lunes, 28 de febrero de 2011

Buf

Era extraño que no hubiera sucedido antes. Tres meses es mucho tiempo para según qué cosas, aunque es poco para otras.

Siempre hay algo que hacer. Siempre. Pero hay veces que uno se levanta y lo primero que ve escrito en el café con leche es buf. Todo es tremendamente aburrido, insulso. Al menos todo lo parece hoy. No hay nada que cambie esta apatía: ni pesarse y comprobar que no se había engordado tanto como uno creía, ni abrir la bandeja de entrada y recibir noticias de alguien que hacía mucho que no daba señales de vida, ni el hecho de no tener que meterse en la cocina a hacer la comida porque hay sobras de ayer, ni la fotografía, ni el bricolaje, ni el italiano, ni un café con una amiga en la sobremesa.

No es mal humor. Es no sé. Alguien tendría que explicarnos por qué suceden este tipo de cosas, si tiene que ver con lo que comemos antes de acostarnos, con lo que soñamos (universidad y fantasmas) o con despertarnos con ronquidos ajenos. O a lo mejor es hormonal, como todo. ¿Qué te pasa? Son las hormonas. Hoy estás rara... Son las hormonas. O es el tiempo. Hoy tienes el día torcido, ¿no? Es por el tiempo.
Hoy no se sabe si hace sol o está nublado. Ni siquiera el cielo sabe qué le pasa, este invierno no lo entiende nadie.

Definitivamente hay días que es mejor no levantarse.

25 comentarios:

Pecosa dijo...

La de gilipolleces que se dicen cuando no hay nada que decir.

vittt dijo...

haber elegido muerte.
estos días grises y adocenados existen para valorar en su justa medida los días de puta madre. auguro uno de ésos a no mucho tardar.
cambia lo del café en la sobremesa por una birrita, un libro y una terracita. si me apuras un cruasán de jamón y queso.

Pecosa dijo...

Había pensado lo del libro, pero no lo de cambiar el café por una cervecita. Creo que tienes razón. Y me voy a comer ese cruasán, también, nogensmenys (el buf ha pasado a ¡bufffgrrrñammmjj!)

Música dijo...

como te entiendo Pecas...

Loco dijo...

Pues hazme hueco e invítame a una cerveza que yo también tengo un día de lo más plof.

¡Ay...!

El Zorrocloco dijo...

Loco, Pecas, ¿y una sesión de buenas pelis apoltronados en el sofá, con manta y cotufas? De estas que has visto tantas veces que dices los diálogos en voz alta antes que los actores^^ Y la cervecita, of course.

Juanjo dijo...

Al contrario.Yo creo que tenias muchas cosas que contar y lo has hecho rematadamente bien
Conozco esa sensacion,ese agobio a veces,esa impresion de que todo se te viene encima y que las cosas de las que hasta ahora disfrutabas ahora y de repente te parecen insulsas
Por si te sirve de consuelo te dire que es solo pasajera y que mañana te sentiras mucho mejor y tan guapa como siempre
Besos

Sar@! dijo...

Me apunto al plan del Zorro! (pero sin cotufas, roscas, si acaso, o palomitas, a lo sumo xDDD)
Nah, sí, la verdad es que hay días en los que es mejor quedarse en la cama, mierda de hormonas, neurotransmisores y de todo! Pero al menos, esperemos que esa apatía se pase pronto :)
Besos!

peibol dijo...

Yo sé lo que ha pasado; Loco y tú se han retroalimentado para escribir las entradas. XDD

Speedygirl dijo...

AUPA!

JuanRa Diablo dijo...

Te traigo un vinillo que se llama Coñoconlavida para que nos lo bebamos juntos :)

Esos ratos tan raros me los encuentro alguna que otra vez por los bolsillos y se me atascan por la garganta o por algún afluente interno. Valóralos como algo bueno, en serio. Hasta el mejor vino puede tener poso y se ve al removerlo.

Un besazo, Pecosa. Vales más que las pesetas (he dicho pesetas, que los euros no tienen ni alma XD)

noe dijo...

Este invierno se está haciendo pesado!!!Pero faltan ya sólo 3 semanas para primavera!!!!La buena fruta, dejar el abrigo y la bufanda, ir a la playa, ponerse moreno.........
ánimos!!!

Pecosa dijo...

Música, mi opción ha sido cambiar de aires e irme a casa de Ratman, ahora que aún puedo. Supongo que lo de cambiar de aires lo debes ir haciendo tú también de vez en cuando... No va mal.
Un besazo, guapa.


Loco, ¿acabaste tomándote la cervecita ayer? Yo me tomé una a tu salud. Y me vino bien, hasta me habría tomado otra, ya ves. Espero que hoy te hayas levantado mejor.


Zorro, es que no me apetecía ni eso. ¿Sabes esos días que todo lo que puedas pensar en hacer te parece absurdo, aburrido? Pues eso fue. Así que cogí la maletita, metí de todo menos ropa (portátil, cámara de fotos, libros de italiano, Kerouac, etc) y me pillé un tren camino a casa de Ratman. ¡Y por la noche daban Seven!
Aunque lo de las pelis me queda pendiente. ¿Sabes cuál me ha venido a la cabeza? ¡Gremlins! La 1 y la 2, que la segunda tiene unos puntazos que te mueres ^^


Juanjo, es cierto, uno al día siguiente lo ve de otra manera. No debería preocuparme porque sé que estas cosas me suelen durar un día o dos, pero cuando me pasan es como que las paredes se me caen encima y ningún pasatiempo es lo suficientemente bueno. Guapo tú.
Gracias, un abrazo.


Sara, a ver si me entero: tú las llamas roscas, el tinerfeño las llama cotufas... qué pasa, ¿que en cada isla tienen un nombre diferente o qué? Ay, hija, que complicados sois los canarios ;)
Parece que la apatía ha pasado un poco, y hoy hace sol y todo. Yo creo que necesito la primavera ya.
¡Besos!


Peibol, ¿el Loco también ha escrito una entrada depre? :O Ayer estaba tan tontina que pasé hasta de leer blogs. Pobrete, pallá que me voy.
¿Tú como llamas a las palomitas?


Speedygirl, ¡ahí tamos!


JuanRa, es cierto, JuanRa, quizá sea un sistema del cerebro que se activa de vez en cuando para que valoremos la vida. Cuando pasa el momento apático uno vuelve con las pilas cargadas. Hoy creo que aprovecharé para salir a caminar por la playa, ya que la tengo cerca, y sacar algunas fotos (estoy intentando aprender para qué sirven las funciones de mi cámara que no conozco, es decir, casi todas).
Si es que las pesetas eran majas, ¿verdad? Yo aún las echo de menos. Gracias, guapo. Un besazo :)

Pecosa dijo...

Noe, no sé de dónde eres. Aquí en Barcelona no ha sido un invierno especialmente duro. Recuerdo que el del año pasado fue eterno, incluso nos nevó el 8 de marzo (otro ocho, por eso me acuerdo).
Pero te doy toda la razón, aunque no sea un invierno duro, ya quiero que se acabe, quiero guardar los abrigos y llevar calzado de entretiempo. Y que se respire primavera ya, que a todos nos encanta (salvo a los alérgicos, pobres). ¡Un saludo!

ulises dijo...

Hace mucho tiempo (años) que no me pasa. Creo que es un estado mental. Eres todavía muy jovencita, creo que se consigue con los años y la.falta de apegos materiales.
Suena de perogrullo pero la filosofía budista ayuda.

Y ahora lo que se suele decir:
Tranquila es el.tiempo.
Vete unos días a Salou y disfruta de las playas vacías.
¿Italiano? ¡mooola!

Anónimo dijo...

Tomi:
De entrada no me parece una gilipollez tu reflexión, mi opinión que hay mucho de bioquimica en ese tipo de estados. Si hay una sensación que no soporto es la de no apetecerte naaaaada, incluido no hacer naaaaaada, como te comes eso?? Entonces me entra un nosequé que jooooder, lo dicho, bioquimica interna, centrifugado de hormonas desechadas, endorfinas amorfas, o neuronas mal entendidas..... Y yyyyyyooo que ssssseee. Mañana estarás perfecta,y la vida volvera a ser maravillosa... Como tú.

Pecosa dijo...

Ulises, ¡gracias por lo de jovencita, encanto! No es una cuestión de materialismo, es más bien, como dices, un estado mental. Puro y duro. Hay días que no nos encaja nada. Por suerte, se me pasa rápido, pero mientras dura la pataleta, pocas cosas me consuelan.

Hoy me he ido a dar una vuelta por la playa, si no fuera porque me he resfriado con esta bajada de temperaturas habría metido los pies en el agua.
El italiano mola mogollón.


Tomi, es exactamente lo que dices, la sensación de apatía es horrible, y es como un círculo vicioso: al final cualquier cosa es un rollo.
Me han gustado todas estas palabras raras que has dicho y que no sé muy bien si entiendo pero que me suenan la mar de divertidas.
Hoy no me he levantado perfecta (estoy moqueando), pero sí algo mejor a nivel anímico.
Tu sí que eres una maravilla, chico. Así da gusto tener bajones.

Mica dijo...

Esos días los tenemos todos. Hay que dejarlos pasar, y cuanto antes lo hagan mejor. Al final, cuando menos te lo esperas, algo llama tu atención y cambia tu estado anímico. A lo mejor no es de sopetón, pero poco a poco empiezas a verlo todo mejor. A lo mejor es una especie de "kit-kat" para cargarte de energía.
Sea lo que sea, espero que pase pronto. Un besazo y un gran abrazo, que eso siempre reconforta.

peibol dijo...

Ni caso a Sara, las cotufas (palomitas) no pueden ser roscas, pues entonces deberían ser algo redondo y con un agujero.

Hay rosquillas, rosquetes, roscos y roscones, y todos son iguales, ¿cómo van a ser roscas las cotufas? ¡No se sostiene! XD

rafarrojas dijo...

tantas cosas para hacer, y tan pocas ganas de hacer ninguna....
porque no sé qué gilipollas dijo que lo que importa es el camino, no el destino, pero no contó con las ampollas o con la necesidad de soltar pasta para dormir en hotel o ...
y yo quiero llegar ya, y ser megarico y archifamoso, y entonces pagaré con mis muchimillones a alguien para que viva por mí estos días bobos de hormonas y lasitud

besos mil de tu admirador nada secreto, : )
(se me ocurre una cosa que podría hacer contigo que sí apetece)

Pecosa dijo...

Mica, muchas gracias, eres un sol. Sí, sirve para cargar pilas, tienes toda la razón. Son pequeños paréntesis que a veces hasta nos vienen bien.
Te mando yo también un abrazote, guapa.


Peibol, efectivamente, eso mismo pensaba yo: que las roscas eran redondas con agujero, hombre. No se sostiene, no se sostiene.


Rafa, tengo que decirte algo que es evidente pero que te tengo que decir: eres sin duda el comentarista más desvergonzado, ¡jajajaj! En el buen sentido de la palabra. Tú imagínate mi cara cuando he leído: "se me ocurre una cosa que podría hacer contigo que sí apetece", ¡jajajaja! Ojiplática... Madre mía...
Con todo mi cariño, te lo digo, ya lo sabes.

Besos mil, Rafa, ojalá que nos toque la quiniela, macho.

Loco dijo...

Pues yo cuando hoy ayer llegué al cole y un niño me dijo:
'Profe, ¡eres el mejor profe del mundo!',
ya me dibujó una sonrisa en la cara que me durará hasta el domingo.

Pecosa dijo...

Claro que sí, Loco, ésas cosillas lo dejan a uno nuevo.

nexus. dijo...

Aburrida? Pecosica amiga, con una vida tan intensa, cazando espías por las calles de Barcelona...
No, no, no te aburras, lee, sal, pasea, lee tras un paseo, acercate hasta la calle Pla del palau y espera apostada cerca de la cafetería del hotel Oasis, si me ves, no me dispares.
Ah! si quieres pasate por Qc documents y te contesto a las preguntas que ne planteas.
Un besote.
Salud y República!!
Nexus.

Pecosa dijo...

Sí, Nexus, llevo una doble vida trabajando para los servicios secretos, ya lo sabes.
Bah, simplemente una semana apática, no tiene más importancia. Ahora me voy a contestarte al QC Documents, salao.