viernes, 1 de julio de 2011

Cita sin cafeína

'Basta que te vayas de vacaciones o sea tu cumpleaños para que te venga, La Regla es una señora que tiene poderes sobre las cosas, y es muy hija de puta. Dios no existe, pero La Regla sí.'





13 comentarios:

Pecosa dijo...

HERMANA: Tía, qué profundo. Se me ha quedado cara de gilipollas y todo.

Anónimo dijo...

Tomi: Ay San Gregorio San Gregorio....
Sabeis que sois el único animal que sangra durante días y no se muere...
Vale, es un chiste machomalo..
La verdad si me pasara eso cada mes, estaría deprimido, no sólo durante... Si no todo el tiempo, sólo de saber que el mes siguiente me tocaba otra vez. Coñazo de naturaleza...
...Bueno, pero y los pecosines-pecosinas tan salaos que gracias a esa misma naturaleza tendrás...??

Pecosa dijo...

Tomi, San Gregorio ¿de qué es santo? ¿De la regla? ;)
Un poco animales sí que somos, algunas son víboras, otras zorras, otras lagartas, ¡jajajaj!

Y no estarías deprimido, estarías deprimido, luego enfadado, luego super feliz, luego apático, luego deprimido otra vez... Es lo que tienen los cambios hormonales, y cuando no estamos prementruales, estamos postmenstruales, y sino estamos ovulando, y sino... en fin.

Respecto a los pecosines-pecosinas... con suerte será UN pecosín o pecosina, y a este paso me parece a mí que a lo mejor acabo con perro ;)

vittt dijo...

la virgen de regla también existió. hasta que tuvo un retraso.

Juanjo dijo...

Tienes mas razon que una santa (si es que las santas tienen razon)...a mi mujer siemprte le ocurre exactamente asi
Besos

Pecosa dijo...

Vittt, jajaja, por eso no le rezo, no vaya a ser que me pase lo mismo.


Juanjo, ¿ves? Dile a tu mujer que no es Murphy, es La Regla, ente poderoso donde los haya.

Anónimo dijo...

Tomi:

...Sí, santo patron de la menstruacion SANGREgorio...
Acabo de reeler el post de tu abuela... "Esque las vi en el Lide..." jajaja Me he reido como la primera vez, es como si la conociera... jajaja.

JuanRa Diablo dijo...

El cerebro femenino recibe millones de mensajes de protesta, "¡Basta, es un engorro en el mundo moderno. No nos gusta!"
Así que seguro que de aquí a unos miles de años la cosa evolucionará a mejor.

Solo hay que tener paciencia.

rafarrojas dijo...

La Regla se inventó para darles una excusa a las mujeres para tener cambios de humor. Pero los hombres, ¿qué excusa tenemos? Porque yo me veo sujeto a fuerzas que menean mi ánimo de forma igualmente brutal y aleatoria: de frío a calor y arriba y abajo y de aquí para allá, en un ciclo (imperfecto), más parecido a una cordillera de humores cambiantes q estuviera condenado a recorrer eternamente, Sísifo gilipollas. Oh, ojalá tuviera la Regla, porque no hay santo patrón que justifique mi locura ni mi estupidez, ni los desniveles constantes de hormonas y sentimientos. Puto ciclo. También los hombres.

Pecosa dijo...

Hostia, Tomi, no lo había pillado. Soy fatal para los chistes, tanto para contarlos como para entenderlos, se me tiene que explicar todo ^^'


JuanRa, ¿¿no podría ir todo un poco más rápido?? Yo con que no doliera, estaría más que satisfecha. Te puedo asegurar que de la resistencia al dolor que he desarrollado, desesperaría hasta al malo de Saw.


Rafa, tienes razón, lo de los hombres no lo entendéis ni vosotros. Yo ya he aprendido que hay que hacer como con las mujeres: cuando un hombre tiene el carácter alterado, hay que pasar olímpicamente de él, ya se le pasará. Al menos es lo que hago yo y lo que recomiendo que hagan conmigo.
No, si al final hombres y mujeres no somos tan diferentes...

Loco dijo...

+1 al comentario de Vitt.

La próxima vez espérala con la escopeta cargada.

nexus. dijo...

perdona que sea tan prosaico en mi comentario, pero...no se pùede controlar con las jodidas pastillas anticonceptivaaaas...?
Pues eso.
Un saludo.
salud y República!!
nexus.

Pecosa dijo...

Loco, me han dicho que le puedes disparar con lo que sea, pero que hasta los cuarenta o cincuenta tacos no se muere, y encima te deja de un tocao...


Nexus, a mí las anticonceptivas me atacaban al hígado, así que las dejé. Cuando duele, ibuprofeno a saco. Mano de santo.