jueves, 8 de septiembre de 2011

Conexiones

Recuerdo que cuando hice el curso de inserción laboral, hará unos doce años (¡¡puf!!), hicimos un módulo de electricidad que me encantaba. Uno de los talleres consistía en armar con cables, bombillas e interruptores maquetas de circuitos en paralelo, en serie y cosas por el estilo. La verdad es que era muy divertido, y bastaba con saber cómo conectar los distintos elementos para obtener resultados satisfactorios.




Con las personas las conexiones son algo complejas y, a mí particularmente, cada vez me lo parecen más. Me he encontrado con casos en los que me ha sido muy fácil conectar con algunas personas que acabo de conocer. El último caso me pasó en una cena. Me senté delante de una pareja a la que no conocía. Al principio la conversación arrancó de manera un poco forzada y típica: dónde vives, a qué te dedicas... pero resultó que cuando íbamos por los postres nos estábamos echando unas risas por vaya usted a saber qué divertida anécdota. Intercambiamos los teléfonos y tenemos una cena pendiente.
El mismo tipo de conexión positiva es la que puede surgir con personas que no conocemos personalmente a través del intercambio de comentarios en los blogs o e-mails. Habrá gente que no crea en este tipo de cosas, aunque yo estoy segura de que muchos de los que leéis esto tenéis, dentro de vuestros lectores del blog, a vuestros favoritos, a esos con los que os sentís más cómodos, esos que conectan más con vosotros.




Pero nos puede pasar que, de igual manera que podemos conectar al instante con una persona desconocida, podemos desconectar con una persona conocida. ¿Y si uno descubre que ha perdido la afinidad con esa persona después de muchos años? Puede tratarse de una pareja, de un amigo, de un familiar... alguien que en su día conectaba en muchos aspectos con nosotros, pero que con los años, por las circunstancias que sean, se ha distanciado, o nosotros nos hemos distanciado de él. En caso de que haya un distanciamiento por influencia de terceras personas, puede haber la posibilidad de solucionarlo, pero ¿qué pasa cuando la causa es que uno está en un momento de la vida distinto al del otro? ¿O que los intereses de ambos, con los años, han cambiado?

En estos últimos casos puede crearse el dilema de si mantener la relación por respeto a los años de amistad, pareja o parentesco (ya sabemos que quitarse a la familia de encima es difícil, jajajaja), o bien pensar en dejar esa relación porque no nos aporta nada, ni nos enriquece, ni la necesitamos.


En una pregunta-síntesis: ¿qué hacer cuando sentimos que alguien es prescindible?








(Sí, ya sé, demasiada filosofía existencial para estar a primeros de septiembre, pero lo hago por vosotros, así os hago pensar y os pongo las pilas para que arranquéis el mes a tope!!!)

20 comentarios:

nexus. dijo...

Las conexiones humanas, sociales...llámale X...o Y, da igual, son tan complejas como las que establece Windows sin tu consentimiento, por eso, a veces, se cuelgan, si.
No creo poder contestar a esa pregunta tan...profundamente solemne y retoricamente jodida...supongo que según que conexión se ha quebrado y cuanto te importa esa persona...Yo, personalmente creo que hay ciertas personas por las que incluso me arrastraría por la mas humillantes alfombra hortera antes que dejar que salieran de verdad de mi vida...por otras personas supongo que no movería ni un dedo...es complicado...
Me has echo pensar, a estas horas...imperdonable, je, je, je...
Un abrazo.
Salud y república!!
Nexus.

ulises dijo...

Si algo he aprendido en esta vida es que todo el mundo es prescindible excepto uno mismo.
¡Qué casualidad! yo, hace unos años, cuando estaba en paro, también hice un curso de electricidad doméstica.
Yo también suelo conectar con todo el mundo al momento pero si conociéndolos mejor hay cosas que no me gustan trato de distanciarme.

Pecosa dijo...

Nexus, en realidad, la última pregunta planteada en el post creo que no tiene una única respuesta, está muy condicionada a las circunstancias de cada caso, cierto es... Pero también es verdad que a veces creemos que tenemos que conservar una relación con alguien por simple "tradición", por decirlo de alguna forma. Y eso tampoco creo que sea enriquecedor.
¿Quién dijo que los pensamientos y debates trascendentales tienen horario? Jajjajaaj! Un abrazo, Nexus, gracias por pensar.


Ulises, que todo el mundo es prescindible es cierto, pero digamos que hay personas sin las que no nos imaginamos nuestra vida: por el amor que les tenemos, por las cosas que nos aportan, por la confianza que nos transmite...
Mi curso no fue exactamente de electricidad doméstica, y fue hace muchos años con lo cual ya no recuerdo nada (y aún y así cambio enchufes y hago chapuzas 'por intuición': "esto debe ir así, esto debe ir asá..." Un día me quedaré enganchada, ya verás)
¡No dudo que debes ser una persona de lo más sociable!

Nalataia Tubercle dijo...

Puff!! Esa pregunta va para nota, no? Bueno, a mi me ha pasado algo parecido: no es que alguien haya pasado a ser prescindible, que no... más bien, esa persona cree que lo es. Y ya no se como decirle que está equivocada. Es todo un engorro.

La verdad, no se cómo podría responder a tu pregunta; en mi vida no hay nadie prescindible. Además, tengo la buena (o mala, depende xD) suerte de tener poca gente a mi alrededor, con lo que la posibilidad de que alguien sea desechable es mínima... por no decir zero.

Supongo que lo mejor en estos casos es hablar, no? Quiero decir... que "esa" persona en concreto ya no sea tan imprescindible como antes no significa que no puedas seguir manteniendo cierto contacto, nunca se sabe cuando vas a necesitar la ayuda de aquellos que te conocen. Una cosa es que estreches tu círculo de amisatdes (por las razones que sean) y otra muy distinta es que, de una patada, mandes fuera a los que "no te sirven"... no se si me explico ^^U.

En fin... tómatelo con calma. Y ánimos!

rafarrojas dijo...

te cuento lo que me ha pasado a mæi:
durante muchos aøos he tenido un amigo que me supera en practicamente todo... Durante mucho tiempo ademas me costaba aceptarlo porque tiene ese punto inhumano, frio, sardonico,.... y yo puedo ser facil objeto de bromas, porque soy del tipo desastre total y metepatas y torpe y...
cuando ya pensaba que nuestra relacion era una puøetera cascara de lo que fue, resulta que vuelve a ser el gran amigo de mi infancia, u otro, pero de los que facilmente ves como buenos.
y tb podria hablarte de esos cambios q experimenta la sexualidad de una pareja... y como cuando ya das por perdida la gracia, vuelve y dices "onio, si me hubiera dejado llevar y lo hubiera abandonado"...
En fin, todo cambia, y si esperas lo suficiente el ciclo se cierra y lo q baja sube (incluso aunque previamente hubiera bajado desde una gran altura).
Y aunq no sea correspondido, he de decirte q tu eres una de mis favoritas (ya lo sabes)
klem fra norge, donde espero el cambio q ya se retrasa el joputa

Juanjo dijo...

Yo si creo en esas conexiones.Por ejemplo,y corrigeme si me equivoco,yo conecte antes contigo que tu conmigo
Esas conexiones existen en todos losc ambitos de nuestras relaciones humanas y a veces se fortalecen y otras se extinguen...cuando esto ultimo ocurre creo que lo mejor es que mueran de un modo natural y no forzar una relacion que ya no tiene sentido
Besos

vittt dijo...

que dos personas vibren en la misma frecuencia es tan raro como que dos personas vibren en la misma frecuencia siempre. hay que aprovechar esos raros momentos de complicidad, que hacen soportables las horas de tedio y rutina, que son las más. los momentos mágicos lo son, por comparación con los momentos en que se nota el truco, pecs.
a menudo, personas que significaron mucho en un momento de tu vida, pasan a ser viejas sombras sin que nadie tenga la culpa. pero para mí, continúan siendo importantes en la medida en que lo fueron. eso no me lo quita nadie.

vittt dijo...

la última vez que sentí que alguien era prescindible, me fui a dar una vuelta.
no me echaron de menos.

Pecosa dijo...

Natalaia, no me planteo ni mucho menos echar de una patada a nadie, simplemente me sorprende como pueden cambiar las relaciones. Incluso de un día para el otro. Sentir durante un tiempo que no tienes nada que ver con alguien, y que de repente, en una conversación, todo cambie... quizá sea yo... sí, debo ser yo... es complejo.
Gracias por tu opinión, y sí, estoy de acuerdo contigo: la solución es hablar. Siempre.


Rafa, yo también sé lo que es sentirse superado en prácticamente todo por alguien. He intentado afrontarlo obligándome a quererme más a mí misma, y parece que da resultado, pero debo ser constante, cosa que me cuesta porque soy un poco desastrico.
No des por hechas cosas que no sabes. Me ha encantado tu opinión. Un abrazo.


Juanjo, coincido contigo: si algo muere, que muera de forma natural, a no ser que finiquitar algo sea muy evidente o necesario. Sé lo que es sentirse responsable de una ruptura, de un alejamiento; y es algo que no sé si quiero volver a experimentar.


Vittt, que dos personas vibren en la misma frecuencia siempre es más raro que dos personas vibren en la misma frecuencia, por eso hay que aprovechar cuando eso pasa. Momentos mágicos los tenemos todos. Sino apaga y vámonos. Disfrutemos de los que existan.
Quizá la gente sea eso, algo importante en un momento determinado.
No echarte de menos es de locos. No te vayas a dar una vuelta nunca. Ni a por tabaco, si quieres un piti, pídemelo. Si no tengo, te acompaño al estanco.

vittt dijo...

ese me recuerda a aquella anécdota de dos que fueron a por tabaco y no volvieron.

Pecosa dijo...

Tendrían mucho que hablar, seguramente.

JuanRa Diablo dijo...

Vaya, pues sí que me dejas reflexionando, porque este tema me ha rondado por la cabeza en muchas ocasiones.
A veces me viene el recuerdo de gente que ha compartido muchos años de mi vida, con la que he hecho viajes, nos hemos reído hasta llorar, nos hemos visitado frecuentemente... y que por circunstancias (matrimonios, cambios de ciudad, etc..) he dejado de ver. Cuando muy esporadicamente coincidimos nos hemos alegrado mucho, pero después cada cual sigue su camino. Y me he preguntado a menudo por qué no actúo/actuamos intentando proseguir aquella buena relación, llegando a la conclusión de que lo que busco, lo que añoro es aquella época que lógicamente no volverá. Tuvimos aquella felicidad en aquella edad, hoy somos amigos pero apenas nos vemos porque ha cambiado el mapa de nuestras vidas.
No sé, es un gusto agridulce el que me queda al pensar en ello.

En cuanto a la afinidad con otros bloggers... ja, yo es que además de leerles me encariño de una forma... Contigo por ejemplo, emparraíco perdío xDD

David C. dijo...

depende en qué es prescindible.

puede ser imprescindible para otras cosas.

Pecosa dijo...

JuanRa, has dicho algo muy importante, y es que a veces añoramos éppocas pasadas, que son imposibles en el presente y quizá por eso mantenemos estas relaciones que en el fondo están basadas en la nostalgia. Supongo que en cierta manera es inevitable que las cosas cambien o que las personas tomen rumbos distintos.

Ay, los encariñamientos con los bloggers para mí son inevitables, y más después de tantos años! Y lo bonito que es eso... Endiablada me tienes tú a mí :)


David, en el contexto en el que hablaba, para mí alguien prescindible es alguien que no te aporta nada, o muy poco. Al nivel que quieras: afectivo, intelectual... si a mí alguien no me llega en esos aspectos no creo que lo considerara imprescindible para otras cosas.

Mica dijo...

Buff, qué difícil es eso. Al final es el tiempo el que pone las cosas en su sitio. Pero es muy difícil volver a conectar si se pierde ese "algo". Desde luego que es básica la comunicación , pero a veces no logra encauzar las situaciones.
A veces sólo necesitas un poco de aire fresco, que puede venir de personas a las que acabas de conocer, para volver a tener ese feeling con el "viejo" conocido.

Misaoshi dijo...

El tiempo me ha dicho, que con su paso, la gente acaba siendo prescindible.

Se echa de menos lo que representaba, sus cosas, echarse risas, las peleas, etc...
Pero siempre habrá alguien afín con quien hacer las mismas cosas. Serán otros comentarios. Serán otras cosas... pero será importante también, con sus pros y sus contras.

Todos, en esta vida, somos prescindibles. Lo único imprescindible en la vida es el Sol, la Luna y las plantas.

crittervenudo2 dijo...

La verdad Pecosa que planteas demasiadas preguntas en este post.
Suelen decir que únicamente hay un grupo máximo de 5 personas con las que tienes conexión en 7 años. Esto quiere decir que si tus intereses son los de avanzar, progresar y crecer, en tu camino pasarán infinidad de personas, con las que conectes o no, pero eso es ley de vida.
Por otro lado estoy contigo en lo de que hay gente que conectas sin ni siquiera conocerla.
Te puedo contar una historia de una chica de Barcelona que de la noche a la mañana entró en mi blog y me dejó un comentario, y por cierto que chica tan maja. Le tengo bastante aprecio aunque en realidad, no nos conozcamos :)

Loco dijo...

Vaya pregunta para contestar a estas horas de la noche.

Está claro que la vida son ciclos y hay momentos en los cuales, las amistades van cambiando. Digo amistades y no amigos. Porque lo que se dice amigos, de los buenos, de esos de ponerlos en mayúsculas, hay que tenerlos para siempre. Y ahí es donde creo que está la diferencia. Hay amistades que son prescindibles, pero no creo en absoluto que los amigos lo sean (a no ser que hagan algo que te hagan decir hasta aquí)

Te lo dice una persona que es un poco dejado en cuanto a amigos se refiere. Es decir, no los llamo tanto como debería.

Y es verdad que hay conexiones en este mundo virtual que son inexplicables. Y no creo que sea el primero ni el último en decirlo.

La Exorsister dijo...

Que tema tan complicado, y a mí me ha pasado con dos personas. No tengo respuestas, sino muchas preguntas.

¡Que bien explicado, por cierto!

Pecosa dijo...

¡¡Pero bueno, Mica, que sorpresa!! ¡Me alegro de volver a verte por aquí!

Siempre he dicho que con el tiempo se verán las cosas. Si las relaciones pasan por un momento de sequía o si la sequía es para siempre lo dirá el tiempo, claro está.
Soy una persona que se acostumbra mucho a las rutinas, me cuesta cambiar. Pero el tema de conocer gente nueva es algo que empiezo a pensar que necesito.
Espero que estés bien, Mica, vuelve cuando quieras. Un beso!


Misa, ¡el agua también es imprescindible! ;)

La gente aparece y desaparece a lo largo de la vida, pero la vida sigue. La cuestión es no cerrar puertas a nadie nuevo, supongo.


Critter, sí, ya sé que es un tema complejo, pero es que cuando se filosofa hay que hacerlo con todas las de la ley!

Es cierto que una persona que se relaciona únicamente con las mismas personas toda la vida no puede crecer. La gente es la que nos enseña, y conocer mucha gente abre la mente a muchas cosas.
Esa chica de Barcelona parece simpática, jajajaj!


Loco, ninguna hora es mala para el existencialismo, jajajaj!

Muy buena la diferenciación que haces entre amistades y amigos. Es un planteamiento que no había contemplado. Pensaré sobre ello.


Exor, ¿hay más preguntas aún? ;)
¿Y lo divertido que es darle vueltas a la cabeza?

Gracias por lo de bien explicado, pensé que a lo mejor no se me entendería el concepto :)