martes, 27 de octubre de 2009

En el coche de papá

Hoy en el curro, a la hora de la conversación del cafelito, no sé a cuento de qué ha salido el tema de los viajes familiares en coche cuando éramos pequeñas. Hemos acabado llorando de la risa.

Comentábamos la costumbre de antes (me da la sensación de que ahora pasa menos) de cantar en el coche. La típica imagen del coche hasta arriba de maletas y cosas para ir de vacaciones de verano, que eran dos o tres horas de coche, y las niñas cantando.

Yo y mi hermana en concreto cantábamos mucho la de los elefantes.

PECOSA: -"1000 elefantes de balanceaaaabaaaan..."
MAMA: - "Bueno, vale ya."

O la de "ahora quéééé vamooos despaaaacio, vamos a contar mentiras, tralará...". Esa me hacía mucha gracia. O el himno del Barça, también cantábamos.

Cuando ya nos cansábamos era el veo, veo.

PECOSA: -Veo, veo...
HERMANA: - ¿Qué ves?
PECOSA: -Una cosita...
HERMANA: -¿Y qué cosita es?
PECOSA: - Empieza por la... M
HERMANA; - MATRÍCULA
PECOSA: - Jopééémm...
HERMANA: -¡Bieeeen!

(No sé porqué, el repertorio siempre era muy limitado: o era F de Farola, o C de Coche, o S de Señal de tráfico o M de Matrícula. No nos rompíamos mucho los cuernos, no).



Cantábamos y jugábamos. Hasta que mi hermana vomitava.
Mi hermana de pequeña se mareaba siempre en el coche, sobretodo en los viajes más o menos largos. Siempre echaba la papilla (y yo alguna que otra vez también). A veces teníamos que parar porque le entraban ganas, y salía del coche y lo echaba fuera; pero a veces no. Si no paraba mi padre a tiempo había espectáculo dentro del coche. Y, claro, eso queda ahí por mucho que se limpie. Con los años, entrabas al Tempra y había olor a ácido. Quedó impregnado el pestazo en la tapicería. Ni ambientadores ni nada. Un asco.



En fin, que nos hemos descojonado de la risa recordando esta marranada de las vomiteras cuando éramos pequeñas. Qué sería de la vida sin estos momentos...

10 comentarios:

Mica dijo...

Ahhhhhh, que recuerdos. Ahora no se canta, se lleva el ver una peli en el dvd del coche o jugar con la consola. En mi caso, en cuanto mi hermana pequeña vomitaba, estaba perdida, sólo el olor me hacía parecer una regadera humana.

Sand dijo...

jajaja... Yo cantaba la de "luna lunera, cascabelera..." Uuuuuna y otra vez, uuuuna y otra vez... Mis padres debían terminar desquicidicos, oye :)

H@n dijo...

Jajaja!
Pues mis progenitores tenían suerte por lo que veo, para mi gremlin y para moi el coche=somnifero. Creo recordar que hasta se han llegado a bajar al mounstruo a dar una vuelta cuando acababa de salir del huevo y sólo lloraba (lástima que ahora no la puedan atar y hacer lo mismo T__T)

Por cierto, te he dedicado otro sueño de los mios, por si te quieres pasar ^^

Pecosa dijo...

Mica, toda la razón, hija. Qué triste, con lo diver que era liarla en el coche cantando y dando por saco con los jueguitos de viajes... Y las vomiteras de hermana a hermana... Qué bonito...

Sand, esa no me la sé... Pero sí, fuera la que fuera la canción, santa paciencia tenían los padres.

H@n, a mí el coche también me sedaba (de hecho lo sigue haciendo), así que cuando me cansaba de cantar, me sobaba.
He oído varios casos de padres que callan a sus bebés sacándolos a rular en coche. Vaya tela.
¡Venga, que me paso! ¡Que seguro que me río un rato!

chuikov dijo...

mi padre tenia un renault 12 y los viajes los recuerdo como una sucesión de canciones romáticas italianas y de serrat

Loco dijo...

Pues yo no puedo participar, porque mis padres no tenían coche, con lo cual no canté en el coche.

Lo que sí, puedo decir que mis sobrinos cuando van en mi coche, a veces cantamos y otras van con maquinitas. De todo un poco.

El Zorrocloco dijo...

Joder, qué ascazo XDDD Pero qué recuerdos también^^

En mi caso contábamos a los Palmeras (ouh, yeah!). O me sobaba cuando íbamos en el escarabajo, que como tenía el motor detrás, se estaba calentito =) El coche de mi abuela sí que me mareaba, y nunca supe por qué...

Pecosa dijo...

Chuikov, en el coche de mis padres (el Renault 5 que tuvimos antes que el Tempra) escuchábamos Gloria Estefan, Juan Luis Guerra y Dyango. También recuerdo un cassette recopilatorio de canciones románticas italianas que se llamaba "Ciao Italia!".

Loco, ¿y en el bus de las excursiones del cole qué cantabas?
Y sí, ahora las maquinitas son las grandes aliadas de los viajes de los niños...

Zorrocloco, sí que es un ascazo, sí. ¡He ahí la gracia! Menudas carcajadas nos echamos en el curro con la marranada esta. Oyeee, qué guay el escarabajooo, y dormir en el escarabajooo... Quiero.

vittt dijo...

baixant de la font del gat, una noia una noia...

Pecosa dijo...

¿Esa la cantabas tú? Nosotras no cantábamos muchas en ccatalán... sólo el himno del Barça ¬¬