domingo, 20 de septiembre de 2009

Agua

No me ha importado mojarme la ropa.

No me ha importado mojarme los zapatos. Ni las gafas (no llevaba puestas las lentillas). Ni el cigarrillo que llevaba en la mano.

No me ha importado que se me mojara el pelo.

No me ha importado no poder sentarme por ahí a leer el libro que llevaba en el bolso.

No me ha importado que simplemente haya estado caminando, porqué sí (ahora giro a la derecha, ahora a la izquierda...)


Al fin y al cabo, quizás lo que necesitaba era simplemente un poco de lluvia.

6 comentarios:

Loco dijo...

Jajajajaja. Como te entiendo ruliña. La de veces que habré hecho eso.
Y en Galicia te puedo asegurar que no me han faltado ocasiones.

Música dijo...

pero como me puedes llevar de Sexo en NY a Mujeres al borde de un ataque de nervios en menos de 5 min???

Pecosa dijo...

Jajaj, todo lo contrario, Música. El paseo ha sido de lo más relajante.

Música dijo...

pudiera ser, pero no se pq (si lo sé, pq tengo una pedrá bien dá) me ha venido la imagen del riégame de la Maura

chuikov dijo...

¿y no has saltado sobre los charcos más profundos y has cantado?

Pecosa dijo...

No, ayer estaba de mala uva y no hice mucha fiesta. Fue todo más bien purificante. Vamos, para que se me quitara la tontería que llevaba encima. Hizo efecto.