lunes, 11 de julio de 2011

Por si con las pecas no fuera suficiente, súmale lunares y verrugas

El otro día Ratman me dijo que me había visto un lunar nuevo. A mí me sonaba que ese lunar era una peca de toda la vida que habría crecido, pero como a veces me invento las cosas y además no me paro demasiado a mirarme el culo (bueno, sí; pero miro más la forma que el contenido), decidí que lo mejor era ir al dermatólogo a que le echara un ojo a ése y a otro que tengo en la espalda al que le da el solano cuando voy la playa (como ves, Exor, tu entrada me ha calao).
Pero en realidad el lunar ha sido la excusa perfecta para ir de una vez a mirarme esa especie de callo o ampollita rara que me había salido en el dedo índice de la mano derecha hace la tira de tiempo.


Hoy por fin acudo a la dermatóloga y tras entrar en su consulta, mirarme los lunares y decirme que vuelva tras el verano para echarles otra ojeada, me mira el dedo. Esto es lo que ve:

(Si se amplía la foto se puede ver la huella dactilar doblemente perjudicada -¡ays, pobre!- por dos bultitos, uno más grande en el centro de la yema y otro más pequeñito junto al mayor)


- Son verrugas - me dice la dermatóloga.
- ¿Ah, sí? - le contesto, aunque el "ah sí" pretende un "¿y ahora qué?"
- Generalmente se van solas...
- (¡bien!)
- ...pero lo ideal es quemarlas con nitrógeno líquido.
- (¿eso no es la cosa esa que puede matar a Superman?)
- Si quieres te puedo dar el nombre de un líquido para que te lo apliques tú en casa, o si prefieres puedo quemártelas ahora.
- Ah... - me cambia la cara y la mujer lo percibe - ...pues si eso déme el nombre y ya me lo hago yo en casa, que como viene verano y tal... - faltan tres semanas para que la doctora se vaya en agosto, pero da igual.
- Mejor te las quemo yo ahora y sigues tú en casa con el líquido.


He aceptado porque se veía buena mujer, y porque tengo una fe ciega en los médicos (cuando hablo de fe ciega lo digo en el sentido más literal: si me hacen un análisis de sangre, no miro; si me ponen una vacuna, no miro; si me queman verrugas, no miro; si me trajinean el ojo miro, pero sólo porque es difícil no mirar cuando te están sujetando el párpado para que lo mantengas abierto). Pero por mucha fe ciega que uno tenga en los médicos, a los que admiro y respeto, no mola nada ver como la doctora agarra un soplete (¡un soplete como el de los soldadores!) que tenía junto al teclado del ordenador (¡¿por qué yo no lo había visto?!) y me dice "esto te va a molestar un poco". Hostiaputa, que jiñe. Yo tenía entendido que las verrugas se quemaban con unas barritas de nitrato de plata o no sé qué chorrada, no con sopletes. El caso es que mientras yo miraba al infinito y respiraba hondo (ni que me estuvieran sacando un riñón) la doctora ha empezado a meterle caña. Primero ha sido una sensación agradable, se notaba como un fresquito parecido a cuando uno se echa espray de ese de futbolistas para los calambres. Pero luego no veas si ardía, la mierda esa. Me temblaba el dedito y todo.



Cuando he salido de la consulta con el dedo chamuscado me he encontrado con la mani que se hacía en contra del cierre del Hospital Dos de Maig (sí, genial), que en ese momento se encontraba cortando Travessera de les Corts. Así que me he quedado un rato allí para mostrar mi apoyo. Y porque hay cosas que aún me cuesta creerlas.

15 comentarios:

vittt dijo...

eres el sueño de un dermatólogo, pecs.
que no te pase como a un amigo mío que fue a que le quemasen una verruga y le saltaron un pezón, que no le pasó porque me lo he inventado, pero a que había molado?

Juanjo dijo...

Tengo en mi cuerpo mas granos que un adolescente en plena pubertad y me tengo que lavar la cabeza (que no el pelo) con un champu especial....asi que entiendo tu drama creeme
Eso si......ves con cuidado en el sol que no creo que les vaya muy bien a tus pecas
Besos

Pecosa dijo...

Vittt, y tú eres lo más grande. Qué arte tienes, niño.

No sé porqué te da por inventarte cosas, de verdad. Es algo que yo no hago nunca. Nogensmenys.


Juanjo, bueno, lo mío no es tanto drama, ya ves. Nada que no pueda solucionarse con un soplete. A lo mejor hay un soplete para los granos, oyes.
Lo del sol lo tengo súper controlado. No voy a la playa antes de las cuatro o cinco de la tarde y me pongo hasta las cejas de factor cincuenta.

JuanRa Diablo dijo...

En estos días procura no cometer ningún crimen, que esas huellas con un par de interrupciones... no sé, creo que te delatarían enseguida. Y más si nos chivamos, que te hemos visto el dedo como en microscopio. :0

Oye, nitrógeno líquido, manifestación en la calle... me han venido flashes como de peli americana de superhéroes. Tu en X-Men serías Super Pecosa, con lunares radioactivos. ¡No me digas que no! xDD

vittt dijo...

y toda desnuda me dijo, mira mi traje de lunares... qué arte.

Pecosa dijo...

JuanRa, pues fíjate que iba a comentar en el post todo lo contrario, que a lo mejor ahora es el momento de delinquir, así cuando se me hayan curado las verruas las huellas no coincidirán, ¿no? ¡Muahahaha!
Ahora, el que se chive cobra.

¡Oh! ¡Lunares radioactivos! ¡ME ENCANTA!


Vittt, ves como tengo razón... un maestro.

rafarrojas dijo...

jo, me ha puesto lo del traje de lunares... q mal estoy, jajajaja.... imaginate q se pudieran juntar todas las imperfecciones en un sitio del cuerpo... como un grano... como eso q se hace con el disco del ordenata de juntar todo lo grabado en un solo sector (optimizar, creo q lo llaman)... y luego poder explotar el grano... gros! agggqueroso, oiga.... pero imaginatelo... y lo que quedaria de mi seria una ceja... pero oye, que bonita ceja, jajajaj

Pecosa dijo...

Rafa, pues ya somos dos (y oye, págale un billete a tu mujer y que vaya a hacerte un favor, hijo, que te va a dar algo).
No sé si he entendido lo del grano y la ceja y optimizar defectos.

ulises dijo...

Has matado dos pájaros de un tiro. Te has quitado la verrugo de bbruja piruja y has sido solidaria con los manifestantes.
Yo me quité un par de ellas con un líquido de farmacia que te las secaba y luego las tenías que limar. Era un coñazo. Está mejor lo del dermatólogo.

Anónimo dijo...

Tomi:
Tienes que hacer un inventario de pecas y lunares, y ponerles nombre, cíidalas y mímalas porque Pecosa no sería Pecosa sin sus pecas. Y porque te sientan tan bien......

Pecosa dijo...

Ulises, un poco bruja sí, como todas.
La semana que viene haré lo del liquidito, porque el dermatólogo va por mútua. En todo caso, cuando vuelva después del verano que le eche un vistazo.


Tomi, jajaja, gracias, sí que las cuido, sí. Pues una vez me puse a contarlas (las de la cara no, que es un follón, las otras) y oye, resultó ser que tenía más de las que creía. Ahora, eso de ponerles nombre no vale la pena, tengo tan mala memoria que se me olvidarían enseguida ;)

nexus. dijo...

Ja, ja, ja...joder Pecosica, tienes unan habilidad para contar hasta las cosas mas chungas con gracia (será herencia genetica de tu yaya?)...tía, eres una mujer, UNA TÍA, un portento de la naturaleza, capaz de subyugar al hombre, de dominar el mundo. Las mujeres paren (se dice así?, bueno, dan a luz), ja, ja, ja, que caña.

Ah! por cierto, lo que mataba a Superman eran los callos a la madrileña, creo.

Yo no tengo fe ciega en los medicos, ni siquiera bizca, no me fio demasiado, en una ocasión, tras un aparatoso accidente en moto (bueno, no fué tan aparatoso, pero hace tiempo que me apatecía decir esa frase) mientras una medica del servasa me cosía EN VIVO (como el telediario) porque me quejé un poco, se pusdo como una loca a gritar ¡Un parto!, ¿un parto os daría a pasar a los tíos!, joderq, que culpa tenía yo si le había dejado el novio? que mala leche!!!

Anda si le voy yo con una berruguilla así a aquella tía loca...
Y si, desde luego, habría que hacer un inventario de tus pecas, por si algún día las hacen bien inmaterial de la humanidad o algo asi, no?
Un abrazo.
salud y República!!
Nexus.

Loco dijo...

JAjajaj, lo del soplete no tiene precio. Pagaría por verlo.

Pecosa dijo...

Nexus, creo que sí que soy una mujer, sí. Sino no entiendo lo del par de tetas. Y lo de la gracia... pues digo yo que será por esto de ser charneguilla, y un poco payasa también, para qué lo vamos a negar.

En mi vida me he comido un plato de callos, pero me gusta mojar pan en el caldito.

Yo también he querido decir siempre lo de aparatoso accidente. La próxima vez que me caiga con la bici lo digo. Y es cierto, los hombres tendríais que pasar por un parto. O una regla dolorosa, al menos.

Todo con cariño, ya lo sabes ;) Un abrazo!


Loco, pues ya sabes, cuando te salga una verruguilla vete directo al dermatólogo y verás qué diver.

Anónimo dijo...

Pues dile a tu dermatologa que te haga alguna prueba más si no te desaparece. Porque yo tengo una que por lo que parece en la foto es identica y me hicieron una biopsia para saber seguro lo que era y resultó ser una tipo de peca muy extraña