú. Mi bonsai ahora está aprendiendo a tocar las palmas ;)


Zorro, he probado con Los Marismeños, pero creo que no es su estilo. Creo que pasaré directamente a Camarón.
Para venir a decir marranadas, no vengas, ajajajja!! Nah, es verdad, un aloe marrón es un poco asqueroso, para qué vamos a negarlo. La sustancia pegajosa de mi bonsai tampoco era muy agradable :S


JuanRa, ya te digo, si google fuera de pao me arruinaría. Es que, si te paras a pensar, ¡todo es googleable! Es un no parar.
Sólo falta qué diga cómo salir de la crisis y lo tendrá todo.


Vittt, (pedazo puente te has metido, casi llamo a Lobatón -¿te acuerdas de cuando se decía eso? jajaj) hacía tiempo que no me enfadaba por blog, yo creo que necesitaba dejar constancia por escrito de algunas palabras malsonantes. Sienta bastante bien, es una buena catarsis.
Para delicioso tu comentario.

vittt dijo...

cómo necesitaba estos días, pecs, macagun10.
a todo esto, dónde está paco?

Pecosa dijo...

¿El camarero? Pobre, vaya usted a saber qué ha sido de su vida... ni me despedí, qué lastimica...

Pecosa dijo...

Ay, que me parece que se me ha ido la pinza... pero mucho mucho.

El Lobatón debe estar en el Caribe, con Curro (aquel del anuncio, que pa'l caso es Paco también)

vittt dijo...

me refería a lobatón, nogensmenys!

Pecosa dijo...

Voy a empezar a medicarme de nuevo.

Misaoshi dijo...

ACABA CON ELLAAAAAAAAAAAAAAAS

ÁNIMOOOOOOO


Han pasado días, ¿qué tal?

Pecosa dijo...

Pues creo que voy a tener que chuscarle de nuevo, Misa. Mierdadecochinillas.

nexus. dijo...

Pecosica amiga, haxte mirar esos arrebatos bichicidas...que saña, eres una malvada Tía, no se, como el deslmado Ming, o el dr. maligno...
Pobres bichillos, también tienen su corazoncito, no?
Aunque sean asqwerosos, impresentables y tengan ese look tan cutre a lo ppepero de Mostoles...
Lo dicho, haztelo mirar por un profesional...o dos.
Abrazos.
Nexus.

Pecosa dijo...

Nexus, ¿hacérmelo miraaar? ¡Con lo bien que me lo paso! ;)

Anónimo dijo...

Tomi:

Hooooola Pecosa!!! De nuevo por aqui..... Espero que me hayas echado de menos un poquito... He empezado a leer tus post antiguos y me decido por este para empezar a comentarte... Jajaja, Me he reido mucho con él, desde tu inspección con linterna en mano estilo CSI, pasando por tus pesquisas por google, (que muchachicos mas majos los de google) y armada con tu dosificador disfrutando mientras insultas a esos pobres bichos... jojojojo, te he visualizado, totalmente, es mas te he oido, no sabía que eras capaz de decir esas barbaridades cuando estas en extasis... Jaja Espero que funcione, ya nos contaras.... Besos

Pecosa dijo...

¡Pero bueno, mira a quién tenemos por aquí! ¡Pues claro que te echaba de menos, Tomi! Me alegra volver a "verte" :)

Es cierto lo que dices, muy CeSeIera mi inspección linternil del bonsai, ¡pero es que quería ver hasta el último bichito! Malditos, aún no han desaparecido del todo, el otro día le volví a chuscar más insecticida de ése a ver si me los cargo ya de una vez. La verdad es que soy capaz de decir esas barbaridades y muchas más, ¡lo que pasa es que no las pongo aquí, jajajaj!

Y google me ha solucionado tantas dudas... si fuera de pago estaría arruinada ;) Un besote!!