sábado, 17 de septiembre de 2011

Mi sábado por la tarde

Hoy he dedicado la tarde a hacer jardinería.

Hace tiempo me compré dos potus para casa, pero uno de ellos se me cayó por la ventana y se estrelló contra la terraza de la vecina del bajo. La planta aguantó el accidente y no murió (¡estas plantas no mueren nunca!), pero tras el trasplante no acabó de agarrar bien.

He decidido traérmela a casa de Ratman, donde tiene unas macetas en el balcón de esas de obra, y plantarla aquí, a ver si los nuevos aires le van bien.

Este ha sido el resultado:


A ver qué pasa.
De paso también diré que tenemos una albahaca en proceso (bueno, dos albahacas, pero la otra no acaba de crecer). Así está tras cuatro semanas desde la germinación (la otra es ésa pachucha que se ve al fondo):




Qué ganas de comerme un plato de pasta con tomate maduro rallado y hojas de albahaca frescas. Ah, y aceite de oliva.
No he podido resistirme a plantar un par de semillas más, a ver si agarran.





Como bonus track aquí os dejo con una foto de los que me han hecho compañía durante la tarde: el Chicho (izquierda, negro, tres años de edad -creo-, y rompebolas por excelencia) y la Tuni (derecha, pureta de... no sé, diez años o así; malhumorada, está en tratamiento por estrés -tócate los cojones, con la gata-):













18 comentarios:

La Exorsister dijo...

Pues yo he hecho el vago, luego la comida, y luego el vago de nuevo, hasta que he tenido que salir a comprar un regalo de cumpleaños para esta noche.

Necesito un hobby, o un potus al que hacerle perrerías a ver si sobrevive.

(Tengo una planta en la oficina, pero debe regarmela la señora de la limpieza, porque siempre está la tierra húmeda)

La Exorsister dijo...

Y el de arriba es el típico comentario-divagación.

ulises dijo...

A mi albahaca después de deshojarla para hacer un pesto de 50 grs. la he dejado para el arrastre. Espero que recupere unas hojitas para hacerme una ensalada de tomate y mozzarella.
¿Los potos no son de interior?

Pecosa dijo...

Exor, pues los potus salen baratos, y las semillas de plantas también. ¡Móntate un huertecillo! ^^ Tanto hacer el vago no es bueno.

La Parra también está para divagar, no te preocupes.


Ulises, sí, es de interior, pero he querido intentarlo de todas formas. Donde la tenía se estaba muriendo y en el lugar donde está ahora queda resguardado y hay un toldo que cierra el espacio... vamos a ver qué pasa.

Pobre tu albahaca... pero qué rico el pesto... es que el estómago manda, jajajaj!!

Juanjo dijo...

Nosotros tenemos un poto (yo lo llamo asi) que nos ha crecido migollon...toco madera para que no se nos estropee de repente.Yo soy tambien el que se ocupa del trasplante de plantas...eso si,siempre un poco acojonado
Besos

Mike Aquarium. dijo...

Estas hecha toda una experta¡¡¡ :)

Un abrazo,.

vittt dijo...

dediqué la tarde de ayer a comprarle un regalo a mi sobrina y pasear librerías. hacía mucho tiempo que no me apetecía leer tantos libros. será que pronto oscurecerá pronto y toca recogerse antes.

tengo la cama junto a la ventana, en el alféizar de la ventana tengo una albahaca que no ahuyenta ni un mosquito, pero cada vez que sopla la brisa son dos años más de vida. la pasta, de hincarse de rodillas.

Pecosa dijo...

Juanjo, los potus (cada uno que los llame como quiera, faltaba más!) crecen rapidísimo. Y además lo aguantan casi todo. Mi fallo fue replantarlo en una maceta poco adecuada.


Mike, qué va. Lo que pasa es que soy autodidacta, experimiento y aprendo de las cagadas :)


Vittt, qué tarde más bonita la tuya. A falta de poder comprarme libros, la biblioteca de mi barrio es mi templo de peregrinaje.
Hoy me ha encantado levantarme y notar este fresquito... la verdad es que tengo ganas de que llegue ya el otoño, quién lo iba a decir.

Mi abuela en verano, cuando dormía en su casa, me ponía un puñado de flores de jazmín en la mesita de noche. Decía que ahuyentaba los mosquitos. No recuerdo si funcionaba, pero el olorcito que venía a ratos mientras iba quedándome dormida era una maravilla.

La Co dijo...

Me mató de amor que la Tuni esté en tratamiento por stress...
Yo también voy a plantar albahacas por dos motivos: los gatos se alejan de ellas y es un símbolo entre mi marido y yo.
Qué vivan las albahacas bajo la parra!!

Loco dijo...

Pues mientras leía esta entrada, levantaba la vista cada cuatro palabras para ver la planta que tengo al lado de la ventana.

Intentaba recordar cuando fue la última vez que la regué.

Gracias a ti, acaba de beber.

Misaoshi dijo...

Da penica la albahaca pochita xD

Joer, si es que las plantas o se te mueren a la mínima o no mueren. La vida es un fifty fifty, como las plantitas que plantas, que una te crece y la otra sale pocha xD

Pecosa dijo...

La Co, la Tuni es tremenda, te lo juro. Es una vieja malhumorada a la que no le habría venido mal un buen polvo en su juventud. Ahora tiene estrés y toma medicación. Eso es lo que pasa cuando no te cogen bien, jajajaj!
Tengo pendiente desde hace tiempo pasarme por ese rinconcito tuyo (mi cerebro es algo caótico y si no me apunto las cosas en la pizarra de la cocina no me acuerdo). Prometo hacerlo en breve.

Loco, jajajaj, yo era igual con las plantas, no me acordaba de regarlas nunca. Pero me pasó como cuando me apunté a pilates: al principio era una indisciplinada lo hacía de manera irregular, hasta que me acostumbré y al final se convirtió en una rutina más de mi vida.


Misa, estoy de luto. Tenia una poinsetia (esas plantas que se regalan en Navidad) que me regaló mi padre la pasada Nochebuena, y estaba la mar de maja, le estaban saliendo un montón de hojas nuevas y todo. Y de la noche a la mañana (¡literalmente!) se me muere. ¡¡Qué injusta es la vida!!

JuanRa Diablo dijo...

Un potus que se intenta suicidar, una albahaca pocha que quiere y no puede y una gata cabreá y con estrés. Si no son personajes de una comedia, que baje dios y lo vea xD
En mi casa solo sobreviven los cactus. El resto de plantas, tarde o temprano, se desmayan para siempre. Y no es que no las reguemos, ¿eh?
En parte, como la casa tiene aire mejicano los cactus le combinan bien, pero nos gustaría un toque de otros verdores. Pero mira, no puede ser. :(

PD. Jaja, palabra de verificación: Sicho (uyy)

Pecosa dijo...

Jajajaja, joder, JuanRa, dicho todo así de carrerilla es cierto que parece de película de risa, jajajaj!

Habría que hacer un estudio para ver qué les pasa a tus plantas, porque si las regáis y se mueren... va a ser que les tienes que hablar más, o algo... ;)

La Co dijo...

¡No te puedo creeeeeeeeeeeeer! Yo pensaba que la Tuni era una gata(!!!) Lo que demuestra que esa mujer está muy pero muy mal...

Pecosa dijo...

La Co, la Tuni es una gata, sí. Una gata vieja, amargada y virgen.

Superpatata dijo...

Menudo susto cuando le cayera la maceta a la vecina no? esperemos que no estuviera muy cerca.
La albahaca no tiene mala pinta, a ver si tienes suerte y sigue creciendo. Yo tengo una en mi casa, transplantada de una que nos dio mi abuelo y ha agarrado bastante bien. Anda que no da gusto echársela a las comidas con lo bien que huele. Además, si es de cosecha propia, casi que sienta mejor.
Saludos!!

Pecosa dijo...

Superpatata, creo que la vecina no estaba en la terraza cuando se cayó la maceta. Y si le cayó encima da igual, total, creo que ya de por sí le falla un cable.

Benditas las ganas que tengo de que crezca esa albahaca ya para comérmela a palo seco, si hace falta.